Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Vinos Rulé o la aventura de un joven soñador

23 abril, 2016

RuleMc_Fotor

Está muy de moda utilizar el verbo emprender para definir proyectos de jóvenes que comienzan en el mundo empresarial. Pero el proyecto que hoy les presentamos no sólo es el de un emprendedor, que también, sino más bien el de un soñador, Álex Pérez. Ha bautizado dos creaciones absolutamente propias con el nombre de Rulé, que se debe a una canción típica de la comarca de Requena, donde los campesinos y agricultores iban bebiendo vino mediante porrón o bota y consistía a ver quien aguantaba más bebiendo. Quien más aguantara más Rulés se le cantaban y a quien más Rulés se le cantaban era el ganador. También viene del verbo francés Rouler, que significa, Rular (rular la bota de campesino a campesino).

rulePero la idea de elaborar sus propios vinos comienza a rular por la cabeza de Álex a principios de 2014, cuando estaba terminando el 2º curso superior de vitivinicultura en la escuela de Viticultura y Enología Félix Jiménez de Requena. Su idea principal, una vez acabara el último curso, aparte de trabajar para otras bodegas, era elaborar sus propios vinos en una bodega para no tener que seguir ningunas normas y directrices que marcasen las bodegas y poder dar vida a sus ideas, su aprendizaje y hacer el vino que quería o creía que faltaba por hacer. Y así fue, en septiembre de 2014 entra a trabajar en la bodega Finca Ardal, con el bodeguero y amigo Luis Gil-Orozco que le da la oportunidad de, aparte de poder elaborar los vinos de la bodega, hacer realidad su sueño.

Una vez que ya puede cumplir su sueño se marca como objetivo dar a conocer la zona donde vive y trabaja y potenciar los recursos que tiene la zona, que son muchos. Por ello los vinos están realizados con la variedad bobal (o como en algunos libros se le denomina, Requena), variedad autóctona de Requena, dónde se elabora vino desde hace más de 2500 años (véase el ejemplo del yacimiento arqueológico de Las Pilillas).

En el horizonte dos vinos totalmente distintos. En el 2014 realiza un bobal “tradicional” con 10 meses en barrica americana, pero con una peculiaridad, la fermentación es a temperatura más baja de lo que se entiende por normal en los vinos tintos. Esto le aporta mucho aroma y el paso por barrica lo hace muy elegante. En el 2015 ejecuta un vino totalmente opuesto, se atreve con una maceración carbónica (hay muy pocos bobales elaborados así) y le añade un paso de 3 meses por barrica de roble francés. Lo convierte en un vino con una gran explosión de sabores y aromas (fresa sobretodo) y en boca aromático, redondo, muy divertido y elegante, debido al suave toque a madera que tiene.

Y este es el resultado del sueño. Apunten el nombre porque vale la pena probar estos vinos que no dejan indiferente a nadie.

 

Artículos en imágenes

0 comentarios en Vinos Rulé o la aventura de un joven soñador

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.