Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

La pandemia no para a la DOP Alicante

16 septiembre, 2020

Colin Harkness / Twitter: @colinonwine / Instagram: colinharkness53

English version available here!

El vino ha formado parte del ADN de Alicante desde que los fenicios vinieron a comerciar con sus ánforas sobre el año 1000 a.C. Los siguieron los romanos, que se pusieron a trabajar y plantaron viñedos. Durante los siglos XVI y XVII se produjo un boom comercial, había incluso un real decreto que prohibió la importación de vinos extranjeros en un esfuerzo por promocionar aún más los vinos de Alicante.

Desde entonces, el vino ha sido parte del día a día de los alicantinos. Por lo que no es sorprendente que los productores vinícolas de aquel entonces solicitaran en 1932 el estatus de Denominación de Origen. Sin embargo, los vinos de Alicante han tenido que recorrer un camino algo pedregoso para ser reconocidos nacional e internacionalmente. Me avergüenza admitirlo, pero tengo que decir que la culpa es de una o dos generaciones previas a la mía de periodistas de vino.

Con una perspectiva lejana y puede que, sin tan siquiera dignarse a visitar Alicante, los periodistas extranjeros de vinos de generaciones previas muy probablemente hayan descartado los vinos de esta zona porque se negaron a creer que en un clima como este no se podía elaborar ningún vino excepto blancos dulzones y tintos a granel de alta graduación. Cuán equivocados estaban y cuán acertado estuvo uno de los principales productores de la DOP Alicante, Bodegas Enrique Mendoza, al convencerlos de sus errores.

Tras haber sido Mendoza pionero en la poda en verde, la cosecha temprana, la selección de la viña, etc., otros productores siguieron el ejemplo y actualmente los vinos de la DOP Alicante son aclamados mundialmente. Y con razón. ¡Hay tal diversidad de estilos de vinos, tantos perfiles aromáticos y gustativos diferentes que provienen de una gran variedad de uva autóctona e importada y que se cultiva en tantos lugares y terrenos! ¿Quién le diría que no a esto?

Por desgracia, como ha ocurrido en todas las regiones vinícolas del mundo, la DOP Alicante no ha escapado a la pandemia del covid-19 indemne. Las ventas nacionales se han reducido en un muy preocupante 60% y las exportaciones también han caído un 40%. Unas pérdidas así evidentemente no pueden sostenerse y las bodegas miembros han tenido que hacer recortes.

Aun así, con su característica resiliencia y su sentido de la camaradería, los miembros de la DOP Alicante y los oficiales del Consejo Regulador no se van a quedar de brazos cruzados. Pese a que ahora mismo no se pueden organizar eventos per se (lo que supone un revés, ya que esta DO siempre ha sido activa a la hora de organizar eventos promocionales), existen otros medios mediante los que la DO puede promocionar los vinos de sus miembros.

Recientemente, cuando visité las oficinas, había un equipo de televisión grabando al presidente de la DO mientras hablaba sobre la cosecha de este año, los planes para el futuro, etc. (como yo hacía). Asimismo, empezaron una serie de vídeos que se compartieron en las redes sociales en los que utilizaban a personas muy famosas en el mundo del vino como mi amiga y compañera Sarah Jane Evans MW. Mi contacto, Eladio Martín, gerente de la DOP Alicante, me contó que las redes sociales eran el camino adecuado para hacer el mejor trabajo posible para las bodegas miembros —y son verdaderamente activas en todas las plataformas habituales—.

Un ejemplo es Terreta Wine Academy, en su página web (vinosalicantedop.org) podemos ver vídeos con los que ayudan a principiantes del vino a catar como los profesionales, así como disertaciones de los propios profesionales sobre los vinos de Alicante.

Así que, pese a que claramente existen dificultades si tenemos en cuenta las restricciones actuales y la caída de ventas debida a la pandemia, hay una sensación de positividad y optimismo. Y teniendo en cuenta los siguientes vinos, creo que sé exactamente por qué. ¡Los vinos DOP Alicante molan!

Sein 2018, con una etiqueta bonita, copia de azulejos antiguos, está elaborado por Vinessens con uva Monastrell y Syrah, una combinación que funciona muy bien. Color picota y en nariz frutos negros, así como notas a roble tostado de los barriles franceses en los que el vino ha envejecido durante 12 meses. Acidez fresca y taninos activos con buena presencia de fruta, es decir, que este vino puede envejecer algo más en botella.

Hay notas a regaliz en el paladar y a fruta oscura madura: cerezas negras y zarzamoras y un toque de chocolate negro en el paladar.

Arbui de Bodegas Alejandro es un vino monovarietal hecho con uvas Monastrell autóctonas. El vino ha disfrutado claramente sus 15 meses en barrica de roble francés y ha ganado profundidad en el sabor, longevidad y algunas notas a coco tostado al abrirlo por primera vez. Es un vino tinto afrutado, jugoso con sabores a ciruela madura, zarzamora y a follaje, con algo de mineralidad terrosa.

También hay una nota a caramelo que proviene de la barrica y que suma al encanto del vino. Es un vino sabroso y aun así elegante (creemos que podría combinar muy bien con fajitas y con chili con carne) que tiene solo un toque de chocolate negro como ingrediente que se alía con el final a chocolate negro tan común de los vinos Monastrell. Recomiendo decantar este vino de 2017 para que demuestre de lo que es capaz desde la primera copa en adelante.

Nuestro último vino (¡por ahora!), Carabibas de Bodegas Sierra de Cabreras era el más viejo, una buena cosecha de 2013. El vino utiliza Cabernet Sauvignon, Merlot y Monastrell. El Wine Advocate de Robert Parker le dio a este vino 92 puntos de 100 y lo describió como un ‘Burdeos mediterráneo’, que creo que es una descripción apropiada.

Hay notas a bosque oscuro en nariz con hierbas de montaña, un poco de laurel con tomillo y a romero seco triturado. Destacan las grosellas junto con zarzamoras y ciruelos silvestres y un toquecito de menta. En el paladar hay una nota a carne, cebolla y a concentrado de setas que se mezcla bien con los frutos negros. Los 21 meses en barrica de roble le da complejidad y duración. Aún puede envejecer algo más. Creo que puede ser un vino fantástico acompañado con pechuga de pato, bistecs o con guisos con carne.

English version available here!

200730-do-alicante-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en La pandemia no para a la DOP Alicante

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.