Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Nico y los vinos naturales. Bodega en casa para viajes virtuales

9 abril, 2020

David Blay Tapia

Teníamos previsto, justo antes de la pandemia, comenzar a viajar virtualmente una vez al mes por las historias de Nicola Sacchetta, que nos contaría dónde estuvo y con quién para descubrir las numerosas referencias de vinos naturales que ofrece (hasta que se demuestre lo contrario) la Bodega Anyora.

El concepto de traslado no físico, evidentemente, lo vamos a poder mantener. Pero antes de iniciar los capítulos, aprovechamos para preguntarle qué no va a poder hacer y en qué situación se encuentra en estos momentos un italiano afincado en Valencia.

Que no debe ser del todo mala cuando dispones de una más que nutrida y variada bodega de vino en tu casa. Y no porque hiciera acopio antes de que se decretara el Estado de Alarma, sino porque esa cantidad es el fruto de lo mucho que ha ido recogiendo para posteriormente seleccionar y ofrecer a sus clientes.

Como una suerte de Juegos Olímpicos (aunque con celebración cada dos años) no podrá viajar como tenía previsto a Vinoble en Jerez, posiblemente uno de los mejores salones internacionales del mundo. Pero lo palia con sus encuentros a través de la cuenta de Instagram @vinoteka_natural, donde hace directos con gente de referencia como Borja Pérez.

Cuatro encuentros de media hora a la semana con viticultores. No quiere Nico agobiar más a la gente con conexiones ni hacerles disponer de una hora de su tiempo en ello, por lo que limita los minutos y dirige las preguntas al grano. Algo que tiene previsto hacer con sus homólogos italianos a partir de la semana que viene. Porque de algún modo tiene que visualizar y hacer visible su tierra.

En esos tránsitos imagina que se encuentra físicamente en Andalucía junto a Willy Pérez y se toma con él un Añina, como cuando visitó en un septiembre que ya parece muy lejano siete bodegas en tan solo cuatro días. Que bebe Amorro (de manera literal y figurada) saboreando un caldo nacido del Palomino ancestral. O que retorna a 2015, cuando todavía no había encontrado el camino de lo natural pero sí uno de tierra que le llevó a bodegas casi inexploradas en Tenerife.

Tiene tanta fuerza su discurso que hasta una compañera que no bebía vino le está pidiendo más material para catas caseras tras descubrir que muchos de ellos sí le gustan. Mientras tanto, en su trinchera vinícola todavía le quedan muchos por probar. Aunque seguro que lo que prefiere cuanto antes es poder compartirlos.

200317-manchuela-800x200

Artículos en imágenes

0 comentarios en Nico y los vinos naturales. Bodega en casa para viajes virtuales

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.