Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El impacto del coronavirus en la industria del vino

20 marzo, 2020

Mark O’Neill DipWSET
Fundador de The Wine Place

Cada día que pasa el número confirmado de personas infectadas crece, expandiendo a la vez el miedo y la incertidumbre por todo el mundo. Ello tiene un gran impacto en una industria tan global como es la del vino, ya que prácticamente toda la actividad relacionada con ella tiene lugar mediante relaciones cara a cara.

Las ferias más importantes en Alemania, Italia, Francia, Reino Unido y China, además de en otros países, han sido pospuestas o anuladas. El más importante de todos estos eventos era Prowein, en Alemania donde más de 60.000 profesionales del sector, procedentes de más de 140 países, se reúnen cada marzo en la ciudad de Dusseldorf. Allí es donde se realizan los acuerdos comerciales de las bodegas grandes y las pequeñas, que tienen un impacto enorme en toda la industria. Igualmente, es donde las bodegas muestran sus nuevos vinos a sus clientes potenciales. Con frecuencia todo ello es el resultado de años de trabajo y preparación para este evento. Las consecuencias negativas serán, sin duda, de largo alcance.

Como he dicho, Europa está completamente bloqueada, con movimiento restringido de personas y bienes. No hace falta más que ver las noticias para darse cuenta del impacto que está teniendo en todo tipo de negocios, especialmente en el turismo, uno de los sectores más importantes de la economía española, que tardará mucho tiempo en recuperarse, y sin duda influirá en el consumo de vino, así como en el de muchas otras industrias.

Como consecuencia, muchas de las empresas vinícolas más importantes a nivel internacional han hecho pública su preocupación sobre el creciente impacto que el virus va a tener en las ventas globales.

China es uno de los países donde las ventas de vino se han desplomado desde el inicio de la crisis, porque en China se suele consumir en bares y restaurantes mucho más que en los hogares. Según Rabobank, alrededor de un 35% de las ventas de vino se realiza en bares y restaurantes. Es allí un símbolo de estatus. Además, un gran porcentaje de las compras de vino son para regalo. Debido a las restricciones que suponen las cuarentenas y también por el miedo, mucha gente no queda para verse, por lo que el negocio de los restaurantes tiene ahora mismo serias dificultades, y en lo que respecta a los vinos también. En Shanghai se estima que el negocio ha sufrido un descenso de entre el 70 y el 80% en febrero. Esto implica que se ha dejado de consumir mucho vino.

En Reino Unido, un organismo que representa el sector de HORECA llamado UK Hospitality, ha alertado de que las reservas en hoteles, bares y restaurantes han descendido alrededor de un 50%, comparándolo con el mismo periodo del año anterior.

En la última década el Enoturismo se ha convertido en una gran fuente de ingresos para muchas bodegas de todo el mundo, desde Napa Valley en California hasta Valencia. Las bodegas han invertido en sus instalaciones para mejorar la experiencia en las visitas de sus clientes. Sin embargo, como en otros sectores, en los últimos días muchas bodegas han anulado el acceso a los visitantes hasta que mejore la situación.

Esta crisis plantea cuestiones sobre cómo tendrán lugar en el futuro las relaciones interpersonales en la industria del vino. No solo debido al coronavirus, sino también por la tendencia a tratar de reducir cada uno de nosotros las emisiones de carbono, viajando menos en avión. Ello incluirá el uso de catas online, enviando muestras y posteriormente realizando una vídeo cata con los clientes. También la utilización de drones para mostrar imágenes en directo de los viñedos y de la actividad en las bodegas, que pueden mostrarse directamente y de forma global, evitando que los compradores tengan que viajar a un determinado país.

Nadie sabe cuándo, pero seguro que se halla una cura, y en algún momento las cosas volverán a la normalidad. Eso sí, algunos de nuestros hábitos de higiene y sobre cómo viajar cambiarán para siempre, de eso no hay ninguna duda.

200301-200315-engasa-800x200

Artículos en imágenes

0 comentarios en El impacto del coronavirus en la industria del vino

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.