Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Comiendo con el Sr. Juvé y Rafa Vidal: Restaurante Levante, una paella real

27 febrero, 2022

Pedro G. Mocholí

En estos casi 30 años que llevo relacionado con el mundo de la restauración y todas sus vertientes, he conocido un sinfín de personajes; cocineros, bodegueros o productores.

De la mayoría de ellos guardo un gran recuerdo, pero siempre encuentras algunas personas en las que este recuerdo es mucho mayor.

Entre esas personas, figura el Sr. Juvé, propietario de las bodegas Juve & Camps.

Lo conocí hace años durante una visita a las bodegas que poseen en Sant Sadurní d’Anoia y a las que tienen en Espiells.

Con posterioridad coincidí con él en Valencia, durante la presentación de sus nuevos cavas, de los que me declaro un enfatizado seguidor y disfrutante.

Hace unos años, durante una visita que realicé a Madrid, a conocer el nuevo restaurante de Mario Sandoval, Coque, volví a encontrarme con él.

Presentaba a la prensa madrileña la nueva línea de cavas ecológicos. Al llegar al restaurante, la recepcionista me preguntó si venía a la comida de las bodegas Juvé & Camps, le dije que no, pero le pregunté si el sr. Juvé estaba, a lo que me contestó que sí.

Pregunté por el salón y me acerqué a saludarlo. La alegría por el encuentro fue mutua, pues enseguida me preguntó si venía a la comida, a lo que le dije que no, que ya tenía un compromiso anterior. Nos despedimos y marché a mi mesa.

Cuál fue mi sorpresa cuando pasados unos minutos, un camarero me acercó una de las botellas de cava que se iban a presentar, fue todo un detalle por parte del Sr. Juvé, que siempre he recordado con gran cariño.

Por ello, cuando hace unas semanas, José de la Guía (delegado de la bodega para Levante), me llamó para comentarme que el Sr. Juvé estaba en Valencia y que quería comer conmigo, no lo dudé ni un segundo y me puse a su disposición.

La comida se celebró en el local de mi buen amigo Rafa Vidal, el restaurante Levante, en la localidad valenciana de Benisanó.

La cocina de Rafa se basa en el arroz, y en los platos que poco a poco han ido incorporando a sus propuestas, fundamentados en la cocina de producto, la mayoría proveniente del Mediterráneo.

Asentados en el reservado que el restaurante posee en la planta baja del local, la primera alegría fue una copa de Juve & Camps Milesimé 2017, un cava que llevo años valorando por la precisa elaboración que posee, y que destaca por esa singularidad y personalidad que siempre encontramos cuando lo tomamos.

Un cava que solo se elabora cuando la añada es excepcional, y hay que reconocer que esta 2017 lo fue.

Elaborado 100% con uvas de la variedad chardonnay (podríamos decir que es un Blanc de Blancs) proveniente de los viñedos que se encuentran en la finca Espiells.

Un vino de deslumbrante color dorado y de una delicada espuma. El rosario está compuesto por una fina burbuja, que rompe cuando llega a la superficie, creando una corona muy persistente. Los aromas poseen complejidad y cierta intensidad.

Las notas se inician con una presencia carnosa (frutas como el melocotón y el melón), y recuerdos lácteos. Conforme el vino se abre va evolucionando hacia la intensidad y cierta complejidad, con notas que nos recuerdan a la miel, al pomelo y al brioche.

En boca es contundente, elegante, untuoso y, sobre todo, con un postgusto muy cremoso y persistente.

Si hay un producto que va bien con el cava, ese es el jamón ibérico, y ese es el primer plato que Víctor, el hijo de Rafa nos acerca a la mesa. Y si el ibérico va bien, no menos bien va el salmón, el cual viene elaborado en modo tartar.

Seguimos con un delicado esgarraet, bien equilibrado entre el bacalao y el pimiento. El toque ahumado del pimiento delata que ha sido elaborado al fuego de leña.

Los toques vegetales y herbáceos contrastan con acierto en las puntillas salteadas con habitas baby. Una cocción perfecta que transmite la frescura y la calidad de ambos productos.

Para finalizar, la paella valenciana, una de las más afamadas que puedes encontrar en nuestra provincia.

Una paella cargada de historia, pues durante la primera visita del recién coronado D. Juan Carlos I como rey, Rafa y su padre fueron los encargados de elaborarla en el Monasterio del Puig, arroz que se ofreció después de la celebración de los actos oficiales, durante la visita que se realizó en febrero de 1976.

A la hora de elaborar este plato tan nuestro la familia Vidal siempre se ha mantenido fiel al compromiso con ellos mismos (son unos grandes defensores de la paella), y la mayoría de los ingredientes vegetales los cultivan también ellos, sobre todo el garrofón.

Buenos y generosos con la carne de conejo y de pollo, y sobre todo con la verdura. No faltan las vaquetas finas, que le transmiten esos suspiros de romero que nos recuerdan al monte.

El arroz en su punto de cocción perfecto, se deshace en el paladar y nos deja la totalidad de sabores que han surgido en ese caldo que han elaborado ex profeso para la ocasión.

Tengo que recordar que Juve & Camps adquirió Pagos de Anguix, una bodega en el corazón de la Ribera del Duero, con unos viñedos situados a 850 metros de altitud.

Después de un esfuerzo ímprobo, gracias a los trabajos realizados, tanto en la bodega como en el viñedo, surgió la añada Costalara 2018.

Para finalizar la comida, y acompañando también a la paella, tomamos un vino con una alta concentración y gran golosidad. En el color encontramos un rojo vivo, con algunos destellos violáceos y con unas lágrimas persistentes gracias a su alta concentración. En aromas destacamos la elegancia que transmite la barrica (vainilla, coco, pimienta blanca y notas de orégano), conforme se abre, hallamos una animada complejidad, apareciendo notas de regaliz, y los toques frutales de las frutas rojas. La sutilidad que comenzamos a saborear en boca pasa a untuosidad, y el toque fresco; los delicados taninos, el paladar se inunda de ellos demostrando la riqueza que atesora la botella en todo momento.

Fue algo más que una comida, fue el placer de la amistad, del cariño representado en una mesa, donde el reloj se esconde y no importa el tiempo. Son esos placeres que debido a la voracidad del momento que vivimos hemos ido perdiendo, por ello cuando nos reencontramos, nos gusta vivirlos y disfrutarlos.

Restaurante Levante. Avda. Virgen del Fundamento, 27. Tel.:  962 780 721. Benisanó (Valencia)

220128-tierra-del-vino-800x200px

0 comentarios en Comiendo con el Sr. Juvé y Rafa Vidal: Restaurante Levante, una paella real

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.