Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El vermut que nace en los mismos toneles centenarios que el Fondillón

21 julio, 2021

Mar Lafuente

La Compañía ‘Colección de Toneles Centenarios’ recuperó un tesoro en 2015: la sala de barricas de bodegas Ferrero en la que permanecieron 25 viejas barricas durante más de 60 años. De estos toneles centenarios ha nacido lo que fue el vino alicantino más reputado y famoso de su historia, el Fondillón. Y ahora este ambicioso proyecto continúa rescatando viejas tradiciones como la de la hora del vermut. Acaban de presentar su nueva apuesta por un producto diferente, elaborado con vino viejo, que destaca por su profundidad y complejidad, el Vermut Luis XIV

La idea de lanzarse a elaborar un vermut nace de la propia historia de la bodega antigua que forma la Colección de Toneles Centenarios. En un pequeño pueblo de Alicante, en la Cañada, una bodega que cerró en los años 60 guardaba una sala de barricas que permaneció, desde entonces, con los toneles llenos. “Decidimos probar el vino que contenían y la sorpresa fue que estaban extraordinarios. Fue una experiencia extraordinaria probarlos y que se te pongan los pelos de punta”, asegura David Carbonell, socio de este proyecto de recuperación. 

Aprovechando las excelentes condiciones de conservación de los toneles y el especial vino viejo que nace en ellos, pensaron que esto podría completar muy bien el sabor de un vermut. Así es como surge el Vermut Luis XIV. Se trata de un producto diferente a los demás, con una base de vino blanco que se completa con un 30% de vino viejo, “es una mezcla de vino blanco y vino añejo”, asegura David Carbonell. 

Organolépticamente hablando, el vino viejo le quita el punto empalagoso y consigue que sea un vermut con profundidad y complejidad. El punto de acidez y los taninos del vino añejo es lo que le rebaja el dulzor, aunque sigue siendo suave. El color rosado también se lo da el propio vino criado en los toneles antiguos, por lo que no es necesario añadir ningún colorante artificial. Aromáticamente destaca mucho el clavo o la canela, pero para el bodeguero lo que más destaca es “esa profundidad y ese retrogusto persistente que le da el vino añejo”. 

Vermut Luis XIV

Vermut rojo, suave y aromático elaborado con vino envejecido en toneles centenarios. Es muy mediterráneo, con agradables aromas de canela y especias, un dulzor medio y un final largo y persistente.

El vermut es tradición, por eso han querido darle a la estética un aire tradicional con un tapón mecánico. Además, le han aplicado un proceso novedoso como el de la serigrafía directamente en la botella y tinta luminiscente que brilla en la oscuridad. Sin duda, un producto perfecto para acompañar con unas aceitunas o unos berberechos y disfrutar de la compañía en familia o con amigos. Para aquellos que no se quieran quedar sin probarlo, ya está disponible en tiendas especializadas, la página web de la Colección de Toneles Centenarios y en restaurantes.

210531-federacion-enoturismo-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en El vermut que nace en los mismos toneles centenarios que el Fondillón

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.