Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Camporrobles: El tesoro que esconde El Molón

30 septiembre, 2019

Jaime Nicolau / Vicent Escrivà
En nuestro recorrido por las poblaciones que conforman la Denominación de Origen Utiel-Requena, llegamos hoy hasta Camporrobles. Está situado en la frontera natural entre las comunidades valenciana y manchega, al noroeste de la primera, a los pies de El Molón, que marca enormemente la historia de esta localidad. Viajamos con el Subaru Impreza, un compacto con tracción integral que nos permite recorrer con garantías todos los rincones que hoy vamos a visitar. Nos ha cedido la unidad Subaru Valencia, que nos está acompañando en toda esta aventura rural, con sus modelos y la solvencia de su tracción integral.

Nos recibe una población de calles anchas y bien cuidadas. Llegamos hasta el bello edificio que acoge el Ayuntamiento, el Patronato Martínez de la Mata. Allí hemos quedado con Inma Alemany, alcaldesa de la localidad que nos va a acompañar en nuestro recorrido. La historia de Camporrobles está marcada por los asentamientos que desde la Edad de Bronce ha acogido El Molón y sus alrededores, con vestigios importantes que corroboran una actividad agrícola y ganadera, marcada por los cultivos de la vid y el cereal, principalmente. Por eso nuestra primera parada es la Colección Museográfica Raúl Gómez, en la parte superior del edificio en el que se ubica el Ayuntamiento y, especialmente, la Sala El Molón, la Arqueología.

Desde allí paseamos a la antigua Fábrica de Harinas, actualmente en obras para convertirse en otro de los puntos en los que el visitante se pueda detener. Tomamos el camino hacia la estación de ferrocarril, la última en construirse de la línea Madrid-Valencia. Posee una grúa que hoy es motivo de orgullo de camporruteños y camporruteñas.

Allí nos espera Manuel Olmo, gerente de Bodega Sierra Norte, y natural de la localidad. Volvemos a la tradición vinícola de Camporrobles, prueba de ello sus dos cooperativas: San Isidro Labrador y SAT Solidaridad. Bodeguero y alcaldesa nos acompañan hasta el Centro de Interpretación de El Molón, a los pies del poblado íbero. En él se explica a los visitantes todo lo que van a encontrar en los restos del poblado, sus diferentes moradores y la importancia que tuvo en la comarca. La importancia de los vestigios contenidos en la sierra de El Molón fue reconocida por la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana, al darle la categoría de Bien de Interés Cultural en 2013, el nivel máximo de reconocimiento a nivel nacional: todo un orgullo para Camporrobles.

Pasamos al lagar y en él Manuel Olmo, tercera generación de viticultores, hila la importancia de esa tradición milenaria en el cultivo de la vid, hasta llegar a nuestros días. Con él bajamos El Molón hasta la viña de Fuenteseca. Es el paraíso de Sierra Norte. Un viñedo marcado por su altitud que se extiende ajeno al paso del tiempo, a los pies de la cima que esconde la historia de Camporrobles. Allí nacen los vinos de la bodega, especialmente Pasión de Bobal, un vino con el que Sierra Norte ha conseguido “apaciguar” el enorme carácter de la variedad autóctona de la zona.

Así ha sido nuestra visita a Camporrobles, una localidad llena de tesoros por descubrir que atrapará para siempre, como ha hecho con nosotros, a todo aquel que decida visitarla.

190910-subaru
191001-libro-do-utiel-requena-800x200

 

Artículos en imágenes

0 comentarios en Camporrobles: El tesoro que esconde El Molón

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.