Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El infalible pato pekín de Zen

16 septiembre, 2022

Pedro G. Mocholí

Reconozco que no soy muy obsesivo a la hora de elegir y disfrutar de un plato o un producto, pero sí que es verdad que en ocasiones ‘tengo mono’  de algunos platos o productos y tengo que buscar un restaurante donde disfrutar de ellos.

Desde hace años, me he obsesionado con el pato laqueado o Pekín, y un par de veces al año tengo que acercarme a algún restaurante chino y disfrutar de un ánade. Y no deja de ser curioso, pues cuando hago una paella con amigos no suelo echarlo, porque el punto grasiento que suma al arroz es muy difícil de calcular, por lo que desde hace mucho que no lo pongo.

Sí que es verdad que el magret de pato me apasiona, pero no encuentro en Valencia ningún local que lo ofrezca con una verdadera sensación de calidad, así que hace años que no lo tomo.

Mi pasión por el pato laqueado viene de lejos, y ese amor que profeso por él, me hace no solo pedirlo en Valencia, sino cuando viajo suelo buscar algún ‘chino’ que me lo ofrezca con garantías.

Por ello, en New York lo pedí en el Pekín Duck, un restaurante de la C/ Mott 28, en pleno Chinatown neoyorquino. Tengo que reconocer que aquel pato me pareció inolvidable, y en las dos ocasiones que he visitado la Gran Manzana me he dejado caer; es más, lo recomiendo con gran entusiasmo.

En Madrid la oferta china también es muy notable, y lo he probado en un par de locales. El primero que probé lo hice con unos amigos, y fue en el restaurante chino que encuentras en el hotel Villamagna: El Tse Yang. Por mucho prestigio que tenía el restaurante, el pato me resultó un poco desilusionante, lo encontré seco, para el recuerdo que tenía del que había probado en New York.

El otro restaurante fue el llamado ‘chino de Usera’ el Royal Cantonés, un pato que no estuvo mal, pero que tampoco alcanzó al probado en New York.

Por fortuna en Valencia la oferta de ‘chino’ está bastante consolidada, encontrando una oferta muy variada, amplia y rica.

Suelo visitar varios, pero a la hora de tomar un pato laqueado, mi preferido es Zen, en la Avda. Pío XII, 33.  Campanar (Valencia).

Allí encontramos a Silvia y a David que nos ofrecen una gran oferta, y tengo varios platos preferidos que siempre que voy los suelo pedir. Pero el pasado sábado estaba con el llamado ‘mono de pato’, así que me presenté allí a la hora de comer y el encargo fue conciso, breve; un pato laqueado, como iba acompañado, primero pedimos una tempura mixta de verduras y langostinos.

El pato lo presentan en tres servicios, pues primero sirven un caldo suave de sus huesos y los retales.

Con posterioridad y ante nuestra presencia, un camarero va cortando la piel del pato y una pequeña parte de su dermis, donde realmente se encuentra el sabor gracias a la grasa que contiene. Otro de los aciertos que vemos, y que no es fácil encontrar, es el punto crujiente de la piel, que explota en nuestro paladar. Junto a la piel, nos presentan las diversas guarniciones que complementan el plato: una parte vegetal compuesta por trozos de pepino cortados y el puerro, ambos ingredientes crudos. Junto a ellos la salsa de ostras y las obleas para realizar el rollo con los diversos ingredientes.

Con posterioridad, y con la carne sobrante del pato, nos presentaron dos elaboraciones; la primera muy ajustada con verdura, mientras que la segunda fue a la naranja. Ambas con buena jugosidad y acertados condimentos.

Para acompañar la comida, qué mejor que el cava de la familia de Juve Camps. Un cava reserva con una delineada burbuja, con aromas a bollería y frutos secos. Uno de los mejores cavas que podemos encontrar en el mundo del cava nacional.

0 comentarios en El infalible pato pekín de Zen

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.