Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Vermut, pintura y libros para estimular la creatividad… y la felicidad

17 diciembre, 2020

David Blay
Aunque de manera mucho menos saludable que hoy día, la imagen de los grandes escritores (y escritoras) del siglo XX está casi siempre ligada a una mesa, una pequeña luz, una chimenea y casi sin excepción una copa de vino.

Las botellas de grandes añadas siempre han acompañado los momentos creativos de las mentes más privilegiadas, permitiéndoles al tiempo plantear un descanso para pensar o estimular su cerebro para componer todo tipo de personajes.

Si algo hemos hecho mucho en los últimos meses es leer. Y no solo noticias que nos atañían en los principales medios de comunicación, sino también libros postergados durante demasiados días. O incluso años.

En tiempos donde por desgracia muchos de los negocios clásicos se han visto obligados a echar el cierre, otros que nacieron con valentía hace apenas 365 días se consolidan a base de fomentar el trato cercano y las experiencias únicas.

La Librería Imperio se bautizó a sí misma en la calle Sueca del barrio de Ruzafa en Valencia en diciembre de 2019, ajena absolutamente a lo que ocurriría tres meses después pero viniendo a la vida con el estigma de ser considerada una aventura cuanto menos arriesgada.

Y sin embargo, sus recomendaciones durante el confinamiento, su cercanía cuando pudieron volver a abrir sus puertas y su pulso con las grandes con las redes sociales como estrategia les ha permitido llegar a su primer cumpleaños.

Gran parte de culpa en todo ello la tienen las iniciativas puestas en marcha por su ideóloga (y poetisa) Mamen Monsoriu, que igual imparte un taller sobre cómo publicar esa novela que tienes en el cajón que invita de manera online al multiventas Juan Gómez Jurado a charlas con toda su comunidad.

Pero si alguna ha tenido especial éxito, y de ahí su repetición constante, es la que en conjunto con su amiga Noema Ortí le ha llevado a programar sesiones de pintura creativa acompañadas de vermut Carmeleta.

Los asistentes solo deben dejarse llevar por la profesora, pintar el que posiblemente sea el primer cuadro de sus vidas (y que se llevarán posteriormente a sus respectivas casas) y escoger entre la modalidad Rosso, Bianco, Rosetta u Orange para tomarse un trago. O los que se quieran.

Y es de esta manera como dos mujeres jóvenes se complementan para mantener a flote sus apuestas laborales, mientras hacen disfrutar a los demás en una época donde todos necesitamos buscar estímulos que nos sirvan para encontrar de nuevo un rinconcito de felicidad.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Vermut, pintura y libros para estimular la creatividad… y la felicidad

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.