Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Del vino de la Reina a motor de una comarca

19 noviembre, 2020

Jaime Nicolau / Fotos: Grupo Coviñas
Ya ha llovido desde que hace más de medio siglo, una decena de cooperativas de la comarca de Requena-Utiel decidieran agruparse en forma de Cooperativa de segundo grado. Fue el nacimiento de Grupo Coviñas. Hoy aquella aventura se ha convertido en una firma que vende más de 16,5 millones de botellas de vino y cava a más de una treintena de países, convirtiéndose en el motor socioeconómico de toda una comarca, y dando cobijo a más de 3 000 viticultores que aportan el fruto de 10.000 hectáreas de viñedo.

De sus entrañas nació en 1967 el primer vino embotellado de la comarca, el Vino de la Reina. En la década de los 80 ese vino pasa a llamarse Enterizo, una marca que hoy es referencia e historia del vino valenciano. Durante estos años la autóctona bobal ha desarrollado un papel estelar dentro de Grupo Coviñas. En la última década, esta casta ha ido creciendo en prestigio a nivel internacional, convirtiéndose en uno de los factores diferenciales de la Denominación de Origen Utiel-Requena, de la que Grupo Coviñas es un pilar muy importante. Esa apuesta por la bobal es hoy una de las señas de identidad de la cooperativa. Bobales con tipicidad nacidos de bellos proyectos en los que Coviñas ha involucrado a sus socios en pos de la máxima calidad de esos viñedos viejos en vaso y secano que son un patrimonio que hay que salvaguardar. Una variedad de la que también se obtienen unos fantásticos rosados a los que la cooperativa requenense siempre ha mimado de manera especial. Y sin olvidar el mundo del cava y las infinitas posibilidades que este producto ha deparado a Requena. Coviñas también ha entrado de lleno en materia de cava con productos que han logrado importantes reconocimientos a nivel mundial.

2020 ha sido un año de cambios en Grupo Coviñas. A principios de este año llegaba a la dirección técnica de Grupo Coviñas Luis Miguel Calleja abriendo una nueva etapa con una clara apuesta por potenciar aún más la internacionalización del Grupo. Luis Miguel es un profesional que cuenta con una dilatada trayectoria en el sector, y que lleva décadas trabajando en el mundo cooperativo, encabezando proyectos de internacionalización de contrastado éxito en las diferentes zonas productoras en las que ha desarrollado su actividad profesional.

Y es que desde su amplia y extensa formación como técnico y durante sus casi cuatro décadas de trayectoria profesional, Luis Miguel Calleja ha trabajado en el mundo cooperativo en las zonas productoras de Extremadura y de Castilla La Mancha. Es, por tanto, un perfecto conocedor de la naturaleza intrínseca a las bodegas cooperativas. En muchas de ellas ha sido también el responsable de ambiciosos programas de internacionalización con el desarrollo de nuevas líneas de producto, creando la oportunidad para llegar a acuerdos con prestigiosos importadores en países de Europa o de América, sin olvidar Asia. Entiende no solo de cómo elaborar grandes vinos, sino de cómo elaborar aquellos vinos que demandan los distintos mercados. Su capacidad de análisis, adaptación e innovación son valores clave que Grupo Coviñas ha sabido reconocer y con los que se ha preparado una nueva estrategia para el desarrollo de nuevas líneas de negocio.

Calleja llegó a Coviñas en un momento clave para el Grupo, pues durante décadas se han ido poniendo los cimientos para que los vinos de Coviñas lleguen a cuantos más rincones del mundo mejor. Y es en este terreno en el que el Grupo cree que Calleja puede aportar toda su experiencia para seguir creciendo en la misma proporción que se ha venido haciendo en los últimos años.

José Miguel Medina, presidente de Coviñas tiene claro que la experiencia de Calleja en el sector y especialmente en el mundo cooperativo «es una garantía para afrontar una etapa ilusionante en Coviñas y seguir siendo referencia obligada dentro de la Denominación de Origen Utiel-Requena». Por su parte, el enólogo se ha mostrado desde su llegada «ilusionado con este nuevo reto que representa el trabajo de miles de viticultores y un auténtico motor para la comarca».

Con esta vitalidad afronta Coviñas el reto de seguir siendo la ‘palanca’ que mejore la vida a los agricultores de la comarca. Un reto bello, que lleva cumpliendo desde aquel Vino de la Reina.

201110-mitsubishi-800x200

Artículos en imágenes

Un comentario en Del vino de la Reina a motor de una comarca

Emilio el 28 noviembre, 2020 a las 2:10 pm:

Me consta que Luis Miguel Calleja es un gran técnico de familia Calleja, enólogos de relevancia

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.