Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Steak tartar

steak-tartar

José Antonio López
La verdad es que todavía me pregunto cómo mi amigo Pablo se enteró de que iba a pasar unos días entre Santapola y Alicante. Mi intención era visitar a los restaurantes amigos y ver cómo se presenta la campaña de verano.

Pablo aprovechó la coyuntura.

Hace mucho tiempo que quiere que vayamos juntos a comer uno de sus platos favoritos, el steak tartar.

Si quieren que les sea sincero yo no creo que mi amigo sepa nada del su “plato estrella”. Para mí, que algún que otro energúmeno, le ha comido el tarro con tan exótico nombre y a él no le queda más remedio que tirarse al ruedo y descubrir un plato nuevo.

Entiendo que para muchos de ustedes no sea novedad hablar del steak tartar, pero entiendan que, para otras personas, puede sonar a muy raro.

Lo malo es que hablan de él, como si lo conocieran de toda la vida.

¿Lo dudan?

Aquí tienen una anécdota ocurrida en un restaurante, orilla del mar, en Alicante.

Pareja de celebración con perrito debajo de la mesa y alimentado por bolsa de patatas fritas. Vermut y clara de limón.

De tapa, boquerones en vinagre.

Gorra normal él, pamela ella.

Estupendos.

La conversación entre el camarero y la pareja va subiendo de volumen. El profesional está tomando nota de la comida e intenta, por todos los medios, bajar el volumen de la voz de sus clientes que, a la par, le increpan por su falta de conocimiento.

“Le hemos pedido escombros de mar y nos han dicho que, en su restaurante, es donde mejor los hacen y están más frescos”.

Con la cara pálida, pese al tórrido sol, el camarero intenta hacer entrar en razón a sus clientes indicándoles que les puede servir cohombros de mar.

Nada de nada, la discusión continúa entre “escombros” y cohombros.

Ellos no quieren bajar del burro.

El camarero quiere indicarles la verdad porque no sabe que, si sirve cohombros, se puede encontrar con una reclamación al desconocer el concepto visual de los comensales ante los cohombros versus escombros.

No me quedé para ver el final del combate. Me imagino que el camarero lo pasaría muy, pero que muy mal.

Esto es cultura gastronómica, o falta de humildad. Elijan. (Gracias Julián por compartir la anécdota).

Llevé a Pablo a uno de los restaurantes que mejor saben hacer el steak tartar. Durante el trayecto le fui preguntando por su “manía” de saborear un plato como éste. Le manifesté que, precisamente a mí, es un manjar que no es de mi devoción… pero erre que erre. Pablo quería su plato y, además, en el mejor sitio.

Y allí fuimos y nos encontramos en familia, en Santapola, como siempre.

Antonio, el camarero, profesional como la copa de un pino, nos sugiere unos entrantes y un buen arroz a banda porque hoy han conseguido un fondo de pescado de roca que quita el sentido y además le añadimos ñoras de Guardamar”.

Pablo, arroz a banda que te lo dice Antonio.

Ni flores. Ha venido a por el steak y lo tomará aunque sea lo último que haga en el mundo.

Antonio toma nota. Unos entrantes, el vino que ha elegido Pablo y steak tartar para uno. Yo me decanto por solomillo a la plancha.

Cuando el solícito profesional comienza su andadura hacia el interior del local (estábamos en terraza) Pablo, alza su voz y le dice “Por favor, el steak tartar que le he pedido, que esté poco hecho”.

(Gracias María, por compartir la anécdota.)

3 comentarios en Steak tartar

Bombonparati el 20 mayo, 2015 a las 8:42 pm:

Enhorabuena por el merecido premio, estoy segura que la Comunidad Valenciana está de suerte por tenen emprendedores como tu, como vosotros, que trabajan duro por sus ideas y en esta tarea, benefician a todos

Loslectores el 22 mayo, 2015 a las 2:50 pm:

Está bien que esté poco hecho, igual que él.
Donde esté un buen arroz a banda…
Y yo a dieta.

José Angel Serna CUÑADISIMO el 24 mayo, 2015 a las 10:41 am:

queridisimo y mas cuñadisimo nos has dejado como siempre AASOMBRADISIMOS,NUETSRA QUERIDA ENCARNA SIEMPRE TAN AFABLE Y CARIÑOSA NOS ACONSEJA QUE SIGAS ESCRIBIENDO CON TU MA GIS TRAL MAESTRIA, ESPERO QUE QUIEN LEA ESTO NO CREA QUE NO SABEMOS ESCRIBIR LES EXPLICAS QUE SABEMOS LATIN GRIEGO FRANCES HABLADO Y ESCRITO GRACIAS Y ADELANTE UN FUERTE ABRAZO

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.