Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Hay que tener «Un Par»… de tacones

8 abril, 2017

Ya hace algunos años Bodegas Vicente Gandía sorprendía al público con un vino blanco de nombre e imagen «almodovariano». Ahora llega su hermano tinto. Con un Par lo tiene todo para volver a ser un éxito en el mercado.

Disfrutar de una copa de vino con un par de amigos, con un par de tapas, con una buena conversación y sintiendo la brisa del mar ¿no es la excusa perfecta para disfrutar de un vinazo? Bodegas Vicente Gandía lo pone muy fácil, su nueva apuesta es un vino llamado: Con un Par (Monastrell-Petit Verdot) que transmite esa esencia que tiene el mediterráneo y que quiere acompañarte en ese momento único.

Un vino tinto de D.O. Valencia elaborado con Monastrell (80%) y Petit Vedot (20%). Dos variedades con unas características peculiares:

La variedad Monastrell autóctona del Levante lleva ya unos cuantos años reivindicando su capacidad para dar lugar a tintos de gran calidad. Es capaz de dar vinos con mucha graduación y con un alto nivel de tanino.

Petit Verdot, es una variedad francesa originaria de Burdeos. Una uva discreta pero con mucho carácter que da unos vinos con un sabor muy interesante.

Ambas variedades se han adaptado muy bien a nuestro clima mediterráneo. Se caracterizan por ser bastante rebeldes pero gracias a sus técnicas de elaboración y al mimo de sus enólogos han conseguido dominarlas, elevando al máximo exponente toda su esencia y consiguiendo así una importante carga frutal.

De la fusión de estas dos magníficas variedades nace este vino tan delicado y elegante. Con Un par Monastrell- Petit Verdot se trata de un vino de media intensidad y tono rojo amoratado, vivo y brillante. Muestra aromas a frutas rojas confitadas junto a notas refrescantes y de especias. La entrada en boca es potente y de gran personalidad. Es un vino muy bien estructurado, suave y fresco y con un postgusto persistente y muy agradable.

Con Un Par Monastrell-Petit Verdot es el perfecto acompañante de unas tapas, patés, ternera, carne de cerdo,  cordero, pollo, pastas o queso. Un vino diferente pero especialmente

Artículos en imágenes

Un comentario en Hay que tener «Un Par»… de tacones

madre reina el 12 febrero, 2018 a las 5:17 pm:

Me encantó el tinto

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.