Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El origen de la milenaria tradición del brindis

30 noviembre, 2018

En Bodega LAUS nos cuentan algunas de las leyendas de cómo surgió el brindis, uno de los gestos más comunes entre los asistentes a cualquier festividad o celebración.

LEYENDAS QUE DAN ORIGEN AL BRINDIS

Según cuenta la leyenda griega, Dionisos, dios del vino, ofreció un gran banquete en el monte Olimpo para los dioses con la promesa de deleitar todos sus sentidos a través del vino.

  • La vista se deleitó con los preciosos tonos de la bebida
  • El olfato disfrutó de cada nota aromática
  • El gusto saboreó sus inigualables matices
  • Y el tacto experimentó las sensaciones que provocaba en la lengua

El sentido del oído no estaba invitado a la fiesta, así que Dionisos pidió a los participantes que chocasen las copas para celebrar la ocasión, generando un sonido que cumplió las promesas de la cena, consiguiendo que el vino maravillase cada uno de los sentidos.

EL BRINDIS EN LA ROMA Y GRECIA ANTIGUAS

Otra de las especulaciones más difundidas sitúa el origen del brindis en el siglo IV a.C., donde se utilizaba como método para evitar envenenamientos.

El acto de brindar se convirtió en una muestra de confianza ya que mediante el choque de las copas mezclaban el contenido de las mismas. Por tanto, en el momento en el que hubiera alguien que no estaba dispuesto a brindar… ¡era mejor no fiarse!

181119-vegamar-800x200

EL BRINDIS EN HONOR A CARLOS V

Algunos historiadores, en cambio, sitúan el origen del brindis en el siglo XVI. Concretamente en 1527, cuando Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano tomó y saqueó Roma.

La batalla fue justificada como una ofrenda a Dios, alzando la copa para celebrar la victoria a la vez que pronunciaban las palabras “bring dir’s”, lo que se traduce como “te lo ofrezco”. Esta expresión se castellanizó con el paso de los años hasta convertirse en el actual brindis.

Sea cual sea su verdadero origen, no hay ninguna duda de que no hay mejor manera de expresar los buenos deseos y celebrar los grandes momentos que con un buen brindis con los seres queridos.

Artículos en imágenes

0 comentarios en El origen de la milenaria tradición del brindis

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.