Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Diego Morcillo: «De la viña a la tinaja y de ésta a la copa»

El enólogo valenciano es el responsable técnico de La Niña de Cuenta, una de las firmas más destacadas de la Denominación de Origen Manchuela

29 mayo, 2020

Ana Sánchez Zahonero
La Niña de Cuenca fue fundada por los hermanos López Orozco en Ledaña, Cuenca. Esta bodega consigue trasladar a quien la visita y conoce, así como a quien tiene el placer de probar sus vinos, a esos tiempos de antaño. Como en las películas, cuando la escena se tiñe de sepia para atrapar al espectador en un recuerdo acogedor. Aun con esto, esta bodega cuenta también con las últimas tecnologías para producir un vino tradicional, de calidad y ecológico. Desde su fundación, la bodega se encuentra adscrita a la Denominación de Origen Manchuela.

Diego Morcillo es el enólogo de este lugar tan mágico y, de su mano, nos adentramos en el maravilloso mundo de La Niña de Cuenca...

5B.- ¿ Cómo surge el proyecto de elaborar vinos con este perfil?

D.M.- Los hermanos López Orozco son la cuarta generación de agricultores de la familia. El día que se les ocurrió llevar a cabo la idea contactaron conmigo, pues los tres somos de Ledaña, pero no teníamos relación directa. Me llamaron y me dijeron que querían montar una bodega. La idea partía de ellos. Lo cierto es que, ellos tienen mucha pasión y controlan más el campo que la enología, por eso yo les acompaño en este proyecto.

5B.- ¿Desde qué año se poseen los viñedos? 

D.M- La familia es propietaria de los viñedos desde hace muchos años. Desde los años 80 o 90 aproximadamente. De hecho algunos no podemos saber con exactitud el año debido a que aún no había registro vitivinícola de los viñedos. Luego se actualizaron unos registros, pero no se puede saber con precisión.

5B.- ¿Qué tiene de bueno una antigua cueva de champiñón para ‘criar’ vino?

D.M.- Estas cuevas de champiñón han estado dedicadas a la agricultura en general. Nuestros ancestros, que eran bastante más listos que nosotros, no tenían equipos de frío y lo que buscaban eran cuevas o zonas o áreas donde hubiera más frío natural. Cuando ellos se proponen montar la bodega yo les pido que me enseñen lo que tienen. Al ver las instalaciones me doy cuenta enseguida de que gracias a la cueva de champiñones íbamos a conseguir prácticamente todo ese frío de forma natural.

5B.- ¿Cómo tuvisteis que adaptar las cuevas?

D.M.- Lo que hicimos con esas cuevas de champiñón –que son naves, pero se les denomina así– fue sanearlas. Se arreglaron, se pintaron, se pusieron refuerzos de aislante y además algún equipo de frío más, pero únicamente como refuerzo.

5B.- ¿Vuestra producción siempre ha sido de edición limitada? ¿Se restringe a alguna línea de vinos o es en todos?

D.M.- Todas las líneas de productos son limitadas. Hasta donde yo sé, es la única bodega de España que funciona únicamente con tinajas de barro. No trabajamos con ningún otro recipiente que no sean tinajas. Ni barricas ni de acero inoxidable…

5B.- ¿En qué consiste vuestro cultivo de viñas ecológico?

D.M.- Le damos el estrellato al proyecto en dos partes. La primera es en los recipientes, las tinajas, la gran estrella de nuestra bodega. Con las tinajas lo que pretendemos es la micro oxigenación y la naturalidad que le aporta al vino, además de la diferenciación. Por otra parte, nos basamos en el viñedo y la uva. Por lo tanto, somos 100% natural en todo el proceso desde el cultivo hasta la copa del consumidor. Lo único que se trabaja en el viñedo es con azufre, que está permitido debido a que es natural. De hecho el suelo lo produce de forma natural. No contamos con tratamientos químicos de ningún tipo. De la viña a la copa no interrumpimos el proceso.

5B- Es la tinaja vuestro elemento diferenciador en cuanto a bodega, ¿Y en cuanto a producción?

D.M- Todo el proceso sea cual sea; crianza, elaboración, almacenado, todo, se hace únicamente con tinajas. En un primer momento planteamos la idea de trabajar con tinajas viejas, pero esto chocaba con el riesgo de las plagas. Descontaminar este tipo de tinajas es tremendamente complicado. Puede que acaben siendo grandes vinos pero son más difíciles de descontaminar. Durante años, los tricloroanisoles eran algo natural en las barricas y ahora se ha convertido en algo problemático. Con las tinajas pasa un poco lo mismo, lo que hicimos fue aportar únicamente tinajas nuevas y mantenerlas sanas y en buen estado durante todo el proceso.

5B- ¿Cómo crees que podría afectar la crisis que vivimos actualmente en la producción vinícola en nuestro país en general?

D.M.- La crisis a la viticultura le ha afectado de dos formas. Primero hay que tener en cuenta que debido a que producimos un producto agroalimentario de primera necesidad, hemos podido seguir trabajando en el viñedo. Nuestros precios no pueden adaptarse a la crisis debido a la producción artesanal. Por ello, estos vinos suelen ir enfocados al canal HORECA y lógicamente ha cerrado sus puertas al 100% durante estos casi tres meses. Debido a esto las ventas han bajado. En cambio, las ventas online a través de redes y de la web han funcionado muy bien durante la crisis sanitaria. Nuestros vinos llaman mucho la atención y gracias al trabajo en redes y de marketing, sumándole las nuevas tecnologías han conseguido desahogar un poco las pérdidas ocasionadas por la crisis. En segundo lugar, como en todos los sectores, paralizar el trabajo de la bodega en sí ha condicionado parte de nuestros ingresos. Las visitas o el enoturismo, por ejemplo, se han parado completamente.

5B- ¿Habéis recibido algún tipo de ayuda o solución para vuestras pérdidas?

D.M.- Por parte de la Bodega La Niña de Cuenca se ha conseguido el préstamo ICO. Son préstamos moderadamente sencillos de gestionar. Para obtener este prestamos se debe poder responder y tener un respaldo pero practicante está libre de intereses. Esto sumado a, como te comentaba antes, la importancia que le hemos dado a las redes y al venta online ha hecho que logremos poder salir de esta situación complicada. Pronto podremos estar disfrutando del sabor de los vinos de tinaja y de los viñedos propios de La Niña de Cuenca ayudando además al turismo y enoturismo a nivel nacional.

200317-manchuela-800x200

Artículos en imágenes

Un comentario en Diego Morcillo: «De la viña a la tinaja y de ésta a la copa»

Eduardo Mestres el 29 mayo, 2020 a las 6:06 pm:

Supongo que estos vinos , que por lo que decis estais anticuados, pero me da la sensacion que son de los mas modernos que hay hoy en el mercado.
Esto del canal horeca es un cuento , estos vinos los haceis para venderlos a quien los compre y las ventas on line no creo que sea el mejor camino para empezar, creo que hay que hacer el puerta a puerta y sobre todo que los de la visagra os compren los vinos. Una puerta para vender hay que abrirla y si no hay visagra no abrireis la puerta.
No comprendo aun como no vais a vender a los tenderos de la visagra y ojo en que tipo de visagra pensais.
No comprendo como aun no me habeis ofrecido vuestros vinos y dejaros de cuentos , menos rollos y a vender a los profesionales., y yo me considero que profesionalmennte me falta mucho y ojala no me muera hasta que lo sepa todo.

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.