Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Bienvenidos a las Fallas

fire isolated over black background

José Antonio López
El ambiente ya está a tope. El color del cielo, los aromas a hierba fresca confundidos con el olor a la pólvora, la alegría en las calles, la música sonando en cada rincón. Fiesta. Una de las más grandes del mundo, la nuestra, la de todos los valencianos que nos abrimos en un grandioso abrazo de amistad para recibir a todas las personas de gran corazón, dispuestos a pasarlo bien.

Monumentos efímeros que han tardado un año en construirse y que serán pasto de llamas. Volverán a renacer con más fuerza, con más ilusión, con más amor.

Algunos medios de comunicación se empeñarán en decir, casi exclusivamente, la cantidad de dinero que cuestan nuestras fiestas. Pocos dirán la cantidad de gente que tiene trabajo todo el año gracias a ellas y menos profundizarán en la importancia de las tradiciones y en la amistad que une a miles de falleros orgullosos de su condición.

No habrá más que esta pincelada de crítica en esta Trituradora. Hoy, lo que queremos es que, cuando pasees por Valencia, cuando vengas a nuestra ciudad, lo pases de maravilla y te lleves el mejor recuerdo de estas fechas.

Como lo nuestro es la gastronomía, a ti, que has elegido nuestro medio como base de información gastronómica, te vamos a recordar algunos lugares, templos del buen saber en la cocina, que debes de visitar.

Cualquier establecimiento en Valencia tiene y merece nuestros respetos. En todos se encontrará bien, pero también entenderá que resaltemos algunos cuantos.

En la zona de Aragón (Felipe Mª. Garín, 4) el Restaurante 534. Pase a disfrutar de él y póngase en manos de Raquel, César y Kike.

Un poco más adelante, el Restaurante Ginebre (Eolo, 7) es lugar de visita obligada, además de por su cocina, por sus gin tonics. Saluden a Javier, la amabilidad personificada.

Si andan un poco por la calle Yecla, se encontrarán con Les Maduixes (Daoiz y Velarde, 4). Sin duda la referencia valenciana de los restaurantes vegetarianos pero… de categoría. Saluden a Nuria y, si tienen suerte, compartirán conversación con Marina y Paco. Todo un lujo.

Volviendo a la zona de Aragón.

Román, les espera en el Restaurante Tonyina ( Chile, 3). Sitio acogedor donde los haya y curioso porque cocinan sin fuego. Ustedes verán. Maravilloso.

Coqueto, acogedor y vital Restaurante The Book (Antonio Suárez, 29) la realidad de dos grandes profesionales que echaron el ancla en Valencia. Kevin y Alfonso. Un dúo para la historia.

Cerca de estos dos templos, un tercero La oveja negra (Vicente Sancho Tello, 20). Un clásico con mucha historia escrita y que se trasladó a esta zona hace poco tiempo. Pregunten por Javier y por Sonia.

Cruzando el río, en la famosa Plaza de Cánovas del Castillo, en el n.º 8 están Paco y Carmen, alma, corazón y vida de Bobal. Su fachada les identifica, su amabilidad, saber estar e ilusión, les hace grandes.

Subiendo por la Gran Vía Marqués del Turia, a la altura del 46 se van a encontrar con Saona. Recién ampliado. Gonzalo ha echado el resto con el fin de conseguir mejorar el local que, ya de por sí, era magnífico.

No se olviden, en la Gran Vía de Aquarium nuestro local de culto. Especialidad de combinados y una estación que hay que cumplir. Arturo y su equipo les sorprenderán.

Callejeando por la Gran Vía en la calle Hernán Cortés,20 Tapería Hispania con Kike a la cabeza. Personal entregado a dar de comer bien y a que se disfrute de sus instalaciones.

En la calle Isabel la Católica, al principio, haga un alto en Casa Vela. Charcutería de alto nivel y muy buenos vinos para tomar allí mismo y reponer fuerzas.

En la misma calle Restaurante Mosaico en el 22 concretamente. Carlos, Ángel y su equipo les prepararán unos arroces de locura. Lugar para tomarse las cosas con tranquilidad.

Saltando hacia otra zona –en fallas hay que andar– visitaremos la de Abastos.

Lloc de Tapes lugar simpático y agradable donde los haya. Está en la Calle Marqués de Zenete, 7. Disfruten con Miguel Ángel, cabañalero de pro. Déjense aconsejar por él.

El Palacio de la Cuchara está un poco más adelante en la Plaza Obispo Amigó, 5. Restaurante Montes, el genuino, el de toda la vida. Para buenos comedores sin prisas. Luis y Carmen les atenderán en la sala.

No me olvido de Tapavid en Historiador Diago, 24. Miguel y Chelo elaboran las tapas de toda la vida con el toque especial del cocinero curtido en mil batallas.

Cuando vaya al centro, junto a la Plaza del Ayuntamiento, no deje de visitar Vino Tinto (San Vicente Mártir, 44) precioso local que, bajo la dirección de Javier está asombrando a propios y extraños.

Por último, si va a la zona de Campanar, no deje de saludar a Julio e Inés en su coqueto Restaurante Ciro está en la Plaza Papa Juán Pablo II, en el número 4. Otro lugar con encanto.

Hasta aquí. Tienen más información y mucho más detalladas en las distintas secciones de nuestra página. Este ha sido un botón de muestra de lo que les recomendamos. Por lo demás, pásenlo en grande, disfruten de nuestras fiestas y de la amabilidad de nuestra gente y enamórense de nuestra ciudad.

Gracias por venir.

Un comentario en Bienvenidos a las Fallas

Bombonparati el 18 marzo, 2015 a las 6:14 pm:

Había una vez en tierras del sur de España, un buen hombre, compadre de todo un pueblo, al que conocian y querian en todo lugar donde bien se comiera. Le imagino leyendo esta entrada y afirmando lo bien enterado que esta este chiquito.

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.