Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Verónica Romero: “Sabía que los viñedos me estaban esperando aquí”

25 septiembre, 2020

“Con todo lo urbanita que quería haber sido, he terminado siendo rural”, constata divertida Verónica Romero, ingeniera técnica agrícola, enóloga, y viajera: después de sus estudios trabajó y viajó por Francia, y a punto estuvo de acabar en el hemisferio sur, pero ha terminado por volver a sus raíces, en el territorio de la DO Utiel-Requena.

“Para mí era muy importante salir al extranjero y ver otras maneras de trabajar. Sabía que los viñedos me estarían esperando aquí”.

Y así fue. De vuelta a casa, encontró trabajo rápidamente. “Me interesaba mucho la enología, pero por mi perfil me ofrecían puestos más relacionados con la viticultura”, explica. La vida nos conduce a veces por caminos diferentes a los que habíamos planeado, pero que toman sentido.

En su caso, con el relevo de su padre, viticultor, una opción que “no estaba en sus planes” inicialmente, pero con la que está muy satisfecha. En lo personal, le ha brindado la posibilidad de volver a estar cerca de familia y amigos, y en lo profesional ha sido el culmen de una pasión por la viticultura fraguada a fuego lento desde hace años.

Su incorporación al proyecto familiar fue en febrero de 2019, coincidiendo con el inicio del ciclo de la vid. “Me gusta porque es un trabajo manual y de conocimiento. Es un modo de vida”. Y reivindica la importancia de estar al pie del cañón. “Te tienes que implicar, trabajando cada día en la viña aprendes a conocerlo y a  saber cómo se comporta.

Está centrada especialmente en sus viñas de vaso, más viejas. Las propias, pero también recuperando las de algunos familiares y personas cercanas que de lo contrario serían abandonadas. “Llevo tres años podando una parcela de Bobal casi centenaria plantada por mi bisabuelo, y este año por fin tiene cosecha”, anuncia con emoción.

¿Y la enología?: “Me encantaría hacer mi propio vino, pero para eso lo más importante es saber bien qué tengo en el campo, cómo son los suelos y cómo se comporta cada viñedo, para saber qué puedo hacer con cada uno de ellos. Ahora que se acerca la maduración, estoy deseando ver el resultado de este primer año de trabajo”.

200924-chozas-carrascal-800x200px

 

Artículos en imágenes

Un comentario en Verónica Romero: “Sabía que los viñedos me estaban esperando aquí”

Finca el oratorio ,masdache el 25 septiembre, 2020 a las 11:45 pm:

Soy eugenio romero de lanzarote ,tengo unos viñedos de malvacia volcánica y me ha parecido muy importante tu decicion para con la recuperación de los viñedos antiguos haciendo honor a nuestros antepasados, saludos

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.