Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Un vino con… DIOSDADO CUESTA, presidente de la Ruta del Vino de Manchuela

«Ven a Manchuela y encuéntrate con la vida»

8 julio, 2021

Jaime Nicolau
El medio rural ha encontrado en las empresas dedicadas al turismo un pilar fundamental para poner en valor el territorio y, de paso, frenar la hemorragia que está suponiendo la despoblación. El enoturismo y todo lo que le rodea ha puesto el foco en la belleza de lo natural, de la historia y la hospitalidad de las gentes de los pueblos. Hablamos con Diosdado Cuesta, presidente de la Ruta del Vino de la Manchuela. Enamorado de su querida «manchuela» ha llegado al cargo desde su presidencia de la Asociación de Turismo Rural de la Manchuela de Albacete. Y es que Diosdado es un enamorado de su tierra y también del turismo de calidad. Regenta establecimientos hoteleros en Alcalá del Júcar e incluso una vinoteca, Bodega Los Federos, en la vecina Las Eras. Ha ocupado puestos con responsabilidad en materia de turismo y hace años que decidió batallar contra lo que el llama un «desierto humano», aludiendo antes que nadie a los que otros bautizaron como la «España Vaciada». Tiene muy claro que la calidad es el camino a seguir y que, para atraer turistas, también hay que ofrecer servicios y eso requiere del compromiso político. Porque sabe como nadie que el encanto de su tierra hará el resto y atrapará a todo aquel que la visite para siempre. Sabe de su riqueza natural, patrimonial y cultural. Sabe de su exquisita gastronomía y su saber hacer en materia de vinos. Sabe, por tanto, que el trabajo es atraer, para que caigan rendidos a una manera muy especial de encontrarse con la vida.

5barricas.- ¿Qué cree que ofrece la Manchuela para el visitante?

Diosdado Cuesta.- Durante muchísimo tiempo ha sido un territorio desconocido y, sin embargo, tiene un patrimonio cultural y natural que es una preciosidad. El turista que nos visite puede disfrutar de la gastronomía y acompañarse de un buen vino o simplemente ver la inmensidad de los viñedos de la Manchuela y puede completar su visita descubriendo lugares sorprendentes y únicos. En la parte albaceteña, por ejemplo, en Villamalea puede visitar la Cueva del Ángel, que es un paraje natural único, o Alcalá del Júcar, Jorquera y luego en la parte de Cuenca, una combinación de un patrimonio natural también sorprendente… o la arquitectura, por ejemplo, en Villanueva de la Jara… por citar algunos.
5b.- ¿Ha servido la pandemia para que valoremos como toca lo que tenemos más cerca?
Sí se ha dado este fenómeno y lo hemos comentado entre los miembros de la asociación. Durante la pandemia el turista que ha venido, también debido a las restricciones de movilidad, ha sido de la provincia y luego con las aperturas del resto de las provincias de Castilla la Mancha. Visitantes que estando a media hora o 45 minutos de destinos turísticos preciosos y sorprendentes, no los conocían. Principalmente ha acercado a la gente de las capitales hacia esos destinos.

5b.- ¿Qué tipo de turista habéis ido recibiendo?

D. C.-  Ha sido un turista que ha apostado por aprovechar rutas de senderismo más largas o visitas más relajadas a bodegas. Pero también ha incentivado el turismo de ida y vuelta, porque sí que hay muchísima gente que viene de visita y a comer a uno de estos pueblos, como Alcalá del Júcar, Enguídanos o Iniesta, por ejemplo. Son sitios que muchos desconocían, aun siendo de la misma provincia y estando como ya digo, a tiro de piedra. Nos ha sorprendido positivamente que la gente de los alrededores haya respondido de esta manera.

5b.- ¿El enoturismo y todo lo que le rodea supone una oportunidad para para el medio rural?

D. C.- Bueno, yo la verdad es que soy un poco escéptico, y hablo en teoría de lo que creo que debería ser. En la Manchuela, tanto en la parte de Albacete como en la de Cuenca, en el medio rural, hay más de 70 pueblos. A lo mejor hay cuatro o cinco que destacan o un poco de industrialización, nada más. En el resto, su economía es agraria al cien por cien y alguno que empieza a destacar algo el tema del turismo sobre los demás y se brinda una oportunidad al viajero, mostrándole a dónde puede ir, que está muy cerca de sitios con riqueza patrimonial o paisajística. Pero el turista necesita servicios y eso ocurre en muy pocos de nuestros pueblos por culpa de la ‘desertización humana’ que ha habido en el medio rural, porque yo la llamo así. Aquí hay mucho trabajo por hacer. Esto no se hace con un año ni con dos. Aquí se necesita dotar de medios, de servicios, de comunicaciones de todo tipo al medio rural para que a alguien del medio urbano le compensa venir. Y todavía hay sitios en los que cuesta mantener una conexión a Internet más o menos rápida, e incluso algunos donde no llega la cobertura. Tenemos una lucha desde las asociaciones de todo tipo y las administraciones para tratar de que eso, poco a poco, se vaya limando y las diferencias con la ciudad sean menores a las que tenemos. Porque, ¿quién va a venir si no podemos ofrecerle ni un mínimo de conectividad? Si tú llegas a un hotel o a un camping, qué menos que te puedas conectar y ver tu correo, o si te apetece ver una película. Es uno de los frentes a solucionar de manera urgente. La conectividad es hoy vital para todo. No sólo para el turista, sino también para el que se plantee emprender un nuevo negocio.

5b.- Esos pilares básicos podrían animar a la gente joven a emprender…
D. C.- Efectivamente. Necesitan y necesitamos las nuevas tecnologías en todo el territorio, aunque estamos usando la palabra ‘nueva’ desde hace décadas (ríe). En el medio rural existen muchísimas posibilidades de tener una vida con valor añadido y también oportunidades para emprender. Hay gente a quien le atrae el tema de la agricultura o de la ganadería… pues hay muchísimas tierras abandonadas que están deseando que alguien llegue y las coja. Lo que pasa es que todo eso hay que ponerlo en valor. Y para eso las administraciones, locales, provinciales y autonómicas también tienen que apostar.

5b.- Los empresarios de la Manchuela se han unido en la Ruta del Vino. ¿Es el camino?

D. C.  La unión hace la fuerza, sin duda. La Asociación de la Ruta del Vino de la Manchuela cuenta con el respaldo ya de un montón de ayuntamientos. Si a esto le sumas las cooperativas, las bodegas particulares, los empresarios de turismo… todo esto viene a demostrar que cuando uno quiere, se puede. Se está apostando por luchar por un futuro para nuestro territorio. Queda mucho trabajo y necesitamos continuar por esta línea. Tenemos que dar pasos importantes y mejorar los servicios, tanto para el que nos visita como para el que pueda decidir venir a vivir aquí. Que puedan escolarizar a sus hijos sin problemas, por ejemplo, igual que lo harían en cualquier barrio de una ciudad.

5b.- ¿Qué le diría a la gente que pueda plantearse una visita a La Manchuela?

D. C.-  Bueno, pues a mí me gustaría decirle: eh, ven a encontrarte con la vida, con la naturaleza, con gente apasionada de su forma de vivir. Y abrir las puertas al que quiera venir a vivir aquí con ilusión, porque necesitamos gente joven que quiera seguir con esa ilusión que nosotros tenemos.

210501-ruta-vino-manchuela-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en «Ven a Manchuela y encuéntrate con la vida»

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.