Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El consumidor valenciano de vino, en datos

20 febrero, 2020

David Blay

La tecnología, cada vez más, está presente en la elaboración de los vinos valencianos. A pesar de que muchos de los procesos siguen realizándose de manera manual, otros (sin perder la esencia) se han optimizado para crear mejores productos. Es evidente, por calidad, producción y consideración en los últimos años.

Sin embargo, la gran pregunta de las bodegas siempre ha estribado en conocer quiénes eran sus consumidores, qué les gustaba, cuánto dinero estaban dispuestos a gastarse y cómo reaccionaban ante las novedades que les ponían delante.

Aun así, en los muchos eventos vinícolas de la Comunidad se seguían repartiendo entradas de papel. Cobrando una única vez en taquilla. Y sirviendo copas a una extensa cola de visitantes, que igual podían haber sido extraterrestres y haber pasado desapercibidos ante la (eso sí) enorme afluencia habitual.

Pero algunos, pocos, decidieron apostar doblemente por talento local. Y contrataron los servicios de IDASFEST, una compañía del grupo CASFID que gestiona el control de accesos y el pago sin dinero (cashless) a través de pulseras recargables en más de 100 festivales de toda España. Y que ha aplicado su tecnología a más de 20 eventos gastronómicos en los dos últimos años.

De ahí se deriva el por qué de este artículo: la lectura del posiblemente primer informe de hábitos de consumo en reuniones de esta índole, con datos claros por fin del equilibrio de fuerzas planteado en este tipo de acontecimientos.

Si bien el gasto medio no es elevado, debemos tener en cuenta que tampoco son lugares destinados a beber hasta desfallecer, sino a degustar los productos que uno quiera descubrir o rememorar. De ahí las cifras de 6’24 euros de pago por persona.

Lo que sí llama la atención, sin embargo, es la edad media de los asistentes. Podría pensarse que disfrutan más del vino aquellos que pasen de la treintena y hasta de la cuarentena, entre otras cosas porque el sector siempre comenta que siguen tratando de fomentar la cultura de los caldos entre los jóvenes. Pero si los 30 son los nuevos 20 podemos considerar que hay más público juvenil que adulto maduro, con 29’99 años como promedio.

Y como dato final llega la confirmación del vuelco definitivo de género. Quizá porque las grandes firmas han apostado más por los blancos y los rosados o han suavizado sus tintos. O puede que porque las mujeres hayan roto estigmas y ya no solo apuesten por aquellas etiquetas que las buscaban descaradamente. Pero lo cierto es que ellas les ganan a ellos, con un 54’31% de féminas frente al 45’69% de hombres.

Los datos comienzan a llegar a un mundo hasta ahora anclado en la tradición. La pregunta es si a medida que se incrementen los estudios estos comenzarán a marcar tendencias en la mezcla de variedades o en la imagen planteada. O, simplemente, corroborarán que los caminos que se tomaron hace años en base a la intuición, pese a todo, fueron los correctos.

200214-engasa-bmw-exclusive-days-610x70

Artículos en imágenes

0 comentarios en El consumidor valenciano de vino, en datos

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.