Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Hacia dónde exportaremos nuestro vino (I)

29 octubre, 2020

Foto: Fernando Murad.

David Blay
La incertidumbre, especialmente tras constatar que habrá una segunda ola con una dureza similar o superior a la primera que vivimos en la pandemia, afecta obviamente a la mayoría de los negocios. Más si cabe si los indicadores son globales y no locales, donde en ocasiones el trabajo bien realizado no trasluce en los resultados que podrían esperarse.

No son ajenas a ello, obviamente, las Denominaciones de de Origen de los vinos producidos en la Comunidad Valenciana, que si bien en general incrementan año a año su presencia nacional han crecido en gran medida al abrigo de una exportación creciente y constante.

En nuestro primer confinamiento muchas personas redescubrieron el vino como una necesidad de consumo. Para tener algo diario que celebrar. Para compartir con los seres queridos con quienes cohabitaban. O para aprovechar el movimiento delivery y regalar a aquellos a quienes no podían abrazar de otra manera que no fuera con un detalle de esta índole.

Pero una cosa es la tradición propia y otra que con países cerrados pueda optarse a que alguien en la Unión Europea, Asia, Oceanía o África decida que ese presente quiere realizarlo en forma de vino de nuestra tierra. Porque, por desgracia, los números (casi siempre) al alza de venta fuera de las fronteras nacionales han sufrido ya un frenazo bastante importante en 2020.

Es por este motivo por el que en las próximas semanas analizaremos hacia dónde han solido viajar los millones de botellas producidas en nuestra tierra y embarcadas hacia cualquiera de los continentes del planeta. A la espera de que tiempos mejores revivan situaciones anteriores o, por el contrario, obliguen al sector a replantearse cuál va a ser su realidad.

En este sentido, es casi de perogrullo decir que la Unión Europea (tanto en los territorios que forman parte de ella oficialmente como en aquellos que simplemente lo hacen de manera geográfica) es a día de hoy el gran maná para las DO de Utiel-Requena, Valencia y Alicante. Aunque con cierta diversidad si atendemos a la idiosincrasia de cada lugar en concreto.

Desde el oeste de la provincia de la capital del Turia salen cada año al mercado más de 34 millones de botellas, de las cuales un 63,5% se destinan al mercado exterior. De ellas, casi un 80% lo suponen los tintos, seguidos en porcentajes cercanos al 10 los rosados (11,5) y los blancos (10,5).

En este sentido, el mercado continental cercano supone un 48’5% para los primeros, un 63% para los terceros y hasta un 78’6% para los segundos, en un claro auge derivado por las apuestas de los últimos años.

Desde Valencia las cifras no son muy distintas, si bien el número total de etiquetas supera en nada menos que diez millones a sus vecinos de provincia.

También en este caso la mayor parte viaja fuera. Y exactamente igual el grueso mira a Europa. Concretamente el 71’72%, sobre un total de más de 20 millones de envases.

El caso contrario, sin embargo, lo supone el sur de la Comunidad. Porque, aun siendo creciente en los últimos años, la venta externa únicamente representa a día de hoy el 27,75%.

Las oscilaciones y el no afianzamiento de los productos están impidiendo por el momento un alza mayor, aunque los tintos superan el 75% de las peticiones y van consolidándose año a año. Con poco predicamento, curiosamente (al menos hasta el momento) de joyas como el Fondillon.

Su primer cliente, eso sí, es Alemania. Triplicando el número de hectólitros comprado con respecto a sus inmediatos seguidores (Estados Unidos y China). Y conformando un conglomerado de países asociados en un ranking donde le siguen Polonia, Bélgica, Países Bajos, Italia y Reino Unido.

La semana que viene cruzaremos el Atlántico, ya conociendo quién será el nuevo presidente americano. Y estudiaremos qué puede ocurrir, independientemente de cómo siga evolucionando el estado de salud de todo el planeta.

201015-la-font-de-la-figuera-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en Hacia dónde exportaremos nuestro vino (I)

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.