Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

La potencia leonesa de La Firma para un gran Venta del Puerto Nº12

24 julio, 2021

Jaime Nicolau / Fotografía y vídeo: Vicente Escrivà y Fernando Murad

Cuando buscamos parejas de baile para realizar armonías entre el mundo del vino y la gastronomía queremos que nuestros lectores, televidentes o ambas cosas lo encuentren lo suficientemente atractivo como para querer vivir la experiencia. Es por eso que nada es al azar. Desde que supimos que haríamos parada y fonda en el restaurante La Firma, teníamos claro qué bodega iba a ser su pareja de baile: La Viña de Anecoop Bodegas.

Visitar La Firma es como estar en tu casa. Roberto Pedrosa y Marisa García te generarán tanta empatía y comerás tan bien, que a la segunda visita entrarás en la cocina a hablar con Marisa y te pondrás en las manos de Roberto en la sala. Este matrimonio leonés llegó a Valencia con las cosas claras, querían poner en valor un trocito de su tierra natal en una ciudad en la que es difícil encontrar esta cocina con la calidad que La Firma presenta. «Realmente son tres patas las que componen nuestra oferta. Por un lado, como no, nuestras raíces leonesas. Por otro lado, las raíces asturianas de Marisa. Y por último, estando donde estamos, pues las raíces y la esencia del Mediterráneo», nos explica Roberto que, sin darse cuenta, en tres frases ha abierto en canal la esencia y sinceridad del proyecto. Así pues, platos de cuchara contundentes, carnes potentes y algún arroz nunca van a faltar.

Y he aquí donde pensamos que esa variada y potente oferta gastronómica nos iba a servir para poner a prueba al auténtico best seller de los vinos valencianos: Venta del Puerto Nº12. Así que llamada de turno a Jorge Caus, enólogo y director técnico de La Viña, para proponerle el reto. Y, con la firmeza de quien va sobre seguro, aceptó, añadiendo al Nº12 la magia de otro tinto espectacular de la bodega, Los Escribanos. En este caso un monovarietal de monastrell con un pequeño toque de garnacha, de edición limitada, y fruto de un proyecto basado en la calidad extrema, desde la cepa a la copa.

Nos dice Roberto que Marisa no va a querer salir, que con los clientes y sin cámaras perfecto, pero que no le gustan los focos. Le digo que me deje probar y me lo permite. Yo soy uno de esos que entra en la cocina cuando llega a La Firma a ver qué tiene Marisa de bueno ese día. Le digo que solo tiene que contarnos los dos platos que ha elegido para esta armonía y que sacaremos solo las manos, el emplatado… en fin una mentira piadosa. Comienza algo nerviosa pero poco a poco, con ayuda de Fernando que es un crack con la cámara haciendo muy fácil que la gente se sienta a gusto, se va soltando. Hasta hoy Roberto tenía el título de excelente anfitrión de La Firma, pero quizás haya nacido una estrella…

Jorge Caus nos cuenta el enorme crecimiento que ha experimentado en los últimos años la Cooperativa La Viña. Ubicada en La Font de la Figuera, el actual equipo de gestión que lleva ya unas cuantas ‘añadas’ al frente del proyecto, inyectó en el ADN la esencia de la búsqueda de la calidad, intentando cerrar el círculo que permita que los agricultores perciban un reconocimiento justo a su trabajo. Un modelo que han sabido llevar hasta el extremo, consiguiendo ser un ejemplo de éxito en el modelo cooperativo. Un éxito que no hubiera sido posible sin su alianza con Anecoop, que ha empujado enormemente la expansión comercial de la bodega. Hoy sus vinos son referencia obligada en la Comunitat Valenciana, pero llegan hasta casi un centenar de países.

El olor que llega de la cocina va indicando que es hora de ir a la mesa. Roberto y Jorge toman posiciones para recibir el steak tartar de wagyu con foie, que tiene una pintaza excepcional y una textura que ya amenaza con hacer saltar alguna lágrima de emoción. Para este plato Jorge Caus ha elegido Escribanos, una potencia de fruta sin máscaras. Un vino elegante, sutil, mediterráneo y en el que la variedad monastrell de cepas viejas se expresa con majestuosidad. Roberto, que vive con pasión el mundo del vino con el afán de convertir la estancia en La Firma en un placer absoluto, no conocía esta referencia y muestra su admiración por la elección del enólogo. Para empezar no ha estado nada mal.

Llega el guiso. Marisa se atreve con una receta de rabo de toro que le enseñó su abuela y que replica al milímetro guardando para sí algún toque secreto. Roberto habla del siguiente vino, el Venta del Puerto Nº12, situándolo como un valor seguro para los profesionales de la sala. Toma la palabra Jorge para indicar que estamos ante un coupage de cuatro variedades con un paso de 12 meses por barrica, nueva y de la mayor calidad. Con este vino han conseguido estabilizar un nivel de calidad excepcional que, unido a su enorme relación calidad-precio, lo convierten en una de las apuestas ganadoras entre los vinos valencianos. Plato y copa brillan a partes iguales. Uno ensalza al otro elevando sus bondades. No hay vencedores, hay compañeros de armonía que conforman un todo único. Copas al aire y brindis al sol.

Hay proyectos que respiran alma y pasión. Roberto y Marisa han logrado que sus clientes ‘coman en casa’, pues así consideran a La Firma. Jorge y su equipo han hecho que Venta del Puerto Nº12 sea ya un trocito de todos los valencianos. León y Valencia, La Font y Asturias. Cuando el corazón va por delante, el éxito llega queridos.

210318-5bs-800x200

Artículos en imágenes

0 comentarios en La potencia leonesa de La Firma para un gran Venta del Puerto Nº12

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.