Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

«El mundo del vino es diverso y en él debe haber un hueco para las mujeres»

17 febrero, 2021

Pedro R. Arias /@PedroRArias5b
Eugenia Tena es la única o una de las pocas mujeres que se encuentra al frente de una bodega de la Indicación Geográfica Protegida de Castelló. A pesar de no haberse dedicado nunca al campo y haber estudiado Ciencias Ambientales, hoy es la responsable de la elaboración de los ochos vinos que comercializa una de las bodegas castellonenses que más ha contribuido en el resurgir de los afamados vinos de la comarca del Baix Maestrat.

Junto a su hermano, Ángel, decidieron embarcarse en la recuperación de la tradición familiar iniciada por su abuelo, quien plantó hace 80 años vides de garnacha cariñena blanca y tinta en una de sus actuales fincas. Fue en el año 2011 cuando fundaron Vins L’Estanquer en el municipio de Canet Lo Roig, aprovechando las viejas viñas que su padre, Ángel Tena, supo mantener y gracias al asesoramiento técnico de su enólogo, Juan Manuel Gonzalvo. Dentro de la filosofía de la bodega se encuentra la máxima expresión de la variedad y la intervención mínima, pilares fundamentales que les permiten actualmente elaborar vinos de calidad que reflejan a la perfección el verdadero terroir del Maestrat.

5barricas.- ¿Qué te apasiona más del mundo del vino?

Eugenia Tena.- A mí personalmente lo que más me entusiasma de cada vendimia es conocer qué va a dar esa uva y cómo va a ser el vino de esa añada. Encontrarlo, buscarlo y que podamos hacerlo cada año mejor. Toda cosecha es diferente y eso a mí me gusta mucho, porque es como un trabajo que no sabes qué esperar y que te sorprende año tras año.

5b.- ¿Cómo nace vuestro proyecto?

E.T.- L’Estanquer surge a partir de unas viñas que tenía mi padre tras ser plantadas por mi abuelo hace ya unos 80 años. Siempre habíamos hecho vino para el autoconsumo, pero llegó un momento en el que quisimos elaborar vinos de calidad. Entonces, apareció nuestro enólogo, Juan Manuel Gonzalvo, y desde la añada 2010 comenzamos a producirlos hasta hoy.

5b.- ¿De dónde viene el nombre L’Estanquer?

E.T.- El nombre viene del mal nom de mi padre en el pueblo, ya que mi bisabuelo tenía un estanco antiguo. Y lo bautizamos así ya que este terminó siendo el lugar donde se inició el proyecto de elaboración de nuestros vinos. 

5b.- ¿Dónde se encuentran vuestras viñas?

E.T.- Las viñas están todas en Canet Lo Roig, a una altitud de 350 metros aproximadamente y a 30km del mar. L’Estanquer se compone de tres fincas: La Sort, donde se encuentra la viña vieja de unos 80 años; y luego tenemos las jóvenes de unos seis años, en las fincas de Els Regalls y el Molló Blanc. Para lo pequeñitos que somos, ya que solo disponemos de unas cuatro hectáreas, tenemos bastantes variedades, mientras que en la viña vieja puedes encontrar cariñena y garnacha blanca y tinta, en las jóvenes criamos variedades autóctonas, como la embolicaire, macabeo y verdiguell, y foráneas, como la merlot.

5b.- ¿Qué potencial tienen las tierras del Maestrat para el cultivo de la viña?

E.T.- Creo que el Maestrat es una de las mejores zonas de Castelló para hacer vino. Históricamente así ha quedado demostrado con el famoso vino del Carlón, ya que, además de en Benicarló, todas las viñas estaban situadas por las tierras del Maestrat. Hubo mucha viña, pero con la filoxera se arrasó y luego quedaron muy pocas vides que sirvieron para autoconsumo. Pero considero que es una zona con mucho potencial vitivinícola, gracias a un clima perfecto para ello y una tierra de secano como es Canet o cualquier pueblo del Maestrat. En particular la nuestra, ya que tenemos suelos mixtos, calcáreos y arcillosos que nos permiten producir vinos con un potencial muy mediterráneo, con una graduación alta, pero también muy salinos y complejos, sobre todo la parte arcillosa que otorga mucha amplitud a los vinos. 

5b.- ¿Con qué intenciones decidiste seguir junto a tu hermano los pasos de tu abuelo?

E.T.- Si te soy sincera, no hay una intención directa. Quiero decir, nunca empezamos pensando que llegaríamos aquí. En realidad, ninguno de nosotros nos dedicábamos a la tierra. Mi hermano estudia Historia y yo Ciencias Ambientales y tenemos otros trabajos, es decir, esto es un proyecto que continúa porque nos apasiona el vino, pero no hay una intencionalidad ni una aspiración de que quisiéramos llegar aquí. El vino ha ido a mejor, nos hemos ilusionado y cada día intentamos poner lo mejor de nosotros para que L’Estanquer pueda seguir adelante.

5b.- ¿Qué crees que hace diferentes a vuestros vinos?

E.T.- Lo que intentamos es sobre todo que los vinos reflejen lo bueno del Maestrat y que sean honestos al final. Procuramos potenciar sobre todo la característica de las variedades que tenemos expresadas en nuestra tierra. Buscamos vinos elaborados mediante una intervención mínima, es decir, no añadimos ningún producto, trabajamos con levaduras salvajes y llevamos ya tres años en ecológico.

5b.- ¿Qué tres vinos destacarías de tu bodega y por qué?

E.T.- Primero, destacaría  L’Estanquer Blanc, porque es una de nuestras variedades más singulares. La cariñena blanca la tienen muy poquitas bodegas en este país y encima tenemos una viña vieja. Y, además, creo que la elaboración es bastante curiosa porque hacemos una maceración larga con pieles y es un vino muy especial. Segundo, Lo Roig, porque al final es nuestro buque insignia, lleva el nombre del pueblo y también porque es el vino tinto de gama más alta que tenemos en la bodega. Dentro de que casi normalmente en el coupage de Lo Roig la variedad predominante es la merlot, una variedad foránea que nos funciona muy bien y que tiene mucha complejidad. Un tinto al que le ponemos entre unos 12 y 14 meses de barrica, siendo uno de nuestros productos que mejor expresa lo que somos como bodega, lo que pretendemos ser y que al final conseguimos un vino muy complejo y adulto. Y, el tercero, L’Estanquer Tinto, porque a mí personalmente me gusta y lo hacemos con garnacha. Esta añada 2019, que ya ha entrado en IGP Castelló, lo hemos hecho un coupage de un 90% garnacha y un 10% embolicaire. Al final es un vino que, dentro de que es un vino complejo, intentamos diferenciarlo bastante de Lo Roig. Es mucho más frutal y más fácil de beber y que al final queremos con él potenciar el embolicaire, que consideramos que al ser una variedad de Castelló hay que darle presencia.

5b.- ¿Dónde vendéis actualmente vuestros vinos?

E.T.- Nosotros tenemos casi todo el mercado en el Maestrat y Castelló. Sin embargo, nuestros productos pueden ser adquiridos a través de nuestra página web o mediante venta directa en la tienda de la bodega.

5b.- ¿Cómo os ha afectado la pandemia?

E.T.- Pues imagino que como a todas las bodegas. Nosotros no nos hemos desanimado porque nuestro proyecto es pequeñito y familiar. Pero sí que es verdad que nos ha tocado bastante sobre todo con toda la hostelería parada, que es una de nuestras mayores bazas, e incluso la bodega, ya que ahora no podemos trabajar ni las visitas ni la venta directa. Hasta antes de Navidad, habíamos estado haciendo cosas, siempre cumpliendo con las medidas de seguridad. Y ahora mismo está bastante paralizado porque creemos que lo responsable es que sea así. Ya vendrán tiempos mejores y esperemos que sea pronto, porque creo que es importante que la gente pueda continuar con sus vidas.

5b.- ¿En qué momento se encuentra los vinos castellonenses?

E.T.- Es verdad que el vino castellonense no es muy conocido, ya que que la IGP Castelló no tiene mucho peso en el mercado. Creo que la gente no confía en nuestros vinos, y no quiero quejarme, porque al final es darle la responsabilidad a los demás. Las bodegas tenemos que asumir cierta responsabilidad, ver qué cosas estamos haciendo mal y detectar qué cosas podemos cambiar para que la situación se revierta. Conseguir que la gente de verdad crea que estamos haciendo cosas interesantes y que vengan a las bodegas y nos prueben.

5b.- ¿Crees que las mujeres estáis cada vez ganando un mayor papel protagonista dentro del sector de la viña?

E.T.- Quiero pensar que sí, pero lo cierto es que creo que soy la única trabajando dentro de la IGP Castelló y ojalá se sumen más. Nuestra bodega se caracteriza por dos cosas: que mi hermano y yo somos de los más jóvenes haciendo vino dentro de la IGP y que yo soy la única visión femenina en una bodega. Y creo que es muy importante, ya que cada uno tiene una visión y al final las dos se enriquecen.

5b.- ¿Qué crees que aportáis las mujeres al mundo del vino?

E.T.- Yo quiero pensar que elegancia. Aunque cada mujer es diferente y terminará aportando lo que crea que tenga que ofrecer igual que un hombre. Pero es importante que haya peso de ambas partes para complementarnos y para nutrirnos todos. Al final la sociedad es diversa y, por tanto, el mundo del vino tiene que serlo también y en él debe haber un hueco para nosotras.

5b.- Uno de los objetivos que define la filosofía de L’Estanquer es la protección del medio ambiente, ¿de qué modo lo intentáis alcanzar?

E.T.- En mi caso al estudiar Ciencias Ambientales considero que es como un punto básico en la bodega y siempre lo ha sido. En 2021 entramos en ecológico, y no es que vayamos a hacer nada diferente, simplemente que hemos completado el proceso para poder etiquetarlo así. Intentamos cerrar el círculo: no utilizamos productos más allá del azufre en viña, utilizamos abonos de animales, los restos de nuestras bodegas van a una granja de aquí que se lo comen los animales e intentamos utilizar productos respetuosos con el medio ambiente. Nuestro objetivo no es que nuestra etiqueta eco sea porque no utilizamos ciertos productos en el vino o por no tener tantos sulfitos, sino que sea por un global de todo.

5b.- ¿Qué crees que queda por hacer para que se reconozca la calidad de los vinos castellonenses?

E.T.- Bueno, sí que es verdad que a veces te sientes un poco solo. Mi hermano lleva más la parte de ventas y muchas veces  los mismos restauradores no se creen el producto, les cuesta mucho meterlos en cartas o te dicen que no los quieren vender. Pero también creo que nosotros tenemos que intentar cambiar las cosas. La IGP Castelló tiene que trabajar para que se nos conozca más, no solo dentro de la provincia, sino también de la Comunitat. Sobre todo que vayamos todos a una y que hagamos productos de calidad, porque al final si se hacen las cosas bien, la gente lo reconoce.

5b.- ¿Por qué crees que hay pocos jóvenes dentro del sector del vino?

E.T.- Es muy difícil lanzar un proyecto como el nuestro desde cero. Además, creo que también en las zonas rurales cada vez están más abandonadas, habitando menos gente joven en las zonas de interior. Nosotros hemos tenido la suerte de que ya teníamos el inicio, como una parte de la viña o la experiencia de nuestro padre, muchas cosas que nos han ayudado a conseguir lo que somos. Pero partir de la nada un proyecto así es muy complicado y tienes que disponer de un dinero que entiendo que con veintitantos años es difícil.

5b.- ¿Qué esperáis alcanzar durante este 2021?

E.T.- Deseo que podamos empezar a volver a la normalidad. Sé que esta como la entendíamos no va a estar, pero que la pandemia nos deje un poco avanzar y que la añada 2021 sea buena. Nosotros siempre intentamos tener cositas nuevas, pero es verdad que con todo esto, muchas cosas de las que habíamos planteado, incluso para finales de 2020, no han podido salir adelante. Así que a pesar de lo que venga, pues intentaremos siempre progresar.

210211-baronia-de-turis

Artículos en imágenes

0 comentarios en «El mundo del vino es diverso y en él debe haber un hueco para las mujeres»

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.