Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Les Useres conquista a los amantes del vino con su VIII edición de la Fira del Vi

3 junio, 2022

Ester Cifre / Foto y vídeo: Fernando Murad, Vicent Escrivà y Pedro R. Arias. 

Nos escapamos de la ciudad con destino a Les Useres. Su octava edición de la Fira del Vi es una cita obligatoria y una gran oportunidad para conocer y saborear nuevos vinos y nuevas añadas. Esta tierra, situada a escasos treinta kilómetros del Peñagolosa, reúne en su feria a cinco bodegas que, por fin este año, logran llenar las calles de este pintoresco pueblo con sus más exquisitos vinos. 

Llegamos a Les Useres y nos recibe un aroma a ascua y humo que anticipa el olor a pan tostado como primer paso para construir un almuerzo típicamente valenciano. Recorremos unos metros y enseguida vemos el recinto, donde convergen los stands de las bodegas con otros que exhiben embutidos, mermeladas, quesos, buñuelos, turrones y productos de un horno tradicional. Un sinfín de estímulos para los sentidos que enseguida sumergen al visitante en ese microclima de feria que tantas ganas se tenía por volver a vivir. 

Entre la multitud del evento nos encontramos a Jaime Manuel Martínez Andrés, alcalde de Les Useres, que nos explica la importancia de la feria para promocionar el producto y también, para dar a conocer el valor turístico del territorio. «Es un orgullo recuperar esta feria que se inició hace ya diez años y que tiene como principal objetivo poner en valor el vino de nuestra tierra. Cuando en la provincia de Castelló desaparecieron todas las bodegas, Les Useres fue de los pocos pueblos que logró mantener la producción, y desde entonces, el vino forma parte de nuestra cultura», explica. 

Una cultura del vino que entienden y apoyan desde la Diputació de Castelló con proyectos sostenibles como los que presenta Ignasi García, diputado de Sostenibilidad. «Queremos garantizar una soberanía alimentaria donde los pequeños productores de nuestras comarcas, que viven de la tierra, sean los que nos den de comer. Nosotros apoyamos a los agricultores y al sector vitivinícola de la provincia con iniciativas, que se pondrán próximamente en marcha, para gestionar y valorizar los subproductos que se generan tras la producción del vino. Todo ello para conseguir un impacto ambiental mínimo», declara. 

 

Bodega Vinya Natura 

Seguimos caminando por la feria y nuestra primera visita es en el stand de Vinya Natura. Allí encontramos a Esteban Martín Navarro, responsable de la bodega, que nos explica que es «todo un orgullo» estar en la Fira del Vi ya que les Useres es la tierra donde se ubican parte de sus viñedos. Como novedades, presenta las nuevas añadas de El Barranc de l’Infern  blanco y el Barranc de l’Infern tinto y, además, trae desde su producción en Requena su Cava Babel. «Hacemos los vinos de la forma más natural y cercana posible. El vino viene de la uva y ella es la verdadera protagonista», comenta. 

 

Bodega Barón d’Alba 

Continuamos el recorrido entre la multitud, esquivando las barricas que a modo de mesas se esparcen por todo el recinto, hasta llegar al espacio de la bodega Barón d’Alba. Sonia Valero, enóloga, sirve copas de vino y explica a los visitantes las singularidades de su producto. Nos comenta que para ellos es una gran oportunidad porque la feria representa un gran altavoz para su vino que se cultiva en «una zona vitivinícola históricamente relevante». Para esta ocasión trae una selección de sus vinos blancos y tintos destacando el Clos d’Esgarracordes Llevant blanco y su Clos d’Esgarracordes tinto crianza 2018. Valero, también nos habla de las actividades de enoturismo que presentan para este verano. Los interesados podrán disfrutar de una visita completa por las bodegas y una cata de vinos a los que se unirán productos de proximidad que completan la experiencia. 

 

El arte sobre copas 

Y antes de continuar nuestra andadura, nos detenemos ante un sonido extraño que se percibe por encima del bullicio de la gente. Encontramos un pequeño rincón al sol donde está Roberto Gómez, un artesano que graba a mano las copas de vino que los visitantes le traen. Graba en la copa con sutileza teniendo en cuenta la fragilidad de un material como el cristal que con un mal gesto se rompe en mil pedazos. Allí nos cuenta que este es un oficio heredado de su padre y que con los años logró aprender a trabajar con materiales como el cristal o la madera. Su técnica, que cuenta con un siglo de antigüedad, es del todo curiosa ya que para poder grabar la copa de forma manual, él debe escribir de forma inversa a la natural y ahí radica gran parte de la dificultad de este peculiar trabajo. 

 

Bodega Flors 

Volviendo a nuestra particular peregrinación por la Fira del Vi, nos encontramos con el stand de Bodega Flors. Vicente Flors, el propietario de la bodega, nos enseña las nuevas añadas del conocido vino blanco Flors de Tarongers y de Blanc Clotàs de una fermentación de 5 meses en barrica. «Cuando la gente prueba un buen vino, le gusta. Y además si ese vino se acompaña con buena comida como la que hay en esta feria la experiencia se completa», explica. Esa sinergia es, precisamente, la que pone en valor en sus catas nocturnas que realizan durante los meses de verano. En ellas, la bodega ofrece al público una cena elaborada por un restaurante de Castelló que se marida con sus vinos y que, al finalizar, se completa con una experiencia única en la que un astrónomo interpreta las estrellas. 

 

Mollet, Vi y Cultura 

Nos espera en su stand Juan Carlos Pavía, propietario de la bodega Mollet, Vi y Cultura, donde nos invita a una copa de su particular vino. «Volvemos a la normalidad, a encontrarnos con amigos, a probar el vino de los compañeros de las demás bodegas y volvemos a mostrar nuestro producto al público que viene a visitarnos», explica. Este año, como novedad, presentan Les Mares un proyecto en el que utilizan la variedad garnacha tinta para hacer dos vinos: producen un vino blanco y un vino rosado de la misma partida de uva, aspecto que lo hace «totalmente singular». 

Como presidente de la IGP de Castelló, Pavía explica que esta feria es una gran oportunidad para que el propio público de la provincia pruebe y conozca el vino que se produce en la propia región. «Me gustaría mucho, como presidente de la IGP, poder traer a todas las bodegas que están en la provincia a esta feria. Sobre todo para  fomentar aún más el consumo del producto propio y dar a conocer un vino que es de alta calidad», declara. 

 

Bodega de les Useres 

Última parada en nuestro recorrido por las bodegas que forman parte de la Fira del Vi. Encontramos el espacio de Bodega de Les Useres donde nos espera su gerente, Vicente Bellés. Para esta cita traen todas las nuevas añadas de sus emblemáticos vinos como los de la gama 86 con más crianza, el Albinegre y el Pelegrí como gama media y cómo gama básica traen su reconocida firma 33 con un vino rosado, uno blanco y otro tinto. Destaca particularmente su vino el Pelegrí puesto que recoge una centenaria tradición como la de Els Pelegrins de Les Useres. «El vino de Les Useres, es parte de la gastronomía del peregrino. Lo que hemos intentado hacer con esta propuesta es, desde el absoluto respeto, dar a conocer esta tradición tan importante para nuestro pueblo», explica. 

 

Art entre suros 

Salimos del bullicio de la feria para recorrer las calles de este pequeño pueblo de la comarca del Alcalatén y nos encontramos con una exposición de obras muy peculiares. Arte entre suros es un proyecto en el que a partir de los corchos de diferentes vinos, el artista, Sergio Tomás, crea piezas únicas inspiradas en elementos vitivinícolas. «Mi pasión por el vino es lo que me lleva a comenzar con el proyecto. Siempre buscaba decoración temática para mi rincón de vinos y no encontraba, así que empecé con piezas pequeñas para mí y luego fui creciendo», explica. Recopila corchos de vinos tanto nacionales como internacionales para fabricar piezas únicas que llevan una gran dedicación y tiempo.

 

El Mostillo de Angelita 

 Y en un rincón de la plaza del pueblo nos encontramos a Angelita, una señora tremendamente amable y alegre que nos enseña a hacer su famoso mostillo. Este showcooking se enmarca dentro de la exposición itinerante ‘Com Mengem’ impulsada por la Generalitat Valenciana y la Diputació de Castelló siguiendo con los valores de la cocina de aprovechamiento. Angelita nos cuenta que el mostillo es un postre típico de Les Useres que se prepara a partir de las sobras del vino. Angelita hace vino con el método tradicional, pisando las uvas para extraer su jugo y después hacer el postre. Los ingredientes son básicos: vino, harina, azúcar, nueces y almendras. Con todo ello se hace una pasta que después de pasar por el fuego se convierte en mostillo. «Cada vez que hago mostillo mi familia siempre repite», explica. 

Así acaba nuestra particular peregrinación por la octava edición de la Fira del Vi de Les Useres, donde hemos podido volver a sentir ese ambiente de feria que tanto se echaba de menos. Las ascuas están prácticamente apagadas pero las copas siguen llenas de grandes vinos que producen cinco bodegas tan singulares como las que hemos podido visitar. Les Useres, un pueblo tan hospitalario como siempre, nos despide hasta la próxima feria donde no dudaremos en volver.

210706-igp-castello-800x200px

0 comentarios en Les Useres conquista a los amantes del vino con su VIII edición de la Fira del Vi

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.