Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Barón d’Alba: una bodega integrada en el idílico paraje de su viñedo

22 junio, 2022

Berta Mª López

El turismo de naturaleza está de moda y las visitas a bodegas se han convertido en un plan idóneo para realizar al aire libre y conocer de primera mano el proceso de elaboración de un buen vino. La Bodega Barón d’Alba, perteneciente a la Ruta del Vino de Castellón, ubicada en Les Useres y rodeada de montañas a tan solo 25 km de la capital de la Plana, es una opción a tener en cuenta para disfrutar de una buena cata de vino.

Entre los viñedos de Clos d’Esgarracordes se sitúa la Bodega Barón d’Alba, una casa de vinos muy familiar que nació en 2000 de la mano de Sergio Garrido, propietario de la bodega. Después de nueve años de trabajo, Garrido consiguió lanzar al mercado una excepcional gama de productos cuya calidad les ha permitido seguir creciendo hasta la actualidad. El empeño incesante de su equipo ha hecho que a día de hoy cuenten con un prestigioso reconocimiento en la provincia castellonense y en un municipio clave de la producción vitivinícola autóctona.

Sus visitas cuentan con múltiples opciones para que escojas aquella que mejor se adapte a tus planes. La «Visita con Cata» tiene un coste de 10€ e incluye un tour guiado por los viñedos, la Sala de Barricas de roble, la visita a la Sala de Caras y finaliza con una cata de vinos de la bodega. La «Visita con cata y aperitivo de la zona» abarca todas las actividades anteriores, pero incorpora también la degustación de los vinos con un maridaje. El precio de la segunda opción es de 15€ por persona.

La «Visita Gastronómica» tiene las mismas opciones que la Visita con Cata y presenta también una comida campera con calçots o parrillada de verduras a la brasa dependiendo de la temporada con un precio de 30€ por persona. La «Comida GastroTop» además de la comida, también propone un aperitivo con productos de la zona. Las dos últimas opciones requieren de un mínimo de 6 personas para poder realizarse. Generalmente las visitas comienzan a las 12 horas y se realizan días festivos o fines de semanas, aunque la bodega da la posibilidad de organizar citas todos los días del año (bodas, comuniones, bautizos…).

Unas visitas inolvidables donde podrás descubrir las diferentes variedades de uvas cultivadas (macabeo, cabernet sauvignon, garnacha, merlot, monastrell, syrah y tempranillo) y visualizar imágenes del ciclo vegetativo de la vid durante su año de crianza, desde la poda hasta la prensa. Además, recibirás una detallada explicación de los sistemas de producción y una visita a las diferentes salas de producción: cámara de frío, despalillado de uvas, prensado, maceración, prensado, etc. Una experiencia redonda para cualquier amante del fascinante mundo vitivinícola.

220520-engasa-el-poder-de-las-palabras-800x200px

0 comentarios en Barón d’Alba: una bodega integrada en el idílico paraje de su viñedo

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.