Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Un arroz con edamame para sellar la alianza entre Tokio y Valencia

Arroz meloso con langostino en tempura y edamame. Fotografía: Marcos Robles

David Blay Tapia
Mi abuelo nació en Almussafes, pero creció en L’Albufera. Hacía paellas cada domingo con pollo y conejo, bajoqueta, garrofó y esas mandonguilles pequeñitas que se ponen en los pueblos de la comarca de La Ribera. Son pocos, hoy día, los sitios donde yo me siento a gusto comiendo arroz en Valencia. Así que vaya por delante que no soy sospechoso de atacar a nuestro plato autóctono. Y mucho menos de mancillarlo como puede acabar pensando la brigada que socava las opiniones no puristas.

Pero hubo un plato la semana pasada que me pareció brillante. Más si cabe porque estaba enmarcado en dos escenarios donde no tendría que retrotraerme a la infancia: una taberna de brasas japonesa y un menú de mediodía.

Los hay, pocos pero existen, restaurantes con recetas de paella donde vas a comer a un precio cerrado y te sirven un arroz de calidad a un precio razonable. Por poner dos ejemplos en Ruzafa, Sabors y (en menor medida porque lo suyo sin duda son las fideuàs) Rodamon.

Pero uno no visita un yakitori para probar ese tipo de producto, sino maravillas como la carne de Wagyu, las ostras valencianas servidas al estilo japonés, el ceviche NIKKEI o el pollo ecológico hecho extraordinariamente bien a la brasa.

Y sin embargo, en medio de este servicio (aperitivo, dos entrantes, arroz, carne y postre, es decir, seis platos) te aparece uno alargado con arroz frito, cigalas y edamame.

Es en ese momento cuando piensas por qué no. Si el fondo sabe a mar. Si el marisco está en su punto. Si en el arroz no se percibe fritura alguna, sino desgajamiento grano a grano. Y, sobre todo, si el edamame no solo le da sabor sino que te parece una genialidad.

Simplemente porque, si lo piensas, ellos nunca tendrán garrofó. Pero sus vainas de soja sirven de sobra para homenajear a la tierra en la que se han instalado. Y donde, a tenor de su numerosa clientela (anterior y actual) van a continuar muchos años más.

0 comentarios en Un arroz con edamame para sellar la alianza entre Tokio y Valencia

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.