Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El placer de purgar los pecados en tierra de fronteras

DEHESA DE LUNA

5 junio, 2020

Tres tierras. Tres fincas que fueron solo una. Desde sus casi 800 metros de altitud se divisan tres provincias: Albacete, Ciudad Real y Cuenca. Poco imaginas dónde llegas. La mente asocia La Mancha a otra cosa, no a un paisaje adehesado salpicado de encinas, de milanos, de águilas imperiales, perdices o conejos… Estamos en Dehesa de Luna, un proyecto bodeguero ubicado en La Roda, Albacete que tiene en su magnífica finca un tesoro del que solo pueden salir grandes cosas. Luna es una de las tres que junto a Santa Marta y Purgapecados conformaron una única tierra de 15.000 hectáreas hasta la desamortización de Mendizábal (1836). Es tierra de fronteras. Cuenta una lápida conmemorativa que «en este lugar pasó la noche Santa Teresa de Jesús en su viaje de Malagón a Villanueva a 18 de febrero del año 1580″… sigue la leyenda popular añadiendo que «bebió el vino de esas viñas y, con ello, revitalizó cuerpo y espíritu para al día siguiente continuar su viaje».

A la entrada al moderno edificio de la bodega se rinde homenaje a Alfredo Torres-Gómez Torres-Trénor, impulsor de Dehesa de Luna. La palabra respeto lo impregna todo. Es toda una declaración de intenciones.

Estamos en el Campo de Montiel, Castilla-La Mancha. Dehesa de Luna, Finca Reserva de Biodiversidad, es en su mayor parte un bosque habitado por águilas imperiales, avutardas, perdices rojas y azores. Y solo 64 hectáreas se dedican al cultivo ecológico de vid, divididas en cuatro parcelas: El Viñazo, La Mata de la Culebra, La Cañada del Navajo y La Noria de Luna.Con 15 años de historia, cuenta con un viñedo que ha sido diseñado respetando el paisaje conviviendo con las encinas, que estaban en el lugar mucho antes que las personas, dando inicio a un proyecto único. Viticultura y sostenibilidad se dan la mano en un paisaje mágico. Crecen felices las variedades Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Graciano, Syrah, Garnacha Blanca y Garnacha Tintorera. Son las protagonistas de un viñedo que da forma a una gama en la que encontramos las marcas Dehesa de Luna, con una gama de monovarietales hasta los Luna Lunera, pasando por Orígenes o Gran Luna, que son algunas de las referencias obligadas nacidas de este paraíso para la viña.

El viñedo está tejido a conciencia, estudiando en cada caso cada uno de los detalles que lo van a hacer diferente en cuanto a marco de plantación, disposición, etc. Es una de las grandes bazas de la bodega, un entramado de viña tejido a conciencia para sacar lo mejor de cada una de las parcelas.

200521-200531-engasa-800x200px

Gran Luna
Gran Luna va más allá. Muestra la enorme diversidad de parcelas y la complejidad técnica del  viñedo. Es un espectacular coupage de diferentes parcelas de la finca de Cabernet Sauvignon, Syrah, Tempranillo, Petit Verdot, Graciano. A cada variedad se le aplica un determinado protocolo de elaboración. Se hace para obtener lo mejor de cada una de ellas y obtener vinos con cualidades diferentes que permitan construir,  durante el ensamblaje, una mezcla compleja y rica en matices. Al probarlo, encontramos un vino afrutado, junto con una madera muy presente.. Se hace un vino potente y largo en boca; a la vez que redondo y amable. Con una palpable acidez que le da viveza. Finalmente, se recuerda complejo y elegante. Permaneciendo su recuerdo en el tiempo.

Dehesa de Luna Orígenes
Elaborado a partir de una selección de uvas de Cabernet Sauvignon (60%), Syrah (20%) y Tempranillo (20%), este vino es un vino complejo –aunque no tenga una gran intensidad aromática– en el que la naturaleza recuerda que ella es quien lleva la voz cantante. La magnitud de la sequía y las altas temperaturas que se registraron en la finca en 2017 marcan la cosecha. La uva maduró a una mayor velocidad que otros años y para asegurar la calidad , se adelantó la vendimia al 2 de septiembre. La crianza se realiza en barricas de roble francés durante seis meses. Degustar al fin Dehesa de Luna Orígenes 2017 es volver a sentir la pasión, el esfuerzo y el respeto por la naturaleza,.

Y ahora también, con el certificado ISO 14001
Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad ya tiene el certificado ISO 14001 que confirma que la protección y cuidado del medio ambiente está en el ADN de su actividad. Esta certificación viene a refrendar el trabajo que se lleva haciendo en bodega y se une a la calificación de viñedo ecológico, a las acciones de reforestación de la finca y a la protección de las aves que residen en este espacio natural.

Para Dehesa de Luna este era un paso necesario y natural en coherencia con su filosofía de llevar a cabo una buena gestión ambiental. El Certificado ISO 14001 es una norma que confirma que la empresa es responsable, sostenible y respetuosa en la protección del medio ambiente y que trabaja con los recursos necesarios para la prevención y reducción de riesgos ambientales y de los residuos.

Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad, y su bodega, se encuentran situadas en un extenso paraje natural como es el Campo de Montiel. Su viñedo es ecológico –64 hectáreas– y se creó respetando el paisaje y las encinas centenarias que ya estaban allí. Este viñedo crece rodeado de naturaleza, y sobre él vuelan águilas imperiales, avutardas, azores, perdices rojas, milanos reales y negros que encuentran en este entorno el mejor hábitat para vivir.

En el año 2012 se inauguró la bodega y desde entonces hay un compromiso con el medio ambiente que se puede leer a la entrada y que resume la filosofía de trabajo en Dehesa de Luna: “Respeto a la naturaleza y a la vida, respeto a la tierra y a los viñedos, respeto a la tradición y a la historia, pero también a la investigación y al desarrollo. Respeto al hombre, al esfuerzo y al compromiso”.

Todo este respeto hacia el medio ambiente se refleja en cada uno de sus vinos, ya que cada etiqueta es un homenaje a la fauna que convive con el viñedo de Dehesa de Luna. Un ave, un vino. El vino Orígenes tiene en su etiqueta la perdiz roja, ave emblemática de la finca; Dehesa de Luna Graciano tiene como protagonista al milano real y el vino blanco Garnacha Blanca va unido al halcón peregrino, el ave rapaz que destaca por su extrema rapidez.

200611-engasa-conducir-negocio

Artículos en imágenes

0 comentarios en El placer de purgar los pecados en tierra de fronteras

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.