Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Jumilla: el edén de viñas viejas que derrotó a la filoxera

15 mayo, 2020

Viñedos de Juan Gil. DOP Jumilla

Mark O’Neill DipWSET
Fundador de The Wine Place

Los viñedos de Jumilla están diseminados entre las provincias de Murcia y Albacete, con Almansa al norte, Yecla y Alicante al este, y Bullas al sur. Hay alrededor de 19.000 hectáreas de viñedos. En comparación, Valencia tiene 13.000 y La Rioja 65.000 hectáreas. Es una región dispersa y agreste, con vastas llanuras rodeadas de montañas. Su clima es extremo, con largos y fríos inviernos, temperaturas bajo cero, y veranos cálidos con temperaturas diurnas que a menudo sobrepasan los 40ºC, que pueden descender hasta 15ºC por las noches. Jumilla es una de las regiones más secas de España, con un promedio de 20 días al año de lluvia.

La agricultura y, particularmente los viñedos, tienen una gran influencia en la economía de Jumilla. Hay una variedad de uva predominante,  la Monastrell, que representa el 80% de los viñedos de la región. Es perfectamente adecuada para el calor, para los veranos abrasados por el sol, y se puede adaptar a diferentes tipos de suelo. Algo de gran importancia es que brota de forma tardía, y que tiene la capacidad de recuperarse de las heladas primaverales, que en el clima continental de Jumilla tienen un riesgo elevado. La Monastrell es muy apreciada entre los agricultores porque es resistente a condiciones extremas, tiene una piel gruesa y aguanta enfermedades y sequías. 

La Monastrell produce vinos con un intenso color púrpura, aromas de frutos negros y especias, y tiene mucho cuerpo. Se utiliza con frecuencia cuando se mezclan varias uvas,  ya que aporta color, taninos, frutos negros y especias. En el mundo del vino hay varias mezclas clásicas de uvas. La más conocida es la de Cabernet Sauvignon, Merlot y Petit Verdot en Burdeos.  Otra es ‘GSM’, una mezcla de Garnacha, Syrah y Monastrell. Estas tres uvas producen vinos con las características de cada una de ellas, y juntas crean una mezcla verdaderamente armoniosa.

Cuando ves el término ‘pie franco’ en la etiqueta de un vino de Jumilla, significa que las uvas se han cultivado en vides que no han sido injertadas sobre esquejes americanos. En la última parte del siglo XIX un pequeño piojo llamado Filoxera hizo desaparecer viñedos de todo el mundo, fue el equivalente en el vino a la Covid-19. Solo los esquejes americanos sobrevivieron, por lo que actualmente casi todos los viñedos de todo el mundo están plantados con ellos. Sin embargo, en Jumilla es donde probablemente hay más viñedos que en ningún otro lugar que no han sido injertados, y ello es debido a que hay más arena y mayor nivel de sequía, condiciones en las que la Filoxera no puede sobrevivir. Muchos viticultores no arrancaron sus vides, y hoy en día estas viñas viejas sobreviven, produciendo vinos Monastrell de calidad premium.

La Monastrell es una uva genuinamente mediterránea y, más allá de los límites de Jumilla, no es sorprendente encontrarla en Alicante, Yecla y Valencia. De hecho, es la tercera variedad de uva más plantada en España. En Francia es ampliamente plantada en el Languedoc y en el Sur del Ródano,  donde se la conoce como Mourvèdre, llamada así por la ciudad de Murviedro, la actual Sagunto, y que es considerada por muchos como el lugar de origen de esta uva. Como con muchas otras uvas, no hay acuerdo en concluir si Monastrell y Mourvèdre son lo mismo, pero es suficiente decir que tienen mucho en común. Fuera de Francia, es ampliamente plantada en Australia, donde se la conoce como Mataró, y también en Estados Unidos.

En la DO Jumilla hay menos de 50 bodegas. Es una región de contrastes, en términos de volumen de producción y calidad de los vinos. Resalta entre los actores principales Bodegas San Isidro, una cooperativa fundada en 1934, que controla más de 3.500 hectáreas. De hecho, ellos son los mayores productores de vinos de viñedos de ‘pie franco’ en el mundo. Aunque producen vinos por toda España, el Grupo de Bodegas Juan Gil está radicado en Jumilla.  Uno de sus vinos, Nido, es considerado por muchos como el mejor Monastrell del mercado. Bodegas Casa Castillo es otra bodega que hace vinos excelentes, y cuyos vinos son muy buscados por el público. Fuera de la DO Jumilla hay otras bodegas, entre ellas destaca Casa Rojo, que presenta sus vinos como IGP Vino de la Tierra de Murcia.

Jumilla es, sin ninguna duda, una zona para descubrir. Hay una uva que predomina y, de la mano de esforzados viticultores y enólogos, algunos de los mejores ejemplos de todo el planeta de vinos hechos con Monastrell salen de este rincón nororiental de Murcia.

200506-sn-equilibrio-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en Jumilla: el edén de viñas viejas que derrotó a la filoxera

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.