Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Un vino con... Joan Picó, La Baronía de Turís

“Un siglo respetando la historia, las tradiciones, el campo y el medio rural”

4 septiembre, 2020

Stacey Santa / Fotos: La Nube de Ideas
Viajamos hoy hasta una bodega centenaria. Recorremos la cuna del moscatel dentro de la Denominación de Origen Valencia. La Baronía de Turís cumple 100 años este 2020. Un año diferente en el que nuestras vidas han cambiado probablemente para siempre, que no puede empañar una trayectoria fascinante con un siglo de historia. La cooperativa La Baronía de Turís fue fundada en 1920 por 70 agricultores, hoy la conforman más de 700 asociados con unas 700 hectáreas de viñedos y una producción anual de cinco millones de botellas. Hace unos días uno de sus vinos más emblemáticos, Barón de Turís Reserva, se hacía con un notable galardón en el certamen VinDuero. Hemos quedado para tomar un vino con Joan Picó, enólogo de la bodega que lleva más de 20 años de trayectoria en la firma.

5barricas.- Un nuevo reconocimiento al Barón de Turís Reserva, ¿Qué supone?

Joan Picó.- Supone un reconocimiento a un producto tradicional, que es algo importante para nosotros ya que las tendencias están cambiando y nos estamos adaptando a ellas y de ahí la creación de nuevas gamas como la de Henri Marc pero mantenemos los productos tradicionales para un determinado consumidor. Este galardón es importante para nosotros porque aparte de reconocer los vinos innovadores y nuevos diseños se reconocen los tradicionales y es gratificante para nosotros.

5.b.- El 2020 no lo olvidaremos jamás, pero en el caso de La Baronía además era el año del centenario. ¿Cómo se llega a cumplir 100 años?

J.P.- Principalmente basándonos en el respeto a la historia, a las tradiciones, a la agricultura y al medio rural. El hecho de que haya sido un año tan extraordinario ha supuesto una limitación en todos los proyectos que teníamos pensados para este año, no solo lo que supondría la celebración sino en todo lo demás, como el desarrollo y comercialización de nuevos productos, encarados a un segmento más innovador, aunque sabiendo de lo que partimos e intentamos respetar esa historia que nos identifica y que hemos tenido que aplazar.

5.b.- Cooperativa es tradición, pero también vanguardia. ¿Cómo pesa cada una de ellas en La Baronía?

J.P.- Las dos son importantes en relación con la historia. Sin innovación no seríamos capaces de avanzar, pero sin la tradición perderíamos nuestras raíces. Cuantificar cuál de estas dos tiene más peso es imposible, desde luego están ligadas con las tendencias del consumidor, que últimamente se decantan más por la segunda, es decir por la vanguardia, ya que buscan innovación en los productos. Pero ambas son importantísimas para nosotros.

5.b.- Conformáis un equipo con una trayectoria larga en La Baronía. ¿Cuál es la clave?

J.P.- Somos un gran equipo. Tuvimos una revolución hace unos 15 años cuando se incorporaron nuevos técnicos y directores, algo fundamental para podernos adaptar a las nuevas exigencias del mercado y subsistir a esas nuevas tendencias emergentes. Esto ha supuesto muchas cosas, como la adaptación tecnológica y profesional. La gran clave es saber adaptarse a estas tendencias que aparecen en los consumidores.

5.b.- ¿Cómo llega Joan Picó a La Baronía?

J.P.- Hace 20 años recién licenciado en química en la universidad, en pleno verano entré por casualidad en La Baronía, empezando como operario en la bodega y en las vendimias. En esta época se empezaba a hablar de desarrollar sistemas de seguridad alimentarias y de sistemas de calidad, por lo que pasé a diseñar los protocolos para estas y fui encadenando unos trabajos con otros. He hecho todo lo que se puede hacer en una bodega. En 2001 pasé a hacerme cargo de la dirección técnica, posteriormente me adapté profesionalmente y volví a la universidad, me licencié en enología y actualmente soy el enólogo de la bodega.

5.b.- ¿Qué es lo que más te seduce?

J.P.- Empecé a trabajar en este sector no por vocación, sino porque fue la oportunidad que se me presentó en su día. Pero lo que me seduce actualmente en mi trabajo y en este sector es la enología, me apasiona.

5.b.- Afrontamos una vendimia más, pero no es una más. Es la vendimia de un año diferente. ¿Cómo se presenta? ¿Se ha visto afectada por la pandemia?

J.P.- Todas las vendimias son diferentes, porque aun utilizando la misma tecnología y los mismos ingredientes no te sale igual, porque no hay dos vendimias iguales. Este año con el efecto de la pandemia nos hemos tenido que adaptar a las medidas de seguridad, tanto el equipo técnico como los agricultores en el campo, pero la mayor repercusión la tendrá el mercado. Es una incógnita cómo va a responder a esta situación. Llevamos unos meses con el canal Horeca cerrado y las expectativas no son buenas, los grandes cambios van a venir ahí, del mercado, los precios están por la mitad respecto a otros años y hay un 20% menos de movimiento en producto fresco. Esta situación no nos hace caer, nosotros estamos trabajando con la misma ilusión y la misma vocación, en cuanto a los resultados ya se verán.

5.b.- La moscatel pesa mucho en La Baronía, pero ¿qué otras variedades destacarías y por qué?

J.P.- Sí, la moscatel significa un 50% de toda nuestra cosecha. Es la variedad autóctona que nos identifica y nos diferencia respecto a otras zonas de España. Destacaría otros tres grupos de variedades, uno sería la Malvasía, que no es una variedad autóctona pero es plantada en la zona desde hace muchos años, luego tendríamos el Tempranillo y el Merlot. Este último no es autóctono, es de origen francés, pero es una variedad con un potencial enológico en la zona  importante. Estamos viendo unos resultados que prometen. Nuestro objetivo no es ser iguales a los Merlot de origen, sino ofrecer un producto con esas mismas características pero diferente y que muestre las peculiaridades de nuestra zona, más que nada porque es un potencial enológico.

5.b.- ¿Cuáles serían los vinos más tradicionales de la casa?

J.P.- Mistela Moscatel, sin duda, es nuestro vino más premiado a nivel nacional e internacional. Actualmente uno de nuestros vinos de licor moscatel, el Mistela Valencian Sun de corte más vanguardista ha sido catalogado como uno de los Top Ten a nivel internacional. Lo curioso de este tipo de producto volviendo al que más vendemos, es que tiene el mismo packaging desde que se desarrolló hace 40 años, por lo que es una idea de la implantación de este producto aquí en Valencia. Se podría decir que la mistela es la joya de la corona.

5.b.- También elaboráis otros que escuchan más las demandas del mercado. ¿Qué buscáis con ellos?

J.P.- Yo aquí diferenciaría dos tipos de productos, los blancos y los tintos. En cuanto a los blancos la tendencia es que sean fáciles de beber, que tengan una graduación alcohólica media baja y con algún resto de azúcar residual, por lo que son vinos que si consigues un buen equilibrio invitan a beber y es una de las demandas actuales. Respecto al otro tipo de producto de gran demanda es el vino tinto, que está volviendo a la tendencia de una graduación alcohólica media o alta, en los que hay un envejecimiento y una crianza en barrica pero que no sea demasiado acentuada, que se note claramente que el vino procede de una fruta, que esas notas frutales se sientan en el producto final, aunque haya pasado por una crianza. Los vinos que más nos representas con estas características en cuanto a blancos es el Son 2 días y en el caso del tinto, el Henri Marc.

5.b.- ¿Habrá sorpresa de centenario en forma de algún vino conmemorativo?

J.P.- Aquí sí que ha afectado claramente la pandemia. Hemos estado trabajando durante tres años en la elaboración de algunos productos para el centenario, pero no ha sido posible dada la situación y tendrán que esperar al próximo año aunque sean añada 2020. Esta será nuestra forma de conmemorar nuestro centenario. Posiblemente el producto sea un vino de licor tinto, de color negre en el que llevamos tiempo trabajando y perfeccionando a lo largo de estos años. Un trabajo que ha ido dando su fruto. Probablemente hagamos algo el próximo año para festejar estos 100 años. De alguna manera hay que celebrar un cumpleaños tan importante.

200522-do-val-volvemos-con-ilusion-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en “Un siglo respetando la historia, las tradiciones, el campo y el medio rural”

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.