Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Hoya de Cadenas, el corazón del enoturismo de Vicente Gandia

4 junio, 2021

 

Texto: Pedro R. Arias / Fotos y vídeo: Fernando Murad y Vicent Escrivá
En medio de cientos de hectáreas de bellos viñedos se encuentra un verdadero paraíso ecológico, la finca Hoya de Cadenas. El considerado templo del vino valenciano que ha sabido consolidarse año tras año como el motor del enoturismo de la Comunitat Valenciana a través de una completa variedad de experiencias que propician una armonía perfecta entre historia, arte y cultura del vino. Hoy nos adentramos a las laderas de la Sierra de la Bicuerca para descubrir en primera persona todos los secretos de este fantástico enclave situado a tan solo 90km de la ciudad de València.

La Finca Hoya de Cadenas, centro del turismo enológico de la centenaria bodega Vicente Gandía, se encuentra situada 800 metros de altitud en las Cuevas de Utiel, pleno interior de València. Las óptimas y particulares condiciones climatológicas de la zona permiten la crianza de las variedades más nobles y significativas de la viticultura, desde la local e icónica bobal hasta cepas provenientes de diferentes partes del mundo (cabernet sauvignon, chardonnay, merlot…). Un espacio privilegiado de más de 300 hectáreas de suelo arcilloso-calcáreo donde se producen cosecha a cosecha sus reconocidos vinos de gran calidad, sabor y personalidad. 

«La bodega adquirió esta propiedad a principios de los años noventa con el afán de producir vinos en el mismo lugar donde cultivaba sus uvas. De esta manera, conseguíamos dar un salto enorme en la calidad de nuestros productos», nos explica Carlos García, director de comunicación y marketing de Finca Hoya de Cadenas. Desde la cepa a la botella, la finca cuenta con el mejor equipo para asegurar el control de los más de 20 millones de litros de vino que produce cada año. Una gran apuesta que le ha permitido estar hoy presente en más de 90 países de cinco continentes, posicionándose como una de las mejores bodegas en relación calidad precio del país.

Nuestra primera para fue el rincón que guarda la magia del ensamblaje, su impresionante sala de crianza ubicada a pie de viñedos, la más grande e importante de toda la Comunitat Valenciana. Su superficie de 4000 m2 tiene la capacidad de albergar nada más ni nada menos que 15 mil barricas de roble de dos procedencias: americano de los bosques de Misuri y francés de los bosques de Allier. Allí también podemos realizar una vuelta al origen del vino a través de varias tinajas de cerámica subterráneas, primeros recipientes donde se comenzó a envejecer el vino durante las primeras civilizaciones de griegos y romanos. «Quisimos recuperar esta tradición porque vimos que permitía a nuestros vinos tener mayor complejidad y ser más respetuosos con la tipicidad del terroir«.

Continuamos nuestra visita subiéndonos en el considerado «tren del vino» con el que realizamos un precioso recorrido entre los viñedos y olivos que rodean la finca hasta llegar a la Casa Solariega, uno de los platos fuertes de la visita. Este edificio de orígenes reales se remonta al siglo XVII, cuya propiedad pertenecía a la familia Fernandez de Córdova, quienes tras hospedar al rey Felipe IV se le designó el «Derecho de Asilo». Para hacer constar este privilegio, el frente de la casa se adornó con unas pesadas cadenas, de ahí su particular nombre. Su restauración ha hecho posible, hoy en día, preservar en cada una de sus esquinas la esencia de aquella época y siendo testimonio de la forma de vida de la alta nobleza valenciana.

Dividida de la casa señorial por una terraza de flores se encuentra la entrada al Museo Arte en Barricas, un punto donde el arte y el vino se dan la mano. Allí descansa una espectacular exposición permanente de barricas ornamentadas por lo mejor del arte valenciano. Artistas de la talla de Javier Mariscal, Paco Roca o Carmen Calvo quisieron plasmar un cachito de su talento en estas barricas de roble que han llegado a estar expuestas en el Institut Valencià d’Art Moder y en ARCO, la feria internacional de arte contemporáneo de Madrid. «El museo es la joya de la corona de nuestra oferta turística. Algo que quienes nos visitan no se pueden perder al ser una colección única que recoge lo mejor que tenemos en nuestra tierra«, subraya García.

Antes de terminar la visita no podíamos perder la oportunidad de disfrutar de una copa junto a nuestro anfitrión. En la sala de catas de la bodega, ubicada en la parte superior del museo, pudimos degustar dos de los vinos D.O. Utiel-Requena más recientes de bodegas Vicente Gandía. Por un lado, el Bobal Blanca, un monovarietal de uva tinta autóctona de potentes aromas a fresas silvestres y flores blancas con una acidez integrada y refrescante en boca. Y, por otro, el Bobal Negro, un vino que, a pesar de elaborarse con la misma variedad que el anterior, es totalmente distinto. Destaca por su color intenso, que refleja su potente concentración, y su brutal explosión frutal muy presente en nariz y boca.

Y concluimos nuestra visita por la espectacular y renovada enotienda de la bodega donde nos atendió Laura Pérez, responsable de enoturismo. Entre sus estanterías pudimos contemplar una amplia colección de emblemáticas firmas de la bodega pertenecientes a tres Denominaciones de Origen diferentes: D.O. Utiel-Requena, D.O. Alicante y D.O. Valencia. Un verdadero muestrario de singularidad y elegancia. «Nuestra tienda permite llevarse un trocito de la finca a través de productos como el Miracle, Sandara y, sobre todo, vinos de Finca Hoya de Cadenas«, afirma Pérez.

Si buscas embarcarte en un mundo de sensaciones en medio de un lugar excepcional donde la cultura del vino se respira en cada uno de sus rincones. Su amplia variedad de actividades lo avalan como una de las paradas obligatorias para  in duda, Finca Hoya de Cadenas es tu lugar. No pierdas la oportunidad y conoce su amplia variedad de experiencias, todas ellas reflejadas en su página web, llamando de lunes a viernes al 663 874 414 o escribiendo a enoturismo@vicentegandia.com.

210603-miracle-135-aniversario-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en Hoya de Cadenas, el corazón del enoturismo de Vicente Gandia

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.