Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Sonia, el sabor de la abuela

16 marzo, 2022

Paulina Monarrez

 

Sonia, ubicado en la colonia Juárez. Un restaurante en honor a la abuela ‘Sonia’ de descendencia polaca; fuerte, luchadora, protectora, pero cariñosa y fraternal, donde su comida abrazaba y apapachaba. La cocina es una inspiración y una reinterpretación de la abuela de uno de los fundadores, pero sobre todo de todas las abuelas de cada hogar, deleitándonos con una gastronomía contemporánea internacional con sabores, olores y preparaciones sencillas que nos hace recordar a la familia.

La decoración es atemporal, con mucha vegetación, vanguardista con un toque vintage donde los muros son una representación ad hoc al pasado, que  si hablaran contarían una historia, en donde el tiempo se detiene y son esos pequeños detalles que hacen más real la experiencia en Sonia.

Coctelería sencilla con ingredientes de nuestro país. Esta vez yo pedí el Mixtli, un trago preparado con mezcal espadín-tobalá con pulpa de guayaba, jalea de jalapeño, jugo de limón, servido en un vaso escarchado con azúcar y un chile como decoración, pero también hay coctelería con vino, ginebra, carajillos para el gusto de todos los paladares.

La carta de vinos es original, con propuestas de todo el mundo, México, España, Hungría, Argentina, Francia, Uruguay, Italia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, ideales para acompañar los platillos.

Sonia está bien ubicado, tanto para los turistas, así como para los oficinistas de la zona. Todos los días ofrecen desayunos simples, ricos y vastos, en un horario de 09:00 a 13:00 h, comidas y cenas a partir de las 13:00 h hasta la hora del cierre.

La cocina queda a cargo del chef Edgar Delgado, que con su encanto y amplia experiencia, nos platicó más acerca de lo que brindan para los comensales. Empezando por los desayunos, donde nos ofrecen jugos naturales como el de naranja, toronja y mandarina, fruta de temporada, pan dulce elaborado en horno, como el sandwich de dulce de leche, deliciosos croissants y chocolatines, la crostata de ricotta con pistaches caramelizados. Platillos fuertes como las enmoladas de plátano macho con quesillo, cebolla, cilantro, crema y queso itsmeño, así como diferentes preparaciones con huevos.

Para la hora de la comida o cena, nos recomienda el antipasto de la casa, que son varias entraditas para compartir, además de la ensalada de betabel con mantequilla de pistaches, arúgula y queso parmesano. Las pastas son elaboradas caseramente, como plato fuerte un pappardelle con ragú de short rib y queso parmesano o unos canelones de hongos y queso de montaña con salsa de jitomates y parmesano. Para los que no quieren pasta les recomiendo el Pulpo a la Mario con crema quemada, salsa de jitomates y cebolla rostizada. Y para el postre el camote en tacha o el delicioso pastel de chocolate, ruibarbo y fresa con helado de betabel y frutos rojos.

Sonia procura la pesca sustentable, es una cocina honesta, real, con un servicio amable, donde la sobremesa no es un problema, la gente puede quedarse el tiempo que quiera, no hay urgencia porque se vayan.

Sonia es un restaurante para recordar los sabores y olores que han quedado plasmados en nuestra memoria, es una parada obligada para cualquier extranjero, e inclusive para los que vivimos en este bello país.

 

0 comentarios en Sonia, el sabor de la abuela

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.