Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El Celler, la cuna del vino más antigua de Valencia

28 mayo, 2021

Texto: Pedro R. Arias Fotografía y vídeo: Fernando Murad, Jose M. Garriga y Vicent Escrivà

Nos enmarcamos en pleno centro de Valencia para hacer un viaje en el tiempo a través de un tesoro escondido durante más de 800 años. Situado en la calle Baja del emblemático barrio del Carmen se encuentran los restos de una bodega medieval del siglo XIII. Hoy convertida en un espacio donde poder disfrutar de experiencias enogastronómicas gracias a la entidad valenciana PROAVA (Promoción Agroalimentaria de Calidad de la Comunitat Valenciana). Un rincón único en el que poder conocer la cultura e historia de nuestra tierra mientras alegras tu paladar con un buen maridaje. 

Esta joya se remonta a una de las épocas más significativas de la historia de la capital del Túria. “Se trata de una bodega subterránea de una antigua casona histórica agrícola del año 1256, por lo cual, se hace de suponer que es de los primeros asentamientos cristianos en la ciudad a raíz de la conquista de Jaume I “el conquistador””, nos explica Rosa Vázquez, directora técnica de PROAVA. Durante más de doscientos años, el espacio sirvió para almacenar y elaborar productos que hoy componen nuestra reconocida cocina mediterránea: cereal, aceite y vino. 

Su hallazgo tuvo lugar a finales de los años noventa de forma casual, durante las obras de un garaje para un edificio de veintiuna viviendas de protección oficial. Tras varias campañas de intervención, dirigidas por la arqueóloga Carmen Marín, se descubrió que el celler era el más antiguo encontrado en València a día de hoy. Lo que lo convirtió en bien patrimonial de primer orden. En el año 2007, la actual Entitat valenciana d’habitatge i sòl (EVHA), finalizó su recuperación, eliminando añadidos de siglos anteriores y devolviendo al espacio su carácter original del siglo XIII.

Tras su adecuación en 2017, este enclave único se convirtió en la sede de PROAVA. “Nos cedieron este espacio durante cuarenta años con el compromiso de ponerlo en marcha, darlo a conocer y utilizarlo para promocionar los productos de nuestra tierra”, apunta Teresa Lidón, responsable del departamento de administración de PROAVA. Esta entidad sin ánimo de lucro nació en 1993 con el apoyo de la Generalitat Valenciana con el claro objetivo de transmitir toda la pasión, la cultura, el conocimiento y los sentimientos que esconden los productos de nuestra Comunitat. Actualmente, la asociación engloba alrededor de 200 entidades del sector agroalimentario (bodegas, Denominaciones de Origen, cooperativas, etc.). 

A pesar de los años, la bodega medieval mantiene intacta su carácter subterráneo. Su acceso es a través de una empinada escalerilla que nos adentra en este espacio cuadrangular dividido en dos partes, una superior donde se almacenaban las cosechas de aceite y cereales, y otra subterránea en la que se asentaba un foso donde se pisaba la uva y se recogía el mosto mediante un lebrillo, trasladándose después a unas tinajas de barro donde se iniciaba la fermentación de forma natural y espontánea. 

El Celler se encuentra abierto al público en general, principalmente, como centro de interpretación del vino. Un lugar clave para el gastroturismo de la terreta, que cuenta con una completa programación de actividades compuesta de catas, maridajes, talleres, jornadas gastronómicas, exposiciones, clases de yoga, etc. Experiencias enológicas únicas en un cachito de nuestra historia en el que también podrás celebrar desde eventos particulares hasta jornadas grupales, adaptadas y diseñadas a tus intereses. 

Si estás interesado en visitar la bodega te recomendamos dos de sus experiencias más especiales de miércoles a sábado. Por un lado, la “Experiencia de tierra” en la que podrás adentrarte en la historia del celler mediante una visita guiada y una cata de tres vinos de la tierra por 10 euros/persona. Y, por otra, la “Experiencia del Cellerer” donde se incluirá una degustación de embutidos, quesos y salazones por 15 euros/persona. Ambas visitas duran alrededor de 75-90 minutos, tienen un aforo máximo de 10 personas y pueden realizarse en castellano, valenciano o inglés. 

Las reservas para todas las visitas y experiencias se realizan a través de su página web. Y para más información puedes llamar al 963 92 44 63 o escribir al correo electrónico proava@proava.org. No te pierdas la oportunidad de descubrir esta cápsula del tiempo donde se fusionan la historia y el mundo del vino valenciano. 

210521-albarino-bhs-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en El Celler, la cuna del vino más antigua de Valencia

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.