Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Nodus: el bello sueño que hace 37 años dibujó don Adolfo de las Heras

30 septiembre, 2022

Texto: Enrique Solves /Fotos: Paula Lázaro /Vídeo: Vicent Escrivà, Paula Jiménez y Fernando Murad

Es imposible no emocionarse cuando recorremos la Finca El Renegado con don Adolfo de las Heras. Allí, a escasos kilómetros del Parque Natural de las Hoces del Cabriel, se estableció hace 37 años el hogar de lo que hoy es Bodegas Nodus. Viajamos hasta este incomparable paraje para vivir desde dentro la VIII Vendimia El Renegado, un evento que volvió a servir para apretar, más si cabe, ese lazo entrañable que ha establecido la firma con sus clientes y amigos (la mayoría de los asistentes del sector hostelero). Una jornada pensada para el disfrute, las experiencias y las relaciones personales llenas de momentos de calma y desenfado, tanto que incluso fueron los propios invitados los que vendimiaron en una de las parcelas de El Renegado.

Don Adolfo de las Heras ha sido durante toda su vida, cuenta con 87 primaveras, lo que hoy definiríamos como un emprendedor nato. Con mucho esfuerzo apostó primero por el aceite y, unos años después, por el vino adquiriendo El Renegado. Su cabeza, todavía hoy, no para y siente un tremendo orgullo de ver que «sus hijos», Adolfo y su mujer Almudena, han seguido sus pasos dando una consistencia espectacular a aquel sueño.

Todo preparado para la ocasión con un esmero excepcional con un enorme despliegue de medios y de hospitalidad por parte de todo el equipo de la bodega. Más de 120 invitados, en su mayoría del sector hostelero de la Comunitat Valenciana, entre los que encontramos caras tan destacadas como la de Carlos Boga, director del Hotel Las Arenas de Valencia; Vicente Barberá, del Restaurante San Patricio de Alginet, o los automóviles de las marcas Audi, Volkswagen, Seat y Skoda de Levante Wagen. Nadie quiso perderse esta octava Vendimia El Renegado. Adolfo de las Heras hijo, actual propietario de Nodus, junto con su mujer Almudena Dehesa y Sergio Viana, uno más en la familia De las Heras, ejercieron de anfitriones junto al resto del equipo de la bodega y recibieron a los asistentes con los brazos abiertos, mostrando una enorme ilusión por poder celebrar este día junto a sus clientes con los que llevan colaborando cerca de dos décadas.

Como no podía ser de otra forma, la primera parada fue en una de las ocho encinas monumentales que se reparten por la finca como una sinfonía perfecta orquestada por la naturaleza, concretamente en la que da nombre a la finca. A sus pies los asistentes pudieron degustar el excelente jamón ibérico de Señorío de Montanera acompañado de los bollos de embutido típicos de esta comarca. Para armonizar con las viandas, dos vinos de Nodus (Merlot Delirium y Chardonnay). Allí Sergio Viana y Adolfo de las Heras dieron la bienvenida a la jornada antes de que apareciera don Adolfo de las Heras, el «padre» de lo que hoy es Nodus, que recibió inmensas muestras de cariño de los asistentes y no ocultaba en absoluto la evidente emoción y felicidad que le produce ver en qué se ha convertido aquello que soñó hace 37 años.

La segunda parada también se produjo a la sombra de otra de las bellas carrascas hasta la que llegaban los invitados caminando y disfrutando de unas espectaculares vistas a las viñas, pasando por uno de los dos aljibes árabes que hay en la finca y que la conectan por debajo de la tierra. Allí hubo degustaciones de sushi junto al excepcional cava de Nodus. Y llegó el momento de tomar las tijeras y el capazo y ponerse a vendimiar en el viñedo colindante con don Adolfo de las Heras rompiendo el hielo, pues agarró las tijeras con determinación se acercó a una cepa con la misma alegría de antaño. Todos tuvimos la oportunidad de vendimiar y la experiencia es más que recomendable que permite catar la uva directamente de la vid, en este caso de la variedad tinta de las que trabaja Nodus. Una uva que durante este año ha sufrido condiciones bastante inestables: fuertes lluvias en primavera, mucho calor desde mayo y ahora lluvias irregulares de nuevo. Adolfo de las Heras, actual CEO de la firma, comentaba que, tras 25 vendimias, lo que hay que tener es «mucha paciencia para ser capaces de tomar la decisión de coger la uva en su momento adecuado para poder hacer los mejores vinos».

Tras el aperitivo, pusimos rumbo de nuevo a la bodega. A sus puertas nos esperaba un espectacular montaje con un almuerzo campero que pondría la guinda a la jornada. Una zona con embutidos y quesos de la zona, distintos aperitivos que también se pueden degustar durante todo el año en el espacio gastronómico Las Ocho Encinas, ubicado en la propia bodega y los vinos de la firma como acompañantes perfectos. La guinda la puso Jose Rosell con los productos de Vacum, carnes de máxima calidad elaboradas con mimo a la brasa para acabar de deleite de los allí presentes.

Antes de marcharnos, tocaba detenerse, contemplar, disfrutar y respirar. La mirada se pierde en la finca El Renegado, que se extienden hasta el horizonte ofreciéndonos una vista espectacular del viñedo y el espectacular Parque Natural de Las Hoces del Cabriel. Así uno entiende la majestuosidad del proyecto y regresan a la cabeza de manera irremediable las palabras de don Adolfo: «Me siento emocionado y feliz de ver hecho realidad aquel sueño de hace 37 años».

220516-do-ur-800x200px

 

 

 

 

0 comentarios en Nodus: el bello sueño que hace 37 años dibujó don Adolfo de las Heras

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.