Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Catas maridadas de estrellas bajo el cielo de Bodega Flors

2 julio, 2021

Pedro R. Arias / Vídeo: Vicent Escrivà y Fernando Murad

En un lugar privilegiado de Les Useres y bajo el título “Cata bajo las estrellas” Bodega Flors lleva ofreciendo con rotundo éxito noches de verano únicas durante años. Una experiencia enoturística que ha permitido a cientos de asistentes disfrutar de la simpatía de su gerente, Vicente Flors, y sus espectaculares vinos maridados a la perfección con platos de la terreta de La Cuina de Fernando y una sesión de astronomía impartida por Germán Peris. Todo un pack de sensaciones.

Tras prejubilarse de su oficio de banquero, Vicente Flors decidió formarse en Requena con la intención de aprovechar las viñas viejas que aún perduraban en la bodega familiar. De este modo, su ilusión por el mundo del vino le permitió reanudar la actividad vitivinícola de sus antepasados, alcanzando el equilibrio entre la tierra, el clima, las variedades y la elaboración de vinos singulares. «La antigüedad de mis viñas de alrededor 70-100 años me genera poca producción, pero buenos vinos. No resulta muy rentable, pero al final lo que tienes que poner en valor es el producto», señala Flors.

Dando un paseo por sus viñedos nos confiesa que la idea de sus catas bajo las estrellas nació de pura casualidad. Tras colgar su hija María en redes una celebración con sus amigas en la terraza de la finca, un conocido suyo le comentó que ese sería un lugar idóneo para hacer catas nocturnas. A partir de ahí, el astrónomo Germán Peris realizó un estudio con el que comprobó la ausencia de contaminación lumínica, certificando la factibilidad de la ubicación para contemplar los secretos del universo.

La experiencia inició con una bienvenida por todo lo alto con una copa de vino de Flors de Tarongers. Un blanco marcadamente mediterráneo y estival con el que Vicente explicó a los asistentes la historia de su bodega y las particularidades de sus variedades a través de un recorrido por las instalaciones de la misma, como la sala de barricas y de elaboración de sus vinos.

A continuación, los asistentes cogieron asiento en una de las mesas colocadas en la terraza de la bodega, situada en un enclave idílico rodeada de viñedos y con el pico del Penyagolosa de fondo, para poder degustar los exquisitos platos de uno de los restaurantes más conocidos de la provincia, La Cuina de Fernando. «Nuestra cocina se distingue por ser tradicional, pero al mismo tiempo actualizada, basándose en esos platos típicos de la ciudad de Castelló«, afirma Fernando Molina, chef y propietario de La Cuina de Fernando.

El primer plato consistió en la coca de Fernando, una deconstrucción de la coca típica de Castelló, maridada con el icónico Blanc de Clotàs, un coupage de macabeo y tortosí de sabor a limón confitado con chispas ácidas y final lácteo. El segundo fueron unos espárragos frescos en texturas con almendras de Albocàsser, queso Stilton y un crujiente de jamón ibérico acompañado con el Clotàs E, un monovarietal de embolicaire de entrada en boca muy frutal y fresca.

El menú continuó con un arrocito con pelotas de Trencaladres, una receta de la masía de la abuela de Fernando, acompañado con el Clotàs M, un monastrell criado en 12 meses en barricas de roble francés de intensos aromas de especias y bosque mediterráneo, como pimienta negra y tomillo. Y se puso fin a este paseo de sensaciones con un Ferrero Rocher elaborado con frutos secos del Maestrat y helado de turrón.

Después de terminar la cena los invitados pudieron disfrutar de una interpretación del cielo en este entorno rural lejos de las luces urbanas de la mano del astrónomo Germán Peris, quien mediante un puntero láser vinculó las constelaciones que tienen que mucho que ver con el mundo del vino de una forma ancestral. «Existe una serie de constelaciones que, desde la cultura griega y posteriormente romana, han estado vinculadas a los ciclos que tiene el vino. Por ejemplo, la constelación de Virgo, hija de Arturo, que fue la primera persona que el dios Baco le dio conocimientos para hacer vino en la tierra de los dioses».

Un telescopio junto a un proyector permiten a Peris mostrar cada noche aquello que no son capaces de alcanzar nuestros ojos, siendo la luna en esta ocasión la gran protagonista de esta sesión. Los asistentes pudieron contemplar los cráteres y las montañas lunares. «Vamos dando protagonismo a diferentes sujetos del cielo, en las ediciones previstas para el mes que viene se podrá a comenzar a ver los planetas, como Jupiter o Saturno», explica Peris.

Si estás interesado en vivir esta singular experiencia con los tuyos puedes reservar o solicitar más información contactando con la bodega a través del teléfono 671 618 851 o escribiendo al email bodegaflors.com@gmail.com.

210531-federacion-enoturismo-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en Catas maridadas de estrellas bajo el cielo de Bodega Flors

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.