Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

La D.O. Jumilla ya cuenta con su primer vino biodinámico

22 abril, 2021

Pepelu González

Jumilla es conocida por su tradición vitivinícola, tanto que en sus tierras han llegado a encontrarse los restos de vitis vinífera más antiguos del viejo continente, de aproximadamente el 3000 a.C. Además de estos, también son conocidos sus yacimientos íberos, donde se descubrieron artilugios que demuestran que el tratamiento de un producto como el vino lleva realizándose en esta zona de la Península Ibérica desde hace más de 5000 años. Una tradición que a día de hoy sigue en pie, teniendo bodegas de gran importancia como la de Asensio Carcelén.

Fundada a finales del siglo XIX por Asensio Carcelén Herrero, la conocida bodega, perteneciente a la D.O. Jumilla, experimentó un auge económico e industrial con la segunda generación familiar, con Don Juan Carcelén Herrero. Este fue el encargado de embotellar, por primera vez, la producción que realizaban, lo que facilitó la venta de sus productos. Su hijo, Asensio Carcelén Cutillas se hizo cargo de la entidad, centrando sus esfuerzos en impulsar las importaciones, lo que hizo que la Bodega Asensio Carcelén se ganase un hueco entre las grandes, pasando a ser una de las mejores del sector del vino en España.

En la actualidad, es Juan Carcelén Gilar el que se encuentra al frente de la bodega. Es la cuarta generación de la familia. Él es el encargado de gestionar las 300 hectáreas de viñedo en propiedad, cultivado en secano y conducido en vaso tradicional, destacando por la producción de los vinos ecológicos y biodinámicos, de rendimiento muy bajo en viñedos y en vino.

Casi toda su producción, concretamente el 90%, se basa en la uva Monastrell, la autóctona de toda la Región de Murcia. Esta se complementa en las Bodegas Asensio Carcelén con otras dos variedades, 5% de Garnacha y 5% de Syrah. De estas tres se obtienen unos productos muy potentes, expresivos y de alta graduación alcohólica.

Recientemente, las Bodegas Asensio Carcelén anunciaban en sus redes sociales que el vino, Casa Pareja tinto biodinámico 2019, se había convertido en el primer vino biodinámico de la D.O. Jumilla. Una certificación garantizada por Demeter. Nacido de la amistad de Juan Carcelén y Juan Molina, de Casa Pareja, es un producto biodinámico que cumple todos los requisitos. Un tinto, de la variedad monastrell, joven, pletórico, sin madera, con aromas frutales, sorprendente al degustarlo, dotado con un alto grado alcohólico y con un bajo contenido de sulfitos y elaborado con una temperatura controlada y levaduras autóctonas. Un vino de calidad que ha brotado de la unión de dos vecinos de parcela. Uno poniendo sus uvas y el otro su bodega.

Demeter es la marca de los productos de la agricultura biodinámica. Solo se permite utilizar esta marca a los agricultores o procesadores que han firmado un contrato y son inspeccionados y certificados por la organización Demeter del país correspondiente. Para que esto sea posible, hay que cumplir una serie de exigentes requisitos, tanto en agricultura como en la vinificación.

Para poder certificar una agricultura biodinámica todas las situaciones ‘agro-ecosistema’ deben converger para poder crear un ‘organismo agrícola’. Todo lo que pueda pertenecer a la agricultura entra en el proceso, forman parte del mismo ente y operan con la misma filosofía. Esto supone: La elaboración de compost, estiércoles fermentados, abonos verdes, que se realicen rotaciones de cultivo, que existan cultivos de transición y que la flora y fauna nativas estén integradas en ese ecosistema. Han de emplearse preparados homeopáticos que vivifican el suelo y mejoran la fertilidad, además de la obligatoriedad de usar dos preparados, también homeopáticos, para pulverizar las viñas y seis más para el compost.

La agricultura biodinámica está vinculada a los ciclos lunares, planetarios o cósmicos. Tareas como la siembra o la poda deberán ir ligados a estos. Se trata, por tanto, de una forma de cultivar semejante a la que se realizaba en el pasado, una agricultura del todo tradicional que está más que contrastada. Una forma de trabajar los campos sin el empleo de fertilizantes externos y demás productos químicos, sino del propio ecosistema. Esto, por tanto, supondrá un cuidadoso tratamiento del entorno, con el objetivo de que la producción no se pierda.

Demeter también tiene una serie de criterios para realizar la vinificación: minimizar al máximo la cantidad utilizada de dióxido de azufre, evitar procesos que demanden mucha energía o materia prima. Siendo los métodos físicos los encargados de sustituir a los químicos. Todos los co-productos del procesado, sean residuos orgánicos o aguas residuales, tienen tratarse para minimizar los efectos adversos en el medio ambiente.

Un vino biodinámico certificado es aquel que cumpla todos los criterios de la filosofía Demeter, superando las auditorías que esta marca realiza en cuanto a la actividad agrícola y a las exigencias en los procesos de vinificación.

210304-jumilla-800x200

Artículos en imágenes

0 comentarios en La D.O. Jumilla ya cuenta con su primer vino biodinámico

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.