Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El espíritu de la tradición y la cultura alicantina en forma de bebida

27 enero, 2021

Mar Lafuente

Alicante destaca, entre otras cosas, por ser una provincia con una gran cultura gastronómica y, por tanto, cuenta con un amplio abanico de productos locales. Uno de ellos es el vino, su clima y sus suelos la convierten en un lugar perfecto para su elaboración, pero no es la única bebida. La diversidad de tierras y hierbas aromáticas le permite crear bebidas espirituosas. ‘Herbero de la Sierra de Mariola’, ‘Cantueso alicantino’, ‘Anís Paloma de Monforte del Cid’ y ‘Aperitivo Café de Alcoy’ son las cuatro espirituosas típicas de esta zona elaboradas con técnicas alquimistas heredadas de los árabes. 

Gracias a la tradición, a las costumbres y los ritos culturales y gastronómicos, a día de hoy podemos disfrutar de bebidas con diferente graduación y sabores muy variados que se producen desde tiempo inmemorial. Hablamos de las bebidas espirituosas. Estas derivan de los alcoholes naturales aptos para beber una vez ha terminado el proceso de elaboración, son aquellas que proceden de la destilación de las materias primas agrícolas como la uva, los cereales, frutos secos, etc.

Actualmente aún no se sabe con certeza por qué se les conoce con este nombre. Proviene del vocablo en latín ‘spiritus’ que significa valor o aliento y, por lo tanto, equivale a la idea de espíritu. La teoría más extendida dice que se les llama ‘espirituosas’ por la idea de evaporación, ya que es un concepto que se ha asociado históricamente con la noción de espíritu, y el alcohol se obtiene de la destilación, un proceso que genera vapor. 

Aunque estos productos existen desde hace muchísimos años, es en el siglo XV cuando comienzan a consumirse por placer y no por las propiedades medicinales, que es por lo que se bebía antes de esta época. Unas bebidas que llevan con ellas siglos de historia, de tradición y culturas muy diferentes. Es por eso que para proteger el origen frente a graneles y posibles fraudes o imitaciones, en el año 1987 la Asociación de fabricantes de Aguardientes, Compuestos y Licores solicita a la Conselleria de Agricultura y Pesca que se les reconozca como Denominación de Origen. De aquí nace el Consejo Regulador de Bebidas Espirituosas Tradicionales de Alicante, que aglutina cuatro de las bebidas más emblemáticas de la provincia de Alicante: ‘Aperitivo Café de Alcoy’, ‘Cantueso Alicantino’, ‘Herbero de la Sierra de Mariola’ y ‘Anís Paloma Monforte del Cid’. 

La que más describe botánicamente a la provincia de Alicante es ‘Herbero de la Sierra de Mariola’. Esta sierra es afamada por su flora, las zonas áridas están repletas de plantas adaptadas a la sequedad y aridez del terreno que se utilizan para la elaboración de esta bebida y consiguen que tenga ese sabor tan especial a hierbas como poleo, tomillo, salvia, rabo de gato, manzanilla, tomillo real, hinojo o hierba de San Guillermo. Una bebida que procede de la sabiduría y el legado de los antepasados, pero que no comienza a elaborarse de manera industrial hasta finales del siglo pasado. 

En cambio, el ‘Cantueso alicantino’ se obtiene únicamente de la planta de Cantueso. La recolección de esta se suele realizar en el momento en el que más florece, que suele ser en mayo y junio, aunque también está la tradición de recogerla el día de la Ascensión, popularmente conocido como ‘día de fer herbetes’. Para la elaboración se macera la flor sacando la máxima concentración de aceites esenciales y así conseguir el sabor tan característico de esta bebida. También es necesario destacar que todas estas plantas deben proceder de las sierras comprendidas entre las comarcas de Alicantí, Baix Segura, Alto Vinalopó, Medio Vinalopó o Bajo Vinalopó. 

En Alicante también es conocido el ‘Mesclaet’, una bebida que es mitad Herbero de la Sierra de Mariola y mitad Cantueso alicantino. 

Otra de las espirituosas alicantinas es ‘Anís Paloma de Monforte del Cid’. La bebida de anís es también conocida y frecuente en Francia o Portugal, entre otros países, pero es en España donde se encuentra el mayor número de variedades, una de ellas esta que se produce en Alicante. Sus orígenes se encuentran en Monforte del Cid, un municipio alicantino, en 1895 cuando se funda la primera fábrica dedicada a elaborar esta bebida. Una bebida que se obtiene de la destilación de las semillas de anís verde y anís estrellado y que tiene un sabor más suave y fino a diferencia de otros anises.

Y, por último, una bebida elaborada macerando el café tostado natural de la variedad ‘Coffea Arábica’: el ‘Aperitivo café de Alcoy’. Es de los cafés más caros y apreciados, su cultivo es más delicado de lo habitual y, por ello, requiere mayores cuidados. Algo por lo que destaca esta bebida es por la facilidad que tiene para hacer combinados y así nazcan otras bebidas como: ‘Plis-play’, el aperitivo café de Alcoy mezclado con cola; ‘Mentira, mezclado con limón; ‘Burret’, mezclado con cola y hielo; ‘Negreta’, mezclado con cerveza; ‘Sellet’, cuando se sirve en un vaso pequeño; y ‘Pingüino’ o ‘Barraqueta’, mezclado con horchata. 

En muchas ocasiones no pensamos ni nos fijamos qué hay detrás de los productos, unos pueden tener más o menos recorrido, pero todos tienen una historia detrás. En este caso, las bebidas espirituosas alicantinas esconden siglos de historias, tradiciones y culturas.

201218-bobales-artesanos-800x200

Artículos en imágenes

0 comentarios en El espíritu de la tradición y la cultura alicantina en forma de bebida

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.