Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Mar (en lata) y vinos valencianos para Alenar el organismo

23 julio, 2020

David Blay
Una de las palabras más bonitas (y desconocidas) del idioma valenciano es ‘Alenar’, cuyo significado habla de llenarse los pulmones del aire que respiras en cuanto pisas el mar. Algo parecido a impregnarse de golpe de la esencia mediterránea.

Esa imagen y esa sensación busca provocar la taberna que bajo el mismo nombre abrió hace algo más de un año en el centro de Valencia, impulsada por un joven de Pedreguer que apostó (con el asesoramiento de Two Many Chefs) por trasladar el espíritu de La Marina Alta a la capital del Turia cuando le concedieron la franquicia de Aloha Poke y vio que el local era demasiado grande para un solo negocio.

Una apertura que, como demasiadas otras, se vio sobrepasada por la ola del confinamiento, pero que también supo pivotar hace menos de un mes hacia un Delivery semisalvador basado en dos conceptos: que lo que te llevan a casa no necesite ser cocinado y que siempre esté maridado por vinos valencianos.

No es fácil escoger nuestros platos favoritos cuando pedimos que nos los traigan hasta la puerta (o cuando decidimos recogerlos directamente en el local). Y, en ocasiones, quizá por los envases, el calor o simplemente por la experiencia el disfrute mengua. Y con él las posibilidades de repetir aventura.

Sin embargo, sí podemos disfrutar de productos que sabemos que tendrán el sabor y la textura que esperamos. Y, como escribimos hace tan solo una semana bajo el dictado de Eva Pizarro, plantearnos además incorporar un maridaje específico para ellos. Claro está, si nos lo explican bien. Una virtud que el equipo de Jordi Gil busca de manera incesante.

De las 46 referencias que aparecen en su carta (casi más que platos, si contamos vermouths y cavas), solamente ocho no pertenecen a la Comunitat Valenciana. Y de los 38 restantes, las zonas se reparten hasta tal punto que pasan de Utiel, Requena y La Font de la Figuera a Alicante, Moixent, Xaló, Valencia, Castellón o Jesús Pobre.

Con precios que van desde los 13’80 a los 29’80 euros, sus solicitudes más comunes hablan de una o dos botellas por envío, con acompañamientos más o menos constantes basados en steak tartar con anchoa, esgarraet con capellanet, mejillones en escabeche, sardinillas, gildas, tablas de quesos de Catí, foie con mistela de Turís y anguila ahumada o cocas de pulpo seco y berenjena.

Son el ejemplo de que, en medio de la crisis provocada por la COVID-19, la apuesta por planteamientos autóctonos en el centro puede tener por fin vida. Trayendo espíritus de comarcas a lugares donde no solo los descubran los turistas, sino también aquellos ciudadanos que decidan volver a dotar de vida una de las zonas que más está sufriendo desde el pasado mes de marzo.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Mar (en lata) y vinos valencianos para Alenar el organismo

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.