Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Clos d’Esgarracordes, un edén bajo la sombra del Penyagolosa

26 mayo, 2021

Pedro R. Arias / Fotos: Pedro R. Arias / Vídeo: Vicente Escrivà
Una finca de más de 125 años de historia entre sus hermosas paredes de piedra y teja árabe. Un enclave único que da la bienvenida con eternas filas de viñedos y una gran escultura que simboliza un racimo de uva. Hoy nos adentramos en pleno corazón de Les Useres, municipio de la comarca del Alcalatén, para conocer uno de los rincones obligados para todo amante del buen enoturismo, Bodegas y Viñedos Barón d’Alba

La historia de esta bodega data de 2001, fruto del interés de Sergio Garrido, su alma mater, en recuperar el oficio de sus abuelos y bisabuelos, quienes ya poseían parcelas de viñedos en la zona. Lo que comenzó siendo un oasis de tranquilidad para disfrutar de vendimias entre amigos y tertulias con paella y carne a la brasa, terminó convertido en un negocio gracias al apoyo de su familia. “Tras hacer los primeros vinos, vi que me conseguía enganchar este mundo y decidimos profesionalizarnos, construyendo una bodega desde cero. Siempre respetando lo que era la masía original y lo que le rodea”, nos explica Garrido. 

Los viñedos de la bodega se encuentran ubicados en el Pla de Les Useres, un pequeño valle rodeado bajo la sombra del Penyagolosa, la montaña más alta de la Comunidad Valenciana, y a tan solo unos metros de la Rambla de la Viuda, un río seco que recoge las aguas bravas durante el invierno. Una localización clave que permite a las cepas criarse en un terruño fértil, de canto rodado y muy arcilloso con un microclima propio muy mediterráneo, pero a la vez continental. “Son viñedos que tienen una calidad alta y de producción baja, que es lo que buscamos. Vinos que demuestran y marcan la personalidad de la zona donde se crían”

Clos d’Esgarracordes representa el corazón del proyecto y uno de sus mayores atractivos. Una antigua masía construida en el siglo XIX, que además de servir como casa familiar, comprende la bodega y todas las instalaciones de sala de catas y de crianza en barrica. «La sorpresa principal de quienes nos visitan son las espectaculares vistas de la bodega de piedra muy integrada con el paisaje. Edificios bajos con teja moruna y árabe con todos los viñedos y los cipreses alrededor. Mucha gente nos conoce como la Toscana de Les Useres», resalta.

En cuanto a enoturismo Sergio nos confiesa que Castelló es un «destino virgen», lo que les permite la ventaja de que todas las acciones que se llevan a cabo desde hace unos años estén muy bien estudiadas. «La verdad es que la gente cuando visita nuestra tierra se sorprende porque hay cosas muy bonitas que no esperaban ver por la zona». Algunas de estas experiencias se encuentran reunidas en la Ruta del Vino de Castelló, de la cual Garrido es presidente. Una plataforma que nace con el objetivo de dar mayor visibilidad a las empresas vinculadas al apasionante mundo del vino y dar un impulso importante tanto al turismo de las comarcas del interior como a la gastronomía local.

Entre la variada oferta que se puede encontrar en la Ruta, Barón d’Alba ofrece la ‘Visita Clos d’Esgarracordes’, un tour guiado de una duración aproximada de dos horas por sus majestuosos viñedos. Una inolvidable experiencia donde podrás descubrir las diferentes variedades de uvas cultivadas (macabeo, cabernet sauvignon, garnacha, merlot, monastrell, syrah y tempranillo) y visualizar imágenes del ciclo vegetativo de la vid durante su año de crianza, desde la poda hasta la prensa. Además, los visitantes reciben una detallada explicación de los sistemas de producción y una visita a las diferentes salas de producción: cámara de frío, despalillado de uvas, prensado, maceración, prensado, etc. Acabando con una cata de sus espectaculares vinos, como su buque insignia Clos d’Esgarracordes Tinto Crianza, en la sala de catas.

Esta escapada única y dirigida a todo tipo de público puede disfrutarse con cita previa de tres maneras diferentes: con una degustación de sus cuatro mejores vinos, por 10 euros/persona; con una cata y una selección de embutidos de la zona, por 15 euros/persona; y añadiéndole una experiencia gastronómica en pleno campo (calçots o parrillada de verduras y carne a la brasa), por 30 euros/persona y con un mínimo de seis asistentes. Generalmente las visitas comienzan a las 12 horas y se realizan días festivos o fines de semanas, aunque la bodega da la posibilidad de organizar citas todos los días del año .

Asimismo, la bodega posee multitud de espacios para celebrar días especiales (cumpleaños, bodas, comuniones…), ya sea en el exterior, en sus diversas salas o ermita, ofreciendo todas las comodidades posibles para que el evento resulte inolvidable. A ello se suma una serie de medidas contra la covid-19 que garantizará la seguridad durante toda la actividad: distancia de seguridad, gel de manos, desinfección calzado, prioridad pago con tarjeta, uso de mascarillas, grupos reducidos de personas… Si quieres más información o realizar tu reserva puedes hacerlo a través del teléfono 608 032 884 o escribiendo a info@barondalba.com.

No dudes y anímate a disfrutar de este destino ideal que te permitirá descubrir a golpe de copa la gran tradición vitivinícola de la maravillosa tierra de Castelló.

210511-do-valencia-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en Clos d’Esgarracordes, un edén bajo la sombra del Penyagolosa

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.