Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Fruto Noble, la colección más emblemática de Bodegas Francisco Gómez repleta de obras de arte

14 abril, 2021

Mar Lafuente

Villena, la capital de la comarca alicantina del Medio Vinalopó, es un lugar repleto de cultura e historia pero, sobre todo, se conoce por ser tierra de vinos desde hace cientos de años. Esta increíble cultura vitivinícola y las condiciones ambientales en las que se envuelve hace posible que las bodegas creen vinos de lo más especiales. Bodegas Francisco Gómez es una de ellas. En su finca La Serrata, entre paisajes mediterráneos, sierras y montañas, nacen los productos de su colección más emblemática: ‘Fruto Noble’. Se trata de cinco vinos en los que se refleja la pasión y el amor a través de unos bellos fragmentos de obras de arte renacentistas.

A pesar de que Bodegas Francisco Gómez sitúa sus orígenes en el año 2000, el Ayuntamiento de Villena posee archivos en los que se demuestra la existencia de una bodega existente en el siglo XVIII en lo que es ahora su finca La Serrata. Y no es de extrañar, ya que está situada en una ubicación estratégica, a 620 metros de altitud con inviernos fríos y veranos calurosos. Un microclima con unas condiciones especiales para el cultivo del viñedo. La finca posee 200 hectáreas de viñedos en espaldera en los que crecen variedades muy distintas como la autóctona monastrell, merlot, cabernet sauvignon, syrah, y petit verdot o las blancas sauvignon blanc y la local moscatel.

Gracias a todas estas características y con la intención de volver a sus orígenes y su historia, Bodegas Francisco Gómez crea ‘Fruto Noble’, su colección más emblemática. Esta gama recoge cinco vinos que rinden un elegante y sensual homenaje a la historia de amor entre Baco y la princesa Ariadne. Él es el dios del vino y de la diversión e inspirador de la locura, y ella es el símbolo del alma, la salvación que llega en el momento de mayor adversidad. Entre ellos están el Fruto Noble Crianza, Fruto Noble Joven, Fruto Noble Roble, Fruto Noble Rosado y Fruto Noble Sauvignon Blanc.

Es en las etiquetas donde queda claramente representada la pasión y el amor entre ellos, a través de unos bellos fragmentos de obras de arte renacentistas que también consiguen reflejar el erotismo y el placer de lo prohibido. Desde la bodega invitan a los consumidores a disfrutar de estos vinos, legendariamente considerados como el néctar de los dioses y vetados para el resto de la humanidad, que les harán sentir como si estuvieran en una de esas fiestas en honor a Baco.

Color rojo cereza intenso. Aromas especiados con notas balsámicas y recuerdos al bosque mediterráneo. Y con una entrada agradable en boca, persistente y carnoso, con una buena acidez y taninos dulces. Así es Fruto Noble Crianza, un vino con crianza de 12 meses en barrica nueva de roble francés perfecto para tomar con carnes rojas o estofados con carne de caza. Un coupage elaborado con las variedades Merlot, Monastrell, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot.

Fruto Noble Rosado es otro de los vinos que pertenecen a esta colección. Tiene un atrayente color rosa frambuesa, limpio y brillante; predominan los aromas a fruta roja madura con notas violetas; y en boca es goloso, fresco, con buena acidez y buen recorrido. Es un rosado que desde la bodega recomiendan servir frío, alrededor de 8ºC, como acompañante de carnes blancas y ensaladas. Un vino joven elaborado con Monastrell y Syrah.

Otro de los jóvenes de la colección es el Fruto Noble Sauvignon Blanc. De color amarillo con reflejos verdososos; una intensa expresión aromática que recuerda a frutas tropicales como el plátano o la piña, con notas de hierba recién cortada; y en boca es estructurado, persistente y redondo. Un monovarietal perfecto para tomar con mariscos y pescados o arroces y pastas con marisco.

También forma parte el vino Fruto Noble Joven. Este es perfecto para comer con carnes blancas y verduras a la plancha. Un vino tinto joven elaborado con las variedades monastrell y syrah de color rojo rubí, limpio y brillante, de capa media-alta. En nariz presenta fruta roja, aromas de regaliz y ciertas notas especiadas. Y en boca es carnoso y suave, con una acidez equilibrada.

Y, por último, el Fruto Noble Roble. Es un vino tinto de color rubí intenso que presenta una capa media-alta. Presenta aromas a fruta madura con toques anisados y notas de toffe y vainilla. Y en boca es goloso y agradable, una sensación perfecta para combinar con legumbres estofadas y quesos semicurados. Ha sido elaborado con cuatro meses en barrica nueva de roble americano y nace de las variedades Monastrell y Syrah.

Estos cinco vinos con Denominación de Origen Protegida Alicante y todos los que elabora la bodega cuentan con las certificaciones de productos ecológicos, veganos y kosher. Unos vinos que se han convertido en el sueño cumplido de Francisco Gómez, a quien la pasión por el vino le surgió desde muy joven cuando trabajaba vendimiando en otros países. Esta cercanía con el campo y con los procesos de elaboración de vino le hicieron soñar con tener su propia bodega, la que ahora es Bodegas Francisco Gómez.

200730-do-alicante-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en Fruto Noble, la colección más emblemática de Bodegas Francisco Gómez repleta de obras de arte

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.