Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Descubren un termopolio en Pompeya con restos de vino y otros alimentos

26 diciembre, 2020

. En una recipiente de vino han aparecido habas molidas que se utilizaban para blanquear y cambiar el sabor del vino

 . Aparece un ánfora romana con restos de vino de la antigua región vinícola de Pontine en el mar Tirreno

Mª Carmen González. Imágenes: Luigi Spina (MiBact)

Las excavaciones en Pompeya, la gran ciudad sepultada por la erupción del Vesubio en el año 79 d. C., no dejan de sorprender. En esta ocasión, los trabajos en la Regio V han sacado a la luz un magnífico termopolio, un establecimiento en el que se vendían bebidas y alimentos calientes, que se encuentra en un perfecto estado de conservación y en el que han aparecido restos de vino y de otros alimentos que se consumían en el local.

Este termopolio -como es habitual en este tipo de establecimientos- tiene un mostrador en forma de L con unas vasijas (dolia) incrustadas en las que se conservaban los alimentos. En el fondo de una de las vasijas, utilizada para contener vino, se han encontrado restos de habas molidas intencionadamente que eran usadas, como indica Apicio en ‘De re Coquinaria‘, para cambiar el sabor y el color del vino, blanqueándolo, según ha informado el Ministero per i beni e le attività culturali italiano.

Además, también ha aparecido en el fondo del recipiente una especie de teja que servía para separar las legumbres del líquido y evitar que se mezclaran.

El comercio encontrado presenta un mostrador decorado con la imagen de una ninfa marina a caballo (nereida), así como con animales de los que se vendían en el local, que tienen colores tan brillantes que parecen tridimensionales. Es el caso de un gallo o de dos patos. Precisamente un hueso de pato ha sido encontrado dentro de uno de los recipientes, así como otros con restos de cerdo, cabra, peces o caracoles de tierra, platos todos ellos que se consumían en el local.

Además, y según indican medios como La Repubblica o Rai Radio 1 se ha encontrado una especie de ‘paella‘ elaborada con pescado, carne y aves.

En el local, que tiene uno de los laterales decorados con una representación del propio termopolio, también han aparecido nueve ánforas, una olla cerámica, una pátera de bronce y dos frascas. Asimismo, hay una pintura de un perro con una insulto homófobo y se han encontrado restos humanos y de un can.

Los termopolios estaban muy extendidos en el mundo romano (especialmente entre las clases más populares), en el que era costumbre tomar el prandium (comida) fuera de casa. Solo en Pompeya hay unos 80, pero ninguno de ellos con el mostrador completamente pintado, como sí tiene el ahora encontrado, lo que demuestra la excepcionalidad del hallazgo.

Imagen: pompeiisites.

Imagen: pompeiisites.

El propio ministro de Cultura italiano, Dario Franceschini, ha destacado lo ‘extraordinario’ de este descubrimiento, que posiblemente sea abierto al público en primavera -con permiso de la pandemia-, y que permitirá, con el estudio de un equipo disciplinar, conocer mejor las costumbres alimentarias del mundo romano.

Ánfora con restos de vino bajo el mar

Pero este no es el único descubrimiento relacionado con el vino del que se ha tenido noticia en las últimas fechas, ya que también ha aparecido un ánfora del siglo I a. C en el fondo del mar en San Felipe de Circeo -una localidad de la región italiana del Lacio-, en cuyo interior hay, «con toda probabilidad», restos de vino, según informa la prensa italiana.

El ánfora, de 98 centímetros de largo y 102 centímetros de diámetro, fue localizada a 9 metros de profundidad por el Nucleo Subacquei de los Carabinieri. Lleva un sello, a modo de código de barras de la antigua Roma, que indica el lugar de procedencia del producto y el nombre del viticultor.

El vino sería el resultado de las vides cultivadas en el interior de Pontine, una de las regiones vinícolas romanas más valiosas, conocida por el cecubo, un producto también elogiado por Plinio el Viejo, Columela o Marcial; el formianum, producido en el Golfo de Gaeta, y el setino, el favorito de Augusto, del que también se han encontrado vestigios durante las excavaciones de Pompeya.

Con toda probabilidad, en el contenedor, que puede haber sido infiltrado por el agua de mar, hay «rastros significativos de vino» que, una vez analizados, pueden conducir a reconstruir una parte de la historia del antiguo Lacio y la agricultura en Italia, según informa el diario italiano La Repubblica.

No está claro si este ánfora, al igual que otras encontradas, provienen de un naufragio o si fueron abandonadas o perdidas por los barcos anclados frente al antiguo puerto del que se bajaban las mercancías para ser trasladadas en barcazas hasta tierra.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Descubren un termopolio en Pompeya con restos de vino y otros alimentos

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.