Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Heladería Llinares: los helados ya no tienen edad

5 agosto, 2022

Pedro G. Mocholí

La primera vez que me encontré con mi amigo y maestro Lorenzo Díaz y se enteró de que yo era valenciano, me confesó: “ustedes los valencianos traían todos los veranos la alegría a mi infancia durante las fiestas de mi pueblo, Puertollano. Traían la diversión gracias a la música de sus bandas, traían el ruido gracias a sus petardos y traían mi felicidad gracias a los helados.

Sin lugar a dudas, el helado es el primer dulce o el primer postre de nuestra infancia y, sobre todo, en verano, siempre ha conseguido aplacar nuestra sed, al tiempo que nos refrescamos.

Es posible que nosotros los valencianos, al tener a los heladeros tan a mano, no los hayamos valorado tanto como lo hacía Lorenzo en su infancia, pero siempre los hemos buscado, disfrutado y seguimos defendiéndolos. Y, aunque buena parte del consumo recaiga en manos industriales, los amantes de los buenos helados, seguimos detrás de aquellos que elaboran los artesanos heladeros de la Comunitat Valenciana.

Uno de estos heladeros que han recorrido buena parte de la geografía de la península es la Heladería Llinares, desde que inició su andadura en 1930 de la mano de D. Sebastián Llinares en la localidad alicantina de Jijona.

Han pasado muchos años desde aquella fecha, pero la manera artesanal de elaborar todos sus helados sigue presente en la actualidad. Y en los establecimientos que poseen en Valencia y en la localidad de El Perelló podemos encontrar el amplio y variado surtido de helados que nos ofrecen, guardando siempre un sabor y un buen gusto difícil de encontrar en otros helados.

El responsable es Félix Llinares que al igual que hizo primero su abuelo y después su padre (ambos de nombre Sebastián), Félix solo utiliza ingredientes de primera calidad para la elaboración de todos sus productos.

Un aspecto muy importante, y que siempre se ha mantenido en esta casa, es el nutricional y todo lo relacionado con la alimentación; como puede ser los hidratos de carbono, las proteínas, los lípidos o las grasas, las vitaminas y la leche fresca o cumplir con los más estrictos parámetros de calidad y cantidad. Cuando usted se está tomando un helado Llinares, se está tomando algo más que un helado, se está tomando un alimento.

La oferta que encontramos en sus tiendas, podríamos decir que se divide en tres apartados: los sabores clásicos, los modernos o actuales y la sorprendente paleta de gustos y sabores salados.

Entre los tradicionales destacan sus helados de limón, chocolate, turrón, fresa o naranja. De chocolate tienen más de 20 variantes, al igual que del de fresa que también nos ofrece una buena variedad de sabores.

La gama más amplia es la que llamamos “moderna o actual”, y recoge todos aquellos sabores que encontramos en otros alimentos y que Félix los ha elaborado en textura helada.

Aunque la variedad es grande, recupero algunos de ellos: cerveza, tarta de queso con arándanos, plátano con chocolate y nueces, after eigth, dulce de leche (dulce típico argentino), Ferrero Rocher, Oreo, Huevo Kínder, Donuts o pasas de Málaga, entre otros. Porque ya les digo que el repertorio es realmente sorprendente.

La variedad de helados que produce la familia Llinares puede alcanzar los cerca de 500 sabores, pero claro, es imposible ofrecerlos todos al mismo tiempo, por lo que se van alternando semana a semana, quedando aquellos que más gustan a la gente.

En el apartado de salados es en el que Félix ha desarrollado una mayor creatividad y, sobre todo, esfuerzo. Entre ellos destaca el de cebolla, de tomate de El Perelló, pimentón, berenjena, de gazpacho andaluz o los distintos helados de queso con los diferentes sabores que podemos encontrar en el mercado tradicional.

Los helados salados son muy buenos para fomentar en los niños el consumo de las verduras. A muchos de ellos no les gusta su sabor propio, pero ofrecido en una textura como la helada les resulta mucho más apetecible.

La variedad y la calidad que nos ofrecen en la Heladerías Llinares es alta y muy consecuente con la filosofía que un helado es un alimento, se lo aseguro.

Heladería Llinares; Plaza de la Reina, 6. Valencia.
Heladería Llinares; Archiduque Carlos, 17. Valencia.
Heladería Llinares; Vía Sucronense, 23. El Perelló (Valencia)
Heladería Llinares; Paseo Mare Nóstrum, 30. El Perelló (Valencia)
Heladería Llinares; P. Alaquer, 9. Les Palmeretes (Valencia)

210531-federacion-enoturismo-800x200px

0 comentarios en Heladería Llinares: los helados ya no tienen edad

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.