Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Sueños de escapadas vinícolas en desescalada (V)

28 mayo, 2020

David Blay
Encaminados hacia la Fase 2 del desconfinamiento y buscando hoteles de cercanía para poder pasar unos días de asueto si puede darse el caso, esta quinta escapada soñada nos devuelve a Utiel-Requena, pero de una manera radicalmente opuesta a la primera que narramos.

Tanto es así que las dos bodegas que visitaremos añaden, con honores, producción de cava a la clásica del vino. Y disponen de hotel en ambos casos, por lo que puede plantearse el timing de dos maneras diferentes en función de cómo quiera vivirse la experiencia y dónde (ojalá) podamos ya ocupar una de sus habitaciones.

En principio, iniciaremos el día con un recorrido sin prisas por las instalaciones de Hispano+Suizas, donde a lo largo de sus 61 hectáreas nos encontraremos uvas de tantos tipos distintos que alargan su vendimia prácticamente tres meses: desde agosto con el cava hasta octubre con las variedades más tardías.

Allí el terceto fundador nos introducirá en el por qué de apostar por un concepto donde las palabras ‘lujo asequible’, ‘obras maestras’ y ‘música clásica’ marcan la filosofía de la casa en la que Rafa Navarro y Pablo Ossorio ejercen de fantásticos directores de orquesta.

Con toda la mañana por delante y la experiencia de tres referentes mundiales en su sector, el tránsito nos acabará llevando a su salón privado, en el que la experiencia concluirá con una comida acompañada por algunos de sus multipremiados caldos.

Por primera vez en esta serie, por cierto, no descubriremos el menú o los platos a elegir. Valdrá más la pena dejarse guiar por lo que ese día hayan decidido cocinar en la Finca La Borracha, levantada hace ya 115 años.

Y ya que hablamos de historia, el siguiente paso nos introducirá en un paseo por un Pago, al tiempo que vamos bajando décadas al pasar de la sala de barricas a la destilería y de ahí a concluir en una cava original del siglo XIX.

Pago de Tharsys permitirá en este caso recorrer los viñedos desde una perspectiva distinta: la del atardecer, junto a algún miembro del equipo de la bodega, que irá introduciendo al visitante en cómo debe prepararse para la cata posterior.

Esta, enormemente variada, se mezclará con el sabor de los embutidos de la zona, que dicho sea de paso quizá sea mejor degustar a horas tempranas para poderse ir a la cama algo ligero. 

Sin embargo, sea la hora que sea está todo previsto: la noche de hotel incluye paseo nocturno con el fin de rebajar los excesos que se hubieran podido cometer. Y, como motivación, un desayuno casero cuando los sonidos de la naturaleza (y no la alarma del móvil o del reloj inteligente) decidan despertarnos.

Quizá esta visión suponga el primer paso hacia la nueva normalidad. No tanto porque podamos disfrutar del aire libre (algo que ya estamos comenzando a experimentar) sino por la buena noticia de la apertura de establecimientos hoteleros.

Y, una vez más, nos descubrirá lo cerca que tenemos las opciones que tanto hemos buscado en el pasado a cientos o miles de kilómetros. Mientras otros venían de fuera a no explicarse por qué nosotros no aprovechábamos las maravillas de que disponemos a menos de una hora de coche desde la capital del Turia.

200518-do-ur-momentos-bobal-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en Sueños de escapadas vinícolas en desescalada (V)

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.