Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

«El enólogo es cada vez más clave en la comunicación y comercialización del vino»

3 marzo, 2022

Pedro R. Arias

El perfil del enólogo ha ido evolucionando al compás de los tiempos. Muestra de ello es el invitado con el que nos reunimos hoy para disfrutar de una copa de vino, Juan Manuel Gonzalvo. Uno de los enólogos con más seguidores en redes sociales y creador de ‘Experto en Vinos’, un blog donde comparte conocimientos sobre el mundo del vino a través de su ‘enología comunicativa’. A lo largo de su trayectoria profesional Gonzalvo ha dirigido proyectos en Catalunya, Aragón y  Comunitat Valenciana, concretamente en dos bodegas de la IGP de Castelló, como Bodega Alcovi en Almedijar y, actualmente, en Vins L’Estanquer, situado en el municipio de Canet Lo Roig.

5barricas.- ¿Qué fue lo que le introdujo en el mundo del vino?

Juan Manuel Gonzalvo.- Durante mi carrera de Química Analítica en la Universidad de Zaragoza, una de las ramas que más me llamó la atención fue analítica del vino. Tuve la oportunidad de hacer prácticas en una bodega en Viñas del Vero, en Somontano (Huesca), y a partir de ahí no he hecho otra cosa que trabajos relacionados con el mundo del vino.

5b.- ¿Qué le seduce más del sector de la viña?

J.J.G.- Una de las cosas que más me gusta es trabajar en el medio rural, en plena naturaleza, ya que ello te proporciona una variabilidad que te obliga a ir adaptándote a las circunstancias. El vino te hace ir por diferentes caminos y formas de trabajar, originando una incertidumbre que me encanta.

5b.- ¿Quién fue su modelo a seguir en sus comienzos?

J.J.G.- Bueno, para mí una persona importante y clave en mi carrera fue Rubén Magallanes. Cuando yo tenía 20 años fui a trabajar a Zaragoza, en la bodega de la Cooperativa de Miedes y allí estaba él como director técnico y enólogo. Fui su ayudante durante una temporada y la línea que él me marcó fue la que he seguido. De hecho, seguimos siendo buenos amigos e incluso los últimos proyectos los estamos compartiendo. Él me sigue guiando y yo le aporto lo que puedo.

5b.- ¿Cómo se definiría como enólogo?

J.J.G.- Me gusta decir que hago vinos para disfrutar y agradables de beber. Vinos más de boca que de nariz, es decir, intento sacarle más características de boca, tacto, suavidad, equilibrio, elegancia y redondez. Prefiero que el vino sea cómodo e interesante. Procuro intervenir lo menos posible, en el sentido de utilizar los menos productos, solo en caso de tener que hacer alguna corrección o algún encauzamiento de un vino que ha tenido algún problema. Pero si puedo evitarlo, intento que sea el propio vino el que el que vaya modulando sus características y ofrecer la forma más natural posible al consumidor.

5b.- ¿De qué manera ha evolucionado en los últimos años la figura profesional del enólogo?

J.J.G.- Creo que una de las cosas que más ha cambiado y en la que yo he luchado por adaptarme más y por poder avanzar es en la parte de comunicación y comercialización. Es decir, el enólogo ha pasado de ser un back office, digamos un profesional que está en la bodega haciendo el vino sin relacionarse con el consumidor final, a pasar a ser una cadena de transmisión para enseñar una filosofía. Siendo una persona clave en la comercialización y en la comunicación. “Enología comunicativa” es el lema de mis tarjetas de visita, porque no solo hay que hacer el vino, sino hay que salir a explicarlo, salir a venderlo al fin y al cabo y acercarlo a la gente, explicando qué pretendías y qué querías hacer con cada una de tus elaboraciones.

5b.- Y como experto en enología comunicativa, ¿cuáles dirías que son los mayores mitos que existen en torno al mundo del vino?

J.J.G.- Sobre todo, hay una especie de respeto, como que parece que haya que saber o tener un conocimiento para beber vino. Cosa que la cerveza, por ejemplo, no se le exige. Creo que esto es un hándicap para vender vino. También existen otros mitos, como que el vino contra más viejo mejor o el vino de esta zona siempre es bueno. Pues no, ni una cosa ni la otra. Mitos que hay que ir desmontando tanto vosotros desde vuestra plataforma como los que salimos a comunicar, ya que el vino es un producto natural de la tierra que cuya industria arraiga gente al territorio. El sector primario es un sector transversal y marca país. El vino es uno de nuestros potenciales.

5b.- He podido observar que tiene una gran actividad en las redes sociales y es creador del blog experto en vinos. ¿A qué se debe esta destacada presencia en Internet?

J.J.G.- Desde 2006 descubrí el mundo de las redes y la verdad es que he hecho un trabajo constante y diario, logrando bastantes seguidores en mis cuentas de Instagram, Twitter y Facebook. En aquel momento estaba bastante libre el tema de nombre y me puse @expertoenvinos  que tiene una fácil interpretación por cualquiera. Cada vez hay más enólogos que están que están entrando en esto. Ahora, por ejemplo, con la pandemia ha habido un boom del tema de directos en Instagram o en Twitter. Hay varios personajes que están todos los días creando debate, creando polémica y yo creo que se ha avanzado en esto.

5b.- Y haciendo una vista atrás de su trayectoria profesional, ¿qué proyectos diría que le han dado más alegrías?

J.J.G.- Primero, destacaría la época donde hice vino en la Serra de Espadà de Castelló, en Bodega Alcoví, pues alguno de estos vinos ha sido bastante trascendentes, como un syrah que ha logrado alzarse como el segundo mejor vino tinto de la Comunitat Valenciana. Después lo que estoy haciendo ahora también en Vins L’Estanquer, en el norte de Castelló. Aquí yo creo que he llegado a un nivel bastante interesante con el vino Lo Roig, que es un vino basado en merlot y otras variedades. Y el tercero sería otro proyecto que estoy llevando ahora en la provincia Zaragoza, en la Cooperativa de Daroca, que se llama Laderas del Jiloca, y para mí es el futuro y creo que con este vino voy a dar mucho que hablar con garnachas de Aragón, de zonas de altura de entre 700 y 1000 metros de altura y con viñas de edad mediana y viejas y está resultando muy interesante, porque son vinos que combinan grados altos con frescura natural. Y hay un equilibrio en boca de ese frío calor que es muy interesante para mí.

5b.- Como ya ha comentado, ha trabajado en distintas bodegas castellonenses, ¿qué nos podría decir de la evolución del sector del vino de esta tierra?

J.J.G.- En Castelló ha habido una evolución importante en los últimos años estaba todo por hacer, la verdad. Han surgido pequeños proyectos y cosas interesantes a lo largo de todo el territorio. Yo creo que falta dar un paso en la identidad. Creo que hay una mezcla demasiado heterogénea de vinos y el camino debería ser que la gente pudiera identificar cuál es el vino o los vinos típicos de la provincia. En Castelló, la mayor parte de la zona interior de media montaña hay cosas interesantes. Falta eso crear una buena identidad o por lo menos un corte que la gente pueda identificar, como se puede identificar un vino de la Terra Alta en Tarragona o como se puede identificar un vino de la zona de Villena en Alicante.

5b.- ¿Y cómo podría describir el proyecto Vins L’Estanquer?

J.J.G.- L’Estanquer es una pequeña explotación familiar que surge de Pepe Tena, que es  un señor que proviene de la zona de Canet Lo Roig. Sus hijos Àngel y Eugenia recogieron el testigo haciéndose cargo de unas viñas que tenían plantadas. Realizaron nuevas plantaciones en 2012-2013 y construyeron su bodega en 2018, aprovechando una casa familiar, reconstruyéndola con mucho gusto. No solo es un proyecto enológico, sino enoturístico, para que los fines de semana pueda haber visitas en la bodega y entre sus viñedos. Y es un proyecto muy interesante en el que yo estoy desde antes de su nacimiento. Hay un vínculo con ellos desde 2008-2009, cuando el poco vino que vendían era a granel hasta a día de hoy cuando prácticamente embotellan el 100% del vino elaborado en la propia bodega y entraron en la IGP de Castelló.

5b.- ¿Qué gama de vinos producís?

J.J.G.- Tenemos una gama de vinos de hasta ocho referencias con la marca Lo Roig como punta de lanza, que es el primero que hicimos. Después tenemos la marca, L’Estanquer blanco y tinto, Paraula, un blanco de garnacha blanca, y Xamba, un rosado de garnacha joven. Lotes de entre 600 y 2000 botellas, las últimas con la marca Xiulit en homenaje al apodo familiar. Vinos que están alcanzado una importante presencia en la comarca, desde Morella hasta Peñíscola. Son vinos honestos muy buenos de beber, muy elegantes, sabrosos, con redondez y que ya que se están viendo en bares y restaurantes de por aquí de la comarca e incluso han hecho alguna incursión en Castelló capital. Y hemos llegado de momento a hacer entre 12 y 15 mil botellas anuales, que para partir de cero está muy bien.

5b.- ¿Y qué futuros proyectos contempla en el horizonte?

J.J.G.- En estos momentos me encuentro colaborando en un proyecto interesante en la provincia de Huesca que aglutina varias bodegas y que con la marca ‘Vignerons de Huesca’ intenta dar a conocer el vino de pequeños productores de la zona. Bueno, creo que a estas alturas ya no me voy a salir del mundo del vino. Es un mundo que engancha y que te permite encontrarte a personas con las que merece la pena compartir y creo que hay que aprovecharlo porque otros sectores es más difícil encontrarlo.

210706-igp-castello-800x200px

0 comentarios en «El enólogo es cada vez más clave en la comunicación y comercialización del vino»

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.