Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Merseguera sin sulfitos, el redoble de Pago de Tharsys

8 mayo, 2020

La firma valenciana Pago de Tharsys demuestra constantemente su inquietud y sus ganas de emprender proyectos que pongan el foco en lo nuestro, como seña de identidad y distinción. Esta bodega es alma inquieta y ahora se ha atrevido con su primer vino sin sulfitos y la variedad elegida ha sido la autóctona merseguera. 2666 botellas con contraetiqueta de Utiel-Requena, de un vino con un packaging fresco que resalta su carácter natural y que, por transgredir que no quede, va cerrado con chapa (corona) en lugar de con tapón de corcho, para hermetizar más a conciencia el contenido y alargar la vida del vino. Es el sistema de cierre del cava en su fase de reposo antes del degüelle. La Merseguera es una variedad blanca autóctona de nuestra región, y en este vino procede de un viñedo muy viejo plantado en 1975 ubicado en la parcela Casa del Sancho, cercana a la bodega. Son cepas plantadas en vaso y en viticultura sostenible con una producción muy pequeña de apenas 2.300 kg/hectárea. Su precio al público, 12 euros.

Es un vino que va a seducir los sentidos. Cuenta con un color ‘nude’ muy ligero (color paja pálido) debido a la no utilización de sulfitos. Presenta una lágrima fina y de recorrido lento. Su aspecto es claro (se trata de un vino natural sin filtrar, y con el paso del tiempo podría presentar algo de turbidez, que en ningún caso afectará negativamente a los aromas y sabores y, por supuesto, no representará ningún riesgo para la salud).

En cuanto a los aromas, a copa parada aparecen de manera intensa las frutas de hueso madura: melocotón, nectarina, albaricoques. Tras agitarlo aparecen notas de fruta cítrica madura: piel de pomelo rosa y pera madura.

La vista, el olfato… pero, por supuesto, también el gusto. Entrada fresca y limpia, seco y con fantástico equilibrio entre acidez y madurez. Sensación de frescura y viveza de larga persistencia en todo el paladar. Elegante recuerdo perfumado destacando el sabor a melocotón maduro y pomelo rosa, así como notas de levadura fresca y miga de pan. Textura suave y untuosa, sensación rica y envolvente.

Desde la bodega sugieren servirlo en una copa de tamaño medio, cuerpo amplio y ligeramente cerrada en la parte superior. Es un vino ideal para acompañar platos de pescado blanco: rodaballo, lenguado, besugo, … marisco cocido, arroces y guisos de pescado. También combinará perfectamente con ensaladas variadas, incluso con frutas.

200506-sn-equilibrio-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en Merseguera sin sulfitos, el redoble de Pago de Tharsys

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.