Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Montesanco: Vinos honestos con su origen en un enclave «de película»

4 diciembre, 2020

Jaime Nicolau

Soñar despiertos. Encontrar un paraje incomparable y quedar prendado de él. Saber que su historia se remonta varios siglos atrás. Descubrir que fue el hogar de la familia del cineasta García Berlanga. Todos estos ingredientes son los que animaron a María Sancho y Paco Cotino a emprender la aventura de Montesanco, en el término municipal de Requena. Finca Casa La Viña es el enclave mágico, un paraíso para la viña a las puertas del Parque Natural de las Hoces del Cabriel.

Fidel García Berlanga, abuelo del cineasta español Luis García Berlanga, nacido en Camporrobles en 1859, construyó en 1882 Casa La Viña, una bodega con casa solariega donde se elaboraba ya entonces el vino de sus 500 hectáreas de viñedo colindantes. Tras su paso por la alcaldía de Utiel, en 1894 fue nombrado presidente de la Diputación de Valencia, cargo en el que se distinguió por sus campañas en defensa de los intereses de los viticultores valencianos. Tras el paso de la familia García Berlanga Pardo, en el siglo XXI los nuevos propietarios  han recuperado los antiguos trullos de fermentación para la crianza en botella de los vinos tranquilos y la rima de sus cava, elaborados en una nueva bodega semi enterrada. Este  legado histórico y toda la filosofía de envuelve el proyecto Montesanco, tanto la bodega como el viñedo, se pueden conocer de primera mano a través de experiencias enoturísticas singulares.

Una ilusión que esta familia ha hecho realidad con una rehabilitación mimada, recuperando los antiguos trullos de hormigón, reconvertidos ahora en la cava de la firma, y devolviendo el esplendor a una explotación que fue referencia obligada en la comarca. En la parte de la bodega, han optado por respetar el trabajo por gravedad, incorporando tecnología de última generación enfocada a lograr unos vinos de alta expresión a través de las variedades bobal y macabeo.

En Montesanco trabajan 30 hectáreas de viñedos antiguos en ladera. La parcelas se encuentran entre bosques, olivares y almendros mostrando parajes de una gran belleza. Paralelamente, trabajan con calma y de manera progresiva en recuperar 15 hectáreas más en terrazas con muros de piedra seca. Al aunar la visión de viticultores y elaboradores, la esencia del proyecto es la búsqueda de «la expresión más honesta posible de las variedades bobal y macabeo plantadas por nuestros antepasados, estableciendo un pacto tácito con el territorio y con los orígenes; un pacto cómplice que pretende la expresión de historias genuinamente honestas capaces de expresar las singularidades del paisaje a través del vino», señalan .

Los viñedos se caracterizan por sus excepcionales suelos de carácter arcilloso  calcáreo con producciones bajas. Sus vinos nacen de parcelas seleccionadas plantadas en vaso y en estricto secano y son vendimiadas a mano con una  posterior segunda selección manual en bodega.

Artesanos de la tierra : 100% Agricultura ecológica y biodinámica

Un gran vino es el reflejo de la tierra que lo ha visto nacer. Por esta razón, practican una agricultura de secano siguiendo los criterios de la biodinámica y cultivando los viñedos sin herbicidas ni insecticidas, sólo con elementos de origen natural. La agricultura biodinámica es un sistema de cultivo que tiene como prioridad el equilibrio del ecosistema y la biodiversidad en el viñedo. Esta filosofía brinda la posibilidad de elaborar vinos respetuosos con el paisaje del que son originarios.

Bobal viejo y Macabeo 

La bodega elabora dos vinos a partir de las parcelas seleccionadas de bobal y macabeo. 

MÓN Montesanco Macabeo 2019: Viñedo de más de 60 años, fermentación en barricas de roble francés nuevo y dos meses de contacto con lías.  Edición limitada. Este vino ha sido elegido como el Mejor Macabeo español, con 97 puntos, en la Guía de Vinos y Aceites de SEVI, que cata y valora los vinos por variedades.

MÓN Montesanco Bobal 2018: Edición limitada de 5363 botellas de una parcela de viña centenaria prefiloxérica. Paso de un año por barricas de roble francés. Tras el éxito de la primera añada 2016, 2018 se consolida como la expresión seria del máximo potencial de la Bobal.  En sus dos añadas ha logrado hitos importantes. La 2016 ganó una medalla de oro en en prestigioso certamen Mundus Vini 2019. Por su parte la 2018 ha sido puntuada con 91 puntos por Decanter.

En breve se sumará a la gama MÓN Montesanco Cava Brut Nature Reserva: A partir de Enero 2021 se presentará la primera añada del Cava 100 % Macabeo de la bodega.

Así es Montesanco, un proyecto excepcional en busca de la máxima calidad, resultado de un enclave «de película» que tiene en el enoturismo una de sus apuestas más firmes.

201126-5bs-grandes-cavas-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en Montesanco: Vinos honestos con su origen en un enclave «de película»

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.