Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

¿Y si El Renegado fuera el rincón más bello del mundo?

28 mayo, 2021

Texto: Jaime Nicolau / Fotos y vídeo: Fernando Murad y Vicent Escrivá

Hay veces en las que es difícil trasladar la grandeza de un proyecto con un puñado de palabras. Ocasiones en las que estás tan convencido de estar ante una belleza tal, que tu subconsciente no para de imaginar un titular que sea capaz de contar lo que sientes. Eso ocurre en El Renegado. Es el hogar de Bodegas Nodus, uno de los proyectos vitivinícolas más importantes del levante español, aunque en el artículo de hoy sus excelentes vinos serán lo de menos (tendremos tiempo). Hoy todos los focos son para una finca a las puertas del Parque Natural de las Hoces del Cabriel, a caballo entre las poblaciones de Caudete de las Fuentes y Venta del Moro. Hoy nos dejamos cautivar por El Renegado porque, si no lo conocen, le invitamos a hacerlo contándoles la brillante apuesta por el turismo de paisaje, de silencio, de calma y de desconexión de esta bodega que dirigen Adolfo de las Heras y Almudena Dehesa.

Empezaremos por el argumento más contundente que atrapa al visitante para siempre. El Renegado cuenta con cerca de 500 hectáreas en las que el horizonte siempre lo dibuja el viñedo que rodea la bodega, salpicado de un bosque que muestra la puerta de entrada a un de paraje único que separa la Comunidad Valenciana de Castilla-La Mancha: el Parque Natural de las Hoces del Cabriel. Orientada al mediodía cuenta con una altitud de 800 metros sobre el nivel del mar. Las parcelas se suceden unidas por serpenteantes caminos que dejan a su paso puntos de parada obligada con 8 maravillosas encinas centenarias, catalogadas como árboles monumentales. Mención especial para la encina que preside la bodega y que ha sido llevada hasta la etiqueta de alguno de sus vinos. Pero si tenemos que quedarnos con una sería con ella. Guapa y coqueta emerge en una de las parcelas de viña majestuosa. La han bautizado como La Señorita y es una de las encinas más bellas que jamás hayan visto. El paseo que une las 8 está señalizado y es una experiencia única. También lo son los aljibes, las propias viñas…

La atracción que el paisaje ejerce sobre el visitante en El Renegado es impresionante. Pero no es el único motivo para disfrutar de una de las experiencias enoturísticas más completas de cuantas podemos vivir en el mundo del vino mediterráneo. Y es que a esa belleza natural incomparable, el visitante de Bodegas Nodus puede completar su estancia con la gastronomía autóctona de la comarca en el Gastrobar 8 Encinas o en el Mirador Nodus, con unas vistas excepcionales, en perfecta armonía con los vinos y aceites que elaboran en la casa. Pero además, la oferta se completa de manera brillante con el Hotel Entreviñas.

La oferta gastronómica y el Hotel Entreviñas

Desde hace años completar una oferta enoturística a la altura de este paraje era uno de los sueños de Adolfo y Almudena. Poco a poco han ido dando pasos en pos de aquel sueño que tantas veces dibujaron en su cabeza y la gastronomía autóctona siempre ha sido uno de los patrimonios de la zona que pretendían poner en valor en armonía con los vinos y aceites nacidos en la finca. Por eso ha nacido el Gastrobar 8 encinas, un lugar en el que el enoturista puede enriquecer su visita con las dosis de «inolvidable» que deseen, desde la tradición valenciana de la cultura del almuerzo a una comida típica de estas tierras de interior. Pero no es el único espacio mágico. Si la visita es de un grupo o empresa, también pueden completar su estancia con una comida en el Mirador Nodus. Se trata de un espacio con mucho encanto en el que disfrutar de unas vistas excepcionales.

Pero no hemos terminado. Todavía quedan más ingredientes que hacen de El Renegado un destino idílico. Amanecer o anochecer entre viñedos o bajo unas de las encinas centenarias es posible si el visitante decide alojarse en el Hotel Entreviñas, dentro de la propia finca. Cuenta con 9 habitaciones dobles y una suite, así como dos apartamentos, decorados con exquisito mimo. Raquel y Gori, que conocen el proyecto desde sus inicios, serán los encargados de hacer sentir a los visitantes como en casa. Y para los que quieren más emociones, todo se puede completar con los deportes de aventura en el cercano Parque Natural de las Hoces del Cabriel.

Hoy la finca anda muy cerca de todo aquello que soñaron Adolfo y Almudena convirtiéndose en una de las propuestas enoturísticas más completas del mediterráneo. Pues sí, todo esto es El Renegado, el hogar de Bodegas Nodus. Posiblemente, uno de los rincones más bellos del mundo.

200507-a-sorbos-y-bocados-800x200px

 

Artículos en imágenes

Un comentario en ¿Y si El Renegado fuera el rincón más bello del mundo?

Bodegas Nodus, enoturismo en los medios de comunicación | Bodegas Nodus el 8 junio, 2021 a las 1:20 pm:

[…] primer lugar, uno de los reportajes más destacados de lo que llevamos de año ha sido el titulado ‘¿Y si El Renegado fuera el rincón más bello del mundo?’ y que fue lanzado en el programa ‘A sorbos y bocados’ de Plaza TV (Valencia Plaza) y 5barricas. […]

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.