Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

David Carot: «Nuestra cooperativa es un motor para Viver y el Alto Palancia»

5 junio, 2022

Berta López

La Cooperativa de Viver se ha posicionado como una de las empresas de agricultura más destacadas en la provincia de Castelló por su modelo de éxito. Un camino de conquistas, fruto del trabajo y tesón de un equipo que lleva años empeñado en poner en valor la figura de cada uno de sus socios, el medio rural y la vida en los pueblos. Ellos se han encargado de dinamizar la economía de una comarca atrayendo visitantes que quieren conocer de primera mano dónde y cómo nacen los excelentes productos que llevan deleitando a sus consumidores desde hace un tiempo, cuando se propusieron el reto de poner en valor un producto que hoy les diferencia,  el aceite de oliva. Le siguieron otros productos como las nueces, las legumbres o, más recientemente, los vinos. Más de 20 años después, han conseguido colarse en premios donde se reconoce la innovación como premisa fundamental. Ahora, son candidatos a ganar el galardón a «Mejor Empresa del Año», otorgado por el periódico Mediterráneo. Para celebrarlo nos tomamos una copa con su presidente David Carot.

5barricas.- ¿Qué supone esta reciente nominación?

David Carot.- Para nosotros es una satisfacción porque esta nominación es una recompensa al trabajo bien hecho. Además, en este listado hay empresas de Castellón superiores a nosotros en términos de facturación y tamaño. No nos lo esperábamos porque somos una cooperativa de interior, de un pueblo pequeño y estos galardones siempre piensas que se los van a dar a empresas más grandes. Esta candidatura y su cobertura en la prensa nos permite darnos a conocer en toda la provincia de Castellón e incluso alcanzar una mayor repercusión en la Comunitat Valenciana y a nivel nacional.

5b.- ¿Qué beneficios os puede aportar esta candidatura?

D.C.- Es gratificante que te reconozcan en este tipo de premios porque normalmente al trabajo que haces, en casa le sueles dar más importancia, pero que te lo distingan desde fuera significa que ya no es solo cosa tuya. Más allá de ganar o no, esto nos hace mantener la ilusión en nuestro proyecto. Todos los socios de la Cooperativa se merecen este reconocimiento de prestigio. Estamos muy agradecidos porque llevamos recogiendo bastantes premios en los últimos 7 u 8 años porque hemos hecho por darnos a conocer, pero este no nos lo esperábamos.

5b.- ¿Qué significa la Cooperativa para un pueblo como Viver? ¿Y para la comarca?

D.C.- En este momento significa casi el 25% del tejido empresarial de Viver, la empresa con más trabajadores del pueblo y la que más factura con diferencia. La Cooperativa tiene un músculo financiero muy importante gracias a los agricultores y a toda la diversificación que tiene. En este momento con todo tipo de dificultades en los precios de combustibles, en suministros y demás, la Cooperativa nos está salvando para poder seguir trabajando la agricultura. A la vez el nombre de Viver se relaciona con el Alto Palancia y eso sirve para darle nombre a toda la comarca. La cooperativa es un motor para el pueblo y la comarca. Cada vez tenemos más socios del resto de la comarca, así que supongo que algo estaremos haciendo bien, con gente que se desplaza más de 30 kilómetros para traer sus cosechas.

5b.- ¿Cómo ves el futuro de la agricultura en la zona que desarrolláis vuestra actividad?

D.C.- En este momento el futuro de la agricultura es incierto en nuestra zona y creo que en todo el país. Los gastos a los que tenemos que hacer frente están consumiendo los pocos beneficios que pudiéramos tener porque los suministros están por los aires y hay escasa mano de obra porque los agricultores se están jubilando y no hay nuevas generaciones que quieran coger nuevas plantaciones. No hay relevo generacional y por eso el futuro es incierto, pero hay que pensar de manera positiva porque eso es lo que piensas cuando te dedicas a lo que te gusta. Aun así, ahora es más complicado trabajar que nunca.

5b.- ¿Qué aporta vuestra propuesta de agroturismo?

D.C.- A Viver se le conoce por los productos de la Cooperativa. Que los agroturistas conozcan la Cooperativa y sus productos es una recompensa directa para el pueblo porque aumenta el número de personas que visitan la zona, los restaurantes e incluso alquilan algún apartamento. A partir de ahí, muchas veces se crea un vínculo y suelen volver a comprar productos de la cooperativa. Con nuestra actividad se crea mucha economía para el pueblo.

5b.- ¿Cuál es vuestro proyecto más reciente?

D.C.- Ahora estamos constituyendo una comunidad energética local, que es «lo último de lo último». Estamos a la espera de que nos den el visto bueno para empezar a crear energía en techados solares tanto del Ayuntamiento como de la cooperativa e intentar dar una solución también al problema eléctrico afectado por el alza de precios. En la Cooperativa queremos conseguir una electricidad limpia y más barata.

5b.- ¿Y el último producto que habéis sacado?

D.C.- Lo más novedoso en cinco años es el mundo del vino en el que nos sumergimos con nuestra propia bodega y que nos está dando muy buenos resultados. En esta zona antes de la filoxera había mucha viña, luego desapareció y se dejó un poco en el olvido. A raíz del agroturismo, pensamos volver a hacer vino porque había varios socios con viñedos y en estos momentos tenemos doce hectáreas alquiladas en las que se hace todo el vino que comercializamos con la marca de la Cooperativa de Viver.

5b.- ¿Cómo definirías la importancia del vino ahora mismo para Viver?

D.C.- A nivel económico para la Cooperativa no posee gran importancia, pero para nosotros el poner un producto más de calidad en el mercado es muy significativo. Muchas veces para los agroturistas es más apetecible hacer una cata de vino que una cata de aceite. El vino nos tiene que ayudar a dar a conocer nuestros productos.

5b.- Hablando de aceite, ¿cómo ha sido la acogida de Ohsade, vuestro primer virgen extra ecológico?

D.C.- El primer año de andadura en el mercado es complicado porque hay que darlo a conocer.  Tiene la competencia de Lágrima, que es el «buque insignia» y los demás siempre son su sombra. Este año hemos hecho una producción pequeña de Ohsade, en torno a unos 500 litros y se está vendiendo todo, pero nos va a costar un par de años el dar a conocer que tenemos un producto ecológico de calidad.

5b.- ¿Alguna ilusión para este año?

D.C.- Hay muchas en general, pero a nivel agricultura, necesitamos un respiro con la bajada de precios de suministro de combustibles y demás abonos. Además, este año la climatología ha sido cuanto menos extraña y eso va a repercutir en la agricultura de todo el país. Lo mejor que puede ocurrir es que pase el año, podamos recoger bien la cosecha y no perdamos ningún agricultor por el camino, un reto difícil con este ritmo.

220520-engasa-el-poder-de-las-palabras-800x200px

0 comentarios en David Carot: «Nuestra cooperativa es un motor para Viver y el Alto Palancia»

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.