Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

La ardilla que podría atravesar el nuevo Cabanyal saltando de vermut en vermut

25 diciembre, 2020

161

David Blay
No hace falta recordar que hace poco más de una década el barrio más cercano al mar de la ciudad de Valencia estaba enmarcado en una planificación política cercana a la extinción. Que aventurarse allí dentro seguía suponiendo, en ocasiones, un cierto riesgo. Y que apenas los clásicos (y algunos valientes) sostenían la bandera gastronómica de sus orígenes pesqueros.

Es factible que algún día se haga el homenaje que merece a Casa Montaña, que durante demasiados años se ha negado a moverse de su lugar original pese a los numerosos comentarios recibidos al respecto. Y que, diseñada su botella por Javier Mariscal, sigue enarbolando la enseña del vermut hecho en casa para quienes busquen los sabores de siempre. En consonancia, todo sea dicho, con las anchoas de Casa Guillermo y su aperitivo líquido de barril.

Posiblemente otro de los grandes iconos, aunque la discusión sobre si su espacio atañe al Canyamelar es legendaria, es la Bodega Anyora. Que ha sobrevivido primero con Delivery y luego con reducción de mesas a la pandemia y que tiene hasta una parte de su carta titulada ‘La hora del vermut’. Bebido este en porrón, por cierto.

Al triunvirato se suma el reciente galardonado La Aldeana, cuya evolución es tan constante que difícilmente puede encajarse en ningún segmento concreto. Hasta el punto de que refinan el vermut en sus barricas mientras sacan al comensal también su propio pacharán.

Pero, junto a ellos, casi podríamos decir que no hay ya calle sin lugar especial. Y lo demuestran las nuevas y recientes aperturas y las que vendrán a no demasiado tardar.

Sergio Giraldo, su Sastrería y sus azulejos blancos y negros son posiblemente el nuevo icono pop del vecindario, donde se distingue entre el vermut marino con hierbas de El Saler y el terroso con romero y tomillo.

Carlos Cervera es otra ‘rara Avis’ que aterriza frente al Mediterráneo cuando estaba acostumbrado a oler a viñas en El Yantar de Requena. Y lo hace apostando por una Casa de la Mar valiente, que aspira a retornar a la música en directo y donde la cantina, pese a presumir de buena cerveza, lo hace también de vermuts artesanos valencianos.

Y a quien se espera a inicios de 2021 es a Nacho Romero, que sin dejar Kaymus aplicará de nuevo su letra fetiche al local que ya le espera junto al mar. Donde lo salino sabe a hierbas. Y donde hemos vuelto a la vida de barrio. Aunque solo sea por tomarnos algo a la fresca.

201207-do-alicante-navidad-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en La ardilla que podría atravesar el nuevo Cabanyal saltando de vermut en vermut

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.