Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Un siglo de brindis con el Barón

12 noviembre, 2020

Pedro R. Arias
El tiempo es el que lo pone todo en su sitio y demuestra la verdadera grandeza de las cosas. La Bodega Cooperativa La Baronía de Turís es un claro ejemplo de ello. Esta cooperativa valenciana ha sido capaz de alcanzar los cien años de historia gracias al esfuerzo, dedicación y trabajo duro de generaciones de agricultores. Una célebre trayectoria que le ha permitido posicionarse hoy como una de las entidades vitivinícolas de mayor tradición de la Comunitat Valenciana, siendo referencia obligada en la elaboración de sus singulares mistelas y vinos dulces. 

El origen de la cooperativa se remonta a un 5 de febrero de 1920, cuando un grupo de sesenta agricultores, hartos de que entre la tierra y la mesa los precios se disparan a favor de otros, decidieron asociarse para vender sus productos a un precio más justo, sacando así un mayor rendimiento a su sudor. “La bodega nació de la necesidad que tenía el pueblo de tirar hacia adelante, de esta manera, el vino llegó a convertirse en el principal motor económico de la agricultura de Turís”, afirma José Beltrán Corell, actual presidente de la cooperativa. 

La vinculación de Beltrán con La Baronía se remonta a tres generaciones de agricultores, pues su familia se asoció a la cooperativa en los años cuarenta. “Recuerdo cuando tenía apenas siete años e iba junto a mi padre en el carro de caballos para transportar las uvas desde la viña a la bodega”. Para el presidente la clave de la supervivencia de la bodega se halla en la encomiable entrega de los viticultores turisanos, quienes vendimia tras vendimia han sabido mantener intacta su ilusión por hacer vinos de indiscutible calidad.

La Baronía fue así una de las pocas cooperativas valencianas que ya en los años veinte apostó firmemente por la comercialización directa y el embotellado de sus vinos y la única bodega cooperativa que desde su comienzo se desprendió de los intermediarios y empezó a vender directamente sus vinos al público. Tanto, que a principios de los años 40 abrió dos despachos de venta de vino al por menor en la capital del Turia. Aquellos despachos servirían para que los vinos de Turís fueran abriéndose un mercado con nombre propio, hasta tal punto que aún hoy día continúan siendo uno de los vinos valencianos más populares entre la población. 

Un siglo después, La Baronía de Turís ha conseguido agrupar a más de 700 socios, prácticamente la totalidad de viticultores del pueblo. Entre las principales figuras que hoy están al frente de la bodega se encuentra Ana Calvet, directora-gerente, una de las profesionales del mundo del vino valenciano más respetadas por sector, y el enólogo Joan Picó, que junto al equipo técnico de la Baronía han conseguido que en las 500 hectáreas de viñedos, que producen más de cuatro millones de kilos de uva, se cultiven tanto variedades de la terreta (monastrell, garnacha, tintorera, tempranillo, malvasía, merseguera y moscatel) como foráneas (syrah, merlot, y sémillon blanc). 

Tradicionalmente La Baronía ha utilizado numerosas marcas para la comercialización, reguladas todas por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Valencia. Entre sus productos más vendidos destacan los seis vinos que se encuentran bajo su marca estrella, Barón de Turís (tres tintos, un rosado y un blanco). Sin embargo, “el principal buque insignia de La Baronía es, sin ninguna duda, la Mistela de Moscatel, dado que ha permitido a la bodega llevar su firma a más clientes y mercados”, resalta Calvet, directora-gerente de la bodega. Al tiempo han ido incorporando sagas más vanguardistas como Henri Marc o la Valencian Sun, trabajando en el packaging de manera brillante, de la mano de La Nube de Ideas, adaptando la bodega y sus productos a las necesidades actuales de un mercado muy competitivo.

En la actualidad, la cooperativa valenciana comercializa aproximadamente la mitad de su producción en el mercado nacional, vendiéndose sus vinos en muchas de las grandes superficies españolas, principalmente en la Comunitat Valenciana y el resto del arco mediterráneo. Y el otro 50% se destina a la exportación a nada más ni nada menos que treinta países. Sus productos se venden en la Unión Europea, destacando sobre todo Países nórdicos y bálticos, Dinamarca y Francia; en Asia, principalmente en China y Japón; en África, haciendo el mayor volumen en Camerún, y en América, sobre todo en Colombia y Canadá.

“Durante estos 100 años no todo ha sido fácil, pero en los momentos complicados, el tesón, y la ilusión de los socios y los trabajadores nos ha permitido seguir adelante. Este empeño y voluntad por seguir siempre adelante, se ha visto recompensados por los buenos momentos que hemos podido ofrecer a nuestros clientes cuando consumen una copa de nuestros vinos”, concluye Ana Calvet.

201111-valsangiacomo-vittore-800x200px

Artículos en imágenes

Un comentario en Un siglo de brindis con el Barón

Pepa el 13 noviembre, 2020 a las 7:51 pm:

Magnifica la mistela y el Henri Marc.

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.