Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Hiruzta Bodega: la tradición vasca en forma de txakoli

3 febrero, 2021

Un referente del enoturismo vasco.

Pedro R. Arias / @PedroRArias5b
De dos palabras en euskera surge el nombre de la bodega que hoy tenemos el placer de conocer: Hiru-ren/ de tres y Uzta/cosecha.
Hiruzta es un proyecto que nació de la mano de un padre y dos hijos, Asensio, Txarli y Ángel Rekalde, quienes consiguieron alcanzar su sueño compartido de crear su propia bodega de txakoli en uno de los rincones más bellos de Euskal Herria: Hondarribia. Desde su inauguración Hiruzta ha seguido una trayectoria seria y de futuro, creando un proyecto enológico completo y elaborando unos txakolis muy cuidados y con personalidad propia.

El sueño de una familia hecho realidad.

Con entusiasmo e ilusión, los Rekalde han conseguido crear con sus propias manos un lugar tan magnífico como este, participando tanto en la plantación del viñedo como en la construcción de la bodega y siguen vinculados en el día a día. En 2007 comenzó el proyecto con la preparación de terrenos, gracias a que la Denominación de Origen Getariako Txakolina abrió la posibilidad de plantar y elaborar txakoli en toda Gipuzkoa. A partir de ahí en 2012 se creó la bodega, siendo su primera añada la del 2011. 

La climatología, los suelos y el tipo de cultivo son las claves del excepcional terroir de Hiruzta. Las 17 hectáreas de viñedos que rodean la bodega se encuentran plantadas en espaldera, en una ubicación privilegiada orientada al sur estratégicamente para obtener la máxima insolación y la brisa marina de los acantilados de Jaizkibel. La uva autóctona, Hondarrabi Zuri, es la protagonista de sus parcelas. Todo ello, da como resultado vinos de gran calidad y con estilo propio. 


El origen del txakoli
Los txakolis son unos vinos afrutados, de graduación alcohólica moderada y con una buena acidez, elaborados principalmente en el País Vasco. Existen referencias de que en 1581 ya se elaboraba este vino en Hondarribia, pero en el siglo XVII al ser un lugar fronterizo, el municipio vasco sufrió muchos sitios y batallas. Cuando esto sucedía las tropas enemigas solían devastarlo todo y arrancaban plantaciones. Se cree que en el sitio de 1638 fue cuando se perdieron definitivamente todas las viñas y cepas. Se terminó por perder la producción de txakoli en la zona, manteniéndose a partir de Getaria.

Txarli Rekalde, fundador y gerente de Bodegas Hiruzta.

Sin embargo, la aparición del proyecto de los Rekalde ha permitido la recuperación de la tradición centenaria de la producción y la elaboración de txakoli para Hondarribia, pueblo que da nombre a las variedades autóctonas con las que se elabora este vino: Hondarrabi Zuri y Hondarrabi Beltza.

Vinos de indiscutible calidad
Hiruzta Bodega actualmente comercializa una gama de siete auténticos txakolis, entre los que encontramos: el Hiruzta, un blanco que conjuga a la perfección el clasicismo con un estilo moderno y que deja un final largo y aromático; el Hiruzta Berezia, un vino de gran personalidad y originalidad que ofrece intensos aromas de frutos blancos acompañados con un sutil perfume floral; el Hiruzta Rosé, un rosado joven y refrescante con intensos aromas a frutos rojos y notas vegetales de gran calidad; el Brut Basque Nature, un vino espumoso equilibrado y fresco, con una agradable sensación picante por el gas carbónico natural; y el Hiruzta tinto, un txakoli del 2019 elaborado a partir de uvas de la variedad autóctona Hondarrabi Beltza, que asegura un buen paso de boca y un final lleno de aromas varietales. 

Hoy sus txakolis han conquistado los paladares del mundo entero, situándose entre los mejores vinos atlánticos del momento. Importadores especializados de más de 20 países han confiado en Hiruzta: EE.UU., Noruega, Finlandia, Japón, Holanda, Gran Bretaña, Irlanda, Bélgica, Francia, Alemania, Dinamarca,… Toda una revelación dentro del panorama nacional e internacional que se ha visto reconocida a través de numerosos premios en prestigiosos concursos, como los IWC International Wine Challenge de Londres, el Decanter World Wine Awards o el Concurso Internacional de Vinos Bacchuse. 

Referente en enoturismo del País Vasco
En Hiruzta el visitante podrá descubrir en primera persona el secreto de la elaboración de un txakoli a partir de la atractiva oferta de enoturismo que dispone la bodega. En la cata ‘Descubre Hiruzta” se pueden degustar tres de sus vinos más representativos y conocer la historia de la bodega y su relación con Hondarribia, así como las características de sus viñedos. Y su “Experiencia enogastronómica Hiruzta” se pueden recorrer todos los rincones de la bodega y disfrutar de un aperitivo elaborado a medida, seis pintxos de productos locales de la tierra, el mar y la huerta.

Espacio de la bodega dedicado a tienda y sala de catas y degustaciones.

Otro de los principales atractivos que el visitante no se puede perder es su Asador Sutan, un restaurante que nació de la unión con los hermanos Txapartegi y con la finalidad de satisfacer a todos los amantes de la buena parrilla. Un lugar único rodeado de viñedos donde disfrutar de la mejor gastronomía del territorio. Comida de proximidad y de temporada: setas, carnes, quesos, verduras de los caseríos cercanos… llevados directamente a la parrilla y listos para maridar con su gran variedad de vinos.

Para más información se puede contactar con la bodega llamando al 964 10 40 60 o escribiendo a reservas@hirutza.com. Sin duda, una oportunidad de descubrir un entorno único donde disfrutar de la verdadera tradición vitivinícola y gastronómica vasca.

210128-hiruzta-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en Hiruzta Bodega: la tradición vasca en forma de txakoli

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.