Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

¡Salud y territorio! el grito de Toni Arráez a los pies del Capurutxo

17 junio, 2021

Jaime Nicolau

Desde la Font de la Figuera, en el territorio marcado por el mundo del vino como Terres dels Alforins, Bodegas Arráez ha alzado la voz con la tradición y el territorio por bandera. Más allá de sus vinos canallas, para disfrutar la vida, el enólogo valenciano Toni Arráez ha estructurado un proyecto en el que la línea de Los Arráez guarda joyas enológicas que abrazan variedades autóctonas con ímpetu en una lucha desaforada por mantener el patrimonio vitivinícola que siempre ha existido en La Font de la Figuera. Y lo hace desde parcelas diferentes, con el pico de El Capurutxo marcando siempre el horizonte. Parcelas de rendimientos bajos, en lugares recónditos de difícil acceso, en las que habitan felices variedades como la Arcos o la Malvasía, pero también la mediterránea Syrah. Y esos son los tres nuevos vinos por los que a Toni Arráez le brillan los ojos de una manera especial. Y es normal porque todos tienen su aquel, pero con permiso del resto, nos van a permitir una mención especial para Los Arráez Arcos, una bomba de fruta, elegante y fresco, con el que no puedes borrar la sonrisa permanente de la cara. También especial Los Arráez Malvasía, quizás por un paso por barrica que lo hace diferente al resto de vinos de esta variedad. Y por último un Syrah nacido en la montaña que el enólogo define como «energía en vena con una fruta directa».

Tres monovarietales que se unen a “Los Arráez Verdil”, “Los Arráez Lagares” y “Los Arráez Parcela 0”. Con este triple estreno se cierra el proyecto de alta gama de “Los Arráez”, son 6 referencias que representan la esencia vitivinícola de la zona de “Terres dels Alforins”, vinos que han recuperado variedades endémicas, viñedos pre-filoxéricos, y parcelas que prácticamente se habían abandonado al cultivo.

Los Arráez Arcos 2019 y Los Arráez Syrah 2020

La variedad Arcos está dando enormes alegrías a los tres o cuatro viticultores que apostaron por recuperarla en Terres dels Alforins. En el caso de Los Arráez proviene de la parcela más alta de La Font, a 700 metros de altitud, a la que se tarda en acceder más de 30 minutos. Han tenido que vallar la parcela porque jabalís y ciervos se comían el 40% de la cosecha. El jabalí iba a reinar en la etiqueta pero en vendimia un ciervo travieso empezó a dejarse ver sin temor alguno, mostrando que aquel territorio tenía dueño. Y así llegó a la etiqueta de este Los Arráez Arcos que es un canto a la fruta, elaborado en fudre de madera, y que en boca es goloso y balsámico hasta tal extremo que la botella queda vacía en poco tiempo.

De la misma parcela procede el Syrah. Reconoce Arráez que no daban con la clave y hasta se plantearon arrancarla porque la uva no llegaba con salubridad a la bodega en vendimia. «Es el ejemplo claro de como se adapta una uva mediterránea, la arcos, y como le cuesta a una foránea, en las mismas condiciones de suelo, altitud y clima». Pero no cesaron en su empeño y decidieron adelantar la vendimia. Y ahí llegó el premio. El resultado es un syrah de libro, en el que la fruta (principalmente del bosque) lo marca todo. El jabalí identifica este vino.

Los Arráez Malvasía 2019

Quería Toni Arráez sacar partido a esa parcela que se encuentra en «La Zona Cero» de los conejos. El animalito que reinaría en la etiqueta estaba claro pues. Es una de las viñas de uvas blancas autóctonas más antiguas de La Font. Decidió pasarlo por barrica y elaborar un blanco a la antigua usanza. El resultado es un vino que va creciendo y haciéndose poderoso en la copa. Arranca con una nariz no demasiado ostentosa, en beneficio de una boca espectacular. Avellana y frutos secos, una acidez bien integrada y longitud, son ingredientes más que suficientes para asegurar que estamos ante un blanco gastronómico para disfrutar.

«Estoy orgulloso de estos vinos, y los otros tres de la saga Los Arráez, porque provienen de parcelas y uvas que han sido muy importantes para La Font y para mi familia. Era impensable hace unos años», resume el enólogo artífice de los vinos para beberse la vida… y también de los de brindar por el territorio.

200701-parcela-800x200px

 

 

Artículos en imágenes

0 comentarios en ¡Salud y territorio! el grito de Toni Arráez a los pies del Capurutxo

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.