Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Pasa de todo

5b_latrituradora_160108

José Antonio López
Aún estamos estrenando el año y ya hay un grupo de peña dispuestos a amargarnos la vida.

Como siempre.

Y es que hay cosas que no cambian.

Dando las campanadas y las españolas y los españoles haciendo zapping de ese para ver quién lleva el modelito más sugerente y haciendo trabajar al subconsciente con los nuevos propósitos que, un año más, no cumpliremos.

Montón de sicólogos en la tele dándonos consejos que ellos no cumplen.

Que si no nos pongamos metas raras. Que si poco a poco. Que no nos agobiemos… y la peña, a lo de siempre. Dejaremos de fumar. Aprenderemos inglés y compraremos todos los fascículos y colecciones que se anuncian a partir de hoy.

Mentira.

No haremos nada y básicamente, porque no nos da la gana.

Ya está bien que nos dirijan. Y, añado, tampoco nos pondremos a régimen porque lo que hemos comido de extras, tal y como está la economía, no nos ha engordado ni un gramo.

Y siguen los notas diciendo que cada española y español han gastado tropecientos euros en estas fiestas y además, aún queda para las rebajas.

Por favor, que me digan quién se ha gastado mi dinero porque de los tropecientos a un servidor le han tocado trope.

Sin más.

Vamos a lo positivo y a lo realista.

Pongámonos una medalla y levantemos los brazos en señal de triunfo.

Hemos sobrevivido a un cansino y agobiante bombardeo de anuncios de colonias y perfumes que nadie entiende. Chicos guapos, mujeres maravillosas, mucha agua en invierno, lujo por todos los sitios…¡la pera!

Les prometo que los Reyes Magos, los de verdad, me han traído una de esas fragancias que promete lo que más deseo. Pues nada. Me la he puesto, he salido a la calle y… como el que oye llover. He pasado desapercibido en todas partes.

Estoy tranquilo, dentro de unas pocas fechas, vuelve San Valentín y con esta celebración, el bombardeo de los mismos chicos y chicas guapas que prometen paraísos a través de unos olores a veces indescriptibles.

Otro tema.

Siento, realmente, no poder pedir perdón por lo que se avecinaba en la Cabalgata de ¿los Reyes Magos? Menudo cachondeo se ha formado en toda España.

Es mejor no entrar en detalles, pero sería conveniente que, para el próximo año, que aún hay tiempo, nos preocupáramos más por los niños y menos por la Kultura, con K, que muchos no entendemos.

Inculto que es uno y que no entiende lo de la batukada o el que una de sus majestades, con minúscula, les pegue una bronca a los niños.

En fin, ya lo saben. Manden a hacer puñetas las intenciones de bajar de peso, de dejar de fumar, de aprender inglés y otras muchas tonterías que, de tanto repetirlas año tras año, se han hecho tan tradicionales como absurdas.

Elijan ser felices y compartir la felicidad con quien les acompañan.

Eso sí da resultado y, además, es fácil y saludable.

0 comentarios en Pasa de todo

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.